Temas Especiales

02 de Jul de 2020

Economía

Los ingresos del Canal de Panamá caen 4.3% hasta julio

Hasta julio, los ingresos por peajes ascendieron a $1,101 millones, por debajo de los $1,151 millones alcanzados en el mismo periodo de 2015

Los ingresos por concepto de peajes del Canal de Panamá disminuyeron 4.3% en los primeros siete meses de 2016, según se extrae del último informe de la Contraloría General de la República.

Según el reporte oficial, de enero a julio de 2016 los ingresos por peajes del Canal de Panamá alcanaron un total de $1,101 millones, por debajo de los $1,151 millones del mismo periodo del año pasado. Esto significa que los ingresos de la principal vía interoceánica del país se redujeron $50 millones en los primeros siete meses del año.

Todos los demás indicadores del Canal de Panamá también mostraron resultados a la baja en el periodo acumulado de enero a julio 2016.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General, el tránsito total de buques que atravesó el Canal se redujo 6.4%. En este renglón, el tránsito de buques de alto calado cayó 6.7% y el tránsito de buques de pequeño calado disminuyó 3.9%.

En igual periodo, también se contrajo la cantidad de toneladas netas que atravesó el Canal (-4.8%) y el volumen de carga el tránsito de toneladas netas (-12.1%).

El proyecto de ampliación del Canal de Panamá fue inaugurado el 26 de junio de 2016. Esto quiere decir que, en el primer mes de operaciones del Canal ampliado, no se revirtió la tendencia negativa de los ingresos de la principal vía interoceánica, que mostraba ya desde los meses anteriores.

Recientemente, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dio a conocer que durante el primer mes de operaciones por el Canal ampliado habían transitado un total de 55 embarcaciones neopanamax, que generaron más de $20 millones en peajes, cifra que resultó insuficiente para revertir la tendencia negativa de los ingresos de la principal vía interoceánica en los primeros siete meses de 2016.

Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, en una entrevista previa señaló que ‘estamos mejor de lo esperado y dentro del presupuesto revisado para lo que queda del año fiscal 2016', que termina el próximo 30 de septiembre.

El funcionario resaltó que las nuevas esclusas debían entrar en operaciones comerciales en abril de 2016, pero finalmente lo hicieron el pasado 26 de junio con la inauguración. De ‘lo que perdimos de pasar entre abril y junio eso, si acaso, vamos a recuperar una fracción', agregó Quijano.

El administrador general de la ACP recordó también que dada la sequía que azotó a Panamá en los primeros meses de este año, la ampliación no operó a su máxima capacidad de calado.

El calado actual en la ampliación es de unos 43 pies. En las nuevas esclusas trabajan a diario unas 300 personas, y cada tránsito es atendido con más remolcadores de los necesarios para mantener los estándares de seguridad.

La ampliación del Canal de Panamá tuvo un presupuesto inicial de $5,250 millones. No obstante, el costo final de la obra se conocerá una vez se resuelvan en arbitraje los reclamos ($3,600 millones) de Grupo Unidos por el Canal (GUPC) —liderado por la española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana—, los cuales están relacionados con los costos adicionales incurridos como resultado de alegadas condiciones físicas adversas e imprevisibles en el Sitio del Pacífico en particular, que el estado del basalto no era adecuado para las fundaciones de las estructuras de las nuevas esclusas y que requirieron adecuaciones, situación que en octubre de 2013 la ACP rechazó al determinar que las supuestas condiciones encontradas eran previsibles.