Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Economía

Inversión extranjera directa y su vínculo con la competitividad

Panamá es una de las economías de la región que más se ha beneficiado de la inversión extranjera

La Inversión Extranjera Directa (IED), definida como la colocación de capitales a largo plazo en algún país extranjero, continúa siendo un tema de múltiple interés entre los países, debido a su importancia para el crecimiento de las economías y la búsqueda continua de lograr una mayor competitividad.

La IED complementa el ahorro y la inversión nacional, aporta nuevas tecnologías y abre mercados internacionales, además, contribuye a mejorar la competitividad nacional.

Este proceso, que también es conocido con el nombre de internacionalización, está basado en la colocación de capitales a largo plazo en algún país extranjero, para la creación de empresas agrícolas, industriales y de servicios.

Por tales motivos, las naciones buscan fomentar la plataforma adecuada a través de incentivos y beneficios a aquellas empresas que escojan a su país como lugar para establecer sus operaciones.

Por los diversos beneficios que se derivan de la inversión, se considera que la misma es llave del progreso económico por su impacto en la investigación científica, el desarrollo tecnológico, reflejado en instalaciones, maquinaria y equipo; en infraestructura de comunicaciones y transporte; en la invención de mejores bienes y servicios, en la educación y la capacitación, es decir, todo aquello que ayude a producir más y mejor.

PANAMÁ Y LA IED

Panamá es una de las economías de la región que más se ha beneficiado de la inversión extranjera. En el año 2014, este destino logró atraer capital extranjero por un monto de $4 mil 718 millones.

Cuando se observa el dinamismo de la IED en 2014, se muestra la movilidad de la economía nacional y la creación de nuevas empresas internacionales, así como la expansión de las empresas existentes en el mercado local. Todos estos negocios han aprovechado los niveles de competitividad y globalización del país, los cuales se mantienen como uno de los más altos en la región.

IED POR PAÍS DE PROCEDENCIA

El crecimiento económico de Panamá, logrado en los últimos años, refleja el buen desempeño de la economía nacional, apoyado por un ambiente seguro y confiable para los inversionistas.

Panamá consiguió diversificar su economía con sus múltiples motores de crecimiento, los cuales han sido foco de atención para los inversionistas de diversos orígenes.

En los últimos años se ha evidenciado una amplia inversión por parte de inversionistas europeos en el país, principalmente de capital belga y español, así como el dinamismo que continúa mostrando el capital norteamericano y más con el incremento de oportunidades de negocios con el inicio del Tratado de Promoción Comercial (TPC). Mientras que Colombia y Venezuela continúan siendo buenos socios del istmo, por la cantidad de empresas procedentes de esos países y los vínculos comerciales con la Zona Libre de Colón.

Según la Dirección de Sedes de Empresas Multinacionales del Ministerio de Comercio e Industrias, se reporta que existen 110 empresas pertenecientes a este grupo, las cuales han obtenido beneficios fiscales y otras exoneraciones para operar dentro del territorio nacional.

Para el año 2014 ingresaron nueve empresas multinacionales de alto reconocimiento internacional. Esas buscan en el país un ambiente seguro y confiable para expandir sus operaciones.

En este listado se encuentran: Grupo Financiero Ficohsa (Honduras), Cemento Argos (Colombia), Ezcorp Latin America Services S.A. (Estados Unidos), Royal Bam Group (Países Bajos), Cotecna (Suiza) y HS AD INC (Corea del Sur), entre otras.

No cabe duda de que Panamá es un destino atractivo y seguro para el capital nacional y extranjero. El istmo cuenta con elementos que favorecen la atracción de IED, como la conectividad competitiva a nivel mundial —terrestre, aéreo, marítimo— con carreteras, un ferrocarril, modernos aeropuertos, puertos con tecnología de primer mundo y el Canal de Panamá.

Además, cuenta con un sistema monetario ‘dolarizado', lo cual aporta estabilidad a la economía, y un Centro Bancario Internacional con activos que alcanzan los $108.1 billones .

Adicional, se han firmado 14 acuerdos comerciales (TLC), y se están negociando cuatro más con otros países. Actualmente, se encuentran en ‘acercamiento' con Israel y con la Alianza del Pacífico. Aunado al establecimiento de una agencia para la atracción de Inversiones y promoción de Exportaciones (Proinvex), así como el fomento de áreas económicas especiales (Ciudad del Saber, Área Económica Especial Panamá Pacífico, Zonas Francas y Zona Libre de Colón).

Este dinamismo se observa en la evolución de la inversión en los últimos años.

Dentro de las principales actividades económicas se encuentran: el comercio al por mayor y al por menor, el transporte, los almacenamiento y correo, así como la industria manufacturera y los hoteles y restaurantes.

De igual manera, se consideran actividades económicas de atracción del capital extranjero la construcción y el suministro de electricidad, gas y agua.

PRINCIPALES DESAFÍOS

En el sector marítimo existe oportunidades de desarrollar nuevas infraestructuras portuarias, ya sea, en isla Mosquito y en Rodman, lo cual ampliaría la oferta logística del país.

En el sector tecnología, deben reforzarse las políticas para atraer inversión, mejorando las leyes laborales y fiscales para que funjan como incentivos de ese sector; tal como se hizo para la actividad de call centers o de zonas francas.

En el sector agropecuario donde se hace imperante un ambiente propicio que estabilice su actividad, brindando aperturas de nuevos mercados con los tratados de libre comercio; aprovechando la conectividad y logística del país para comerciar los productos alargando su vida y mejorando su calidad.

Además, es importante mejorar factores trasversales que impactan a todos los sectores.

La educación —por ejemplo— debe ser pertinente y actualizada para responder a la necesidad de mano de obra de las empresas trasnacionales.

La infraestructura, ya que el Gobierno debe proveer las facilidades a los inversionistas que permitan una mayor conectividad vial entre centros de distribución o centros comerciales; así como también servicios básicos —servicios públicos eficientes— que el inversionista necesita para complementar sus operaciones.

El fortalecimiento de la institucionalidad, con reglas del juego transparentes, brindando seguridad jurídica, es clave para la atracción de la inversión.

Conocer qué elementos ofrece el país a las inversiones foráneas para atraerlas e identificar las oportunidades para recibir y retener las inversiones; son aspectos que permitirán ser más competitivos y atractivos a las empresas extranjeras. Por consiguiente, contribuyendo al crecimiento y al desarrollo del país.

*El autor es economista coordinador del Centro Nacional de Competitividad.