Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Materializan creación de la Superintendencia de Sujetos No Financieros

La entidad se desprende del MEF para robustecer la regulación y supervisión de abogados, contadores, zonas francas, venta de autos, casas de empeño, casinos, entre otros

casino
casinoArchivo/La Estrella de Panamá

Este miércoles se publicó en Gaceta Oficial la Ley 124 del 7 de enero de 2020, que crea la Superintendencia de Sujetos no Financieros. 

Con esta formalidad, el gobierno actual elevó la intendencia de Sujetos No Financieros a Superintendencia. La iniciativa fue presentada en agosto pasado por el recién estrenado ministro del Mef, Héctor Alexander. 

La intendencia se creó a inicios del gobierno anterior de Juan Carlos Varela justo cuando Panamá ingresaba, en junio de 2014,  a la lista gris como país no cooperador en materia fiscal. Panamá regresó a lista negra de Francia según se anunció esta semana.

Desde su creación hace unos cinco años, la intendencia funcionaba bajo el paraguas del MEF ha tenido al menos cinco intendentes. 

La entidad recién creada regulará y supervisará administrativamente a los sujetos obligados no financieros en base a la Ley 23 de 2015, para prevenir que sean utilizados para el blanqueo de capitales, financiamiento al terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva.

Se someterán a esta entidad:

  • Las empresas de las zonas económicas especiales (Zona Libre, Panamá Pacífico, Zona franca de Barú, etc)
  • Casinos
  • Promotoras, agentes inmobiliarios y corredores de bienes raíces.
  • Constructoras y contratistas
  • Empresas de transporte de valores
  • Casas de empeño
  • La Bolsa de Diamantes y todas las empresas que comercializan metales preciosos
  • Lotería Nacional
  • Correos y Telégrafos
  • Empresas que compras y venden autos nuevos o usados
  • Abogados
  • Contadores Públicos Autorizados
  • Notarios Públicos

La nueva Superintendencia de Sujetos No Financieros tendrá una Junta Directiva con cinco miembros, encabezada por el ministro del Mef o a quien éste designe, un representante del Ministerio de Comercio e Industrias, un miembro del Consejo de Coordinación Financiera y dos representantes del sector privado, uno propuesto por el Conep y otro por la Cámara de Comercio.

Además habrá un  superintendente, un subintendente, una dirección de supervisión y otra de regulación. El superintendente solo tendrá voz en la junta directiva. El presidente Cortizo debe nombrar al Superintendente y el subintendente, además de acoger las propuestas del sector privado para  dos de los cinco escaños en la Junta Directiva.