Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Se mantiene lucha por el puerto de Corozal

PANAMÁ. El desarrollo del sector logístico es urgente y más aún por el impacto que tendrá la ampliación del Canal de Panamá; sin embargo...

PANAMÁ. El desarrollo del sector logístico es urgente y más aún por el impacto que tendrá la ampliación del Canal de Panamá; sin embargo, el debate se concentra en torno a si la inversión en nuevos proyectos debe proceder de la propia Autoridad del Canal de Panamá (ACP) o si deben crearse las condiciones para que sea la empresa privada la que haga las inversiones.

Hace más de un año, la ACP anunció que realiza estudios con el fin de desarrollar la terminal portuaria de Corozal en el sector Pacífico, pero Panama Ports se opone.

Recientemente, La Estrella publicó que adicional a esta iniciativa la ACP estudia siete obras más como parques logísticos, terminales de Ro-Ro, de bunkering y gas natural, un ferrocarril acuático y un astillero para buques postpanamax, entre otros.

El anuncio no ha sido bien recibido por todos. De acuerdo con Lucas Versari, CEO de Panama Ports, ellos solicitaron al gobierno los terrenos adyacentes para poder expandirse y les fueron negado. Sin embargo, los terrenos que tienen salida al mar le pertenecen a la ACP.

Para Versari la versión de que ellos están operando a su capacidad es falsa. Y si ellos no pueden crecer es por la negativa del Estado a cederles los terrenos para futuras expansiones.

‘¿La supuesta falta de capacidad del puerto para atender a los clientes fue creada por la ACP al negarnos los terrenos?’, cuestionó Versari.

Agregó que la crisis la está creando la ACP y ‘luego salen a decir que no hay capacidad y tienen que hacer ellos un puerto. Es mucha casualidad que estén contemplando un puerto en el lugar que hace tres años solicitamos al Estado’, precisó Versari. Actualmente, Panama Ports realiza una expansión, pero alega que es poco el terreno que les queda. Aunque aseguran que en este momento pueden atender a sus clientes, están mirando hacia el futuro.

‘La ACP y el Estado deben definir cuál es el rol que van a desempeñar en el futuro, si va a ser más allá de manejar eficientemente el Canal de Panamá o si incursionarán en otros negocios’, advirtió Versari.

Considera que la Autoridad competirá y le quitará negocios a la empresa privada no solo con el caso del puerto, sino también con el ferrocarril acuático, el cual competirá con el terrestre y con quienes transportan carga por vía terrestre.

En el caso del astillero, recordó que acaban de concesionar el Braswel y ahora competirán con este.

Cabe destacar que cuando la ACP mencionó el astillero afirmó que actualmente no existen diques para buques postpanamax y hacia ese mercado se dirigen. ‘Competir con la ACP es técnicamente competir con el Estado, y sería desleal’, añadió el ejecutivo.

Por otra parte, algunos economistas del país como Fernando Aramburú Porras alegan que es una competencia desleal que la ACP sea quien construya estos proyectos y compita con el sector privado, lo que podría ahuyentar nuevas inversiones. Para Aramburú Porras, el Estado debe crear las reglas y las condiciones y no ser un participante más.

La versión de la ACP es que ellos están estudiando proyectos en los cuales tienen alguna ventaja competitiva.

En el caso de la solicitud que hizo Panama Ports sobre los terrenos, el administrador de la ACP, Jorge Quijano, aseguró que es un tema entre el Gobierno y la empresa.

‘Los terrenos que tienen acceso al mar son del Canal y nosotros no los vamos a dar’, dijo Quijano. Insistió que en todos los temas en los que participará la empresa privada también lo hará la ACP. En cuanto a la competencia, aseguró que lo harán en iguales términos y que se asegurarán de que nadie diga que tienen ventaja sobre otros.