Temas Especiales

11 de Apr de 2021

América

FBI busca a salvadoreño que asesinó a una mujer y a su hijo

La agencia de inteligencia de Estados Unidos ofrece una recompensa de 100 mil dólares por quien de información del prófugo.

FBI busca a salvadoreño que asesinó a una mujer y a su hijo 
Juan Elías García/ Es buscado por el FBI. Cortesía de FBI oficina Juan Elías García/ Es buscado por el FBI.

La Oficina Regional del FBI en Nueva York solicita la ayuda del público para localizar a Juan Elías García. Se busca a García, alias “Cruzito”, por su presunta participación en el asesinato de Vanessa Argueta, de 19 años, y de su hijo de dos años, ocurridos el 5 de febrero de 2010 en Central Islip, Nueva York.

García nació el 12 de enero de 1993 en Santa Rosa de Lima, El Salvador. Mide aproximadamente 5 pies y 4 pulgadas [1,63 m] y pesa alrededor de 125 libras [57 kg]. Su cabello es negro y sus ojos son de color café. Se sabe que habla tanto inglés como español y tiene vínculos con Santa Rosa de Lima, La Unión, El Salvador; Nicaragua; Honduras; Guatemala; y Panamá.

El Sr. George Venizelos, director adjunto del FBI encargado de la Oficina Regional de Nueva York, indicó que “La cruel indiferencia de García hacia la vida humana resultó en el asesinato sin sentido de una joven madre y el de su hijo indefenso de dos años. El incluirlo en la lista del FBI de ‘Los Diez Prófugos Más Buscados’ muestra no sólo la gravedad de sus crímenes, sino también nuestro compromiso de buscar justicia para sus víctimas. Junto con nuestros colegas de las fuerzas del orden público, que incluyen al Equipo Operativo Antipandillas de Long Island, el FBI se mantendrá vigilante hasta que García y todo criminal que se esconda tras empresas violentas paguen por sus culpas”.

La Sra. Loretta E. Lynch, fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, manifestó: “García y sus cómplices ejecutaron a sangre fría a una joven madre y a su niño pequeño antes de huir de Estados Unidos. El comunicado de hoy por el FBI, el cual designa a García como uno de ‘Los Diez Prófugos Más Buscados’ del FBI, reconoce tanto la horrorosa naturaleza de su crimen como también los esfuerzos tenaces del FBI y de la Oficina del Fiscal Federal de los Estados Unidos para localizar a García para que pague por sus culpas”. La Sra. Lynch le agradeció a cada uno de los miembros del Equipo Operativo Antipandillas de Long Island del FBI.

De acuerdo con escritos judiciales previos y con testimonios presentados durante dos juicios recientes contra el crimen organizado por parte de la MS-13, García tenía una relación sentimental con Argueta, una mujer que tenía vínculos tanto con la pandilla Calle 18 como con la pandilla Latin Kings—dos de los rivales principales de la MS-13. Después de un altercado entre Argueta y García, unos pandilleros rivales presuntamente amenazaron a García con realizar actos violentos en su contra. Una vez García explicó que unos pandilleros rivales lo amenazaron—como consecuencia de una información que él creía que fue provista por Argueta—García y otros miembros de la MS-13, a incluir a Adalberto Ariel Guzmán y a René Méndez Mejía, obtuvieron permiso de Heriberto Martínez, su líder de la MS-13, para que tomaran represalias contra Argueta.

El 4 de febrero de 2010 García se puso en contacto con Argueta y la invitó a salir para cenar. Más tarde durante esa noche García recogió en un vehículo a Argueta y a su hijo de dos años, Diego Torres. Entonces, García, Guzmán y Mejía supuestamente condujeron el vehículo a un área boscosa en Central Islip, consiguiendo con artimañas que las víctimas entraran al bosque. Ya en el bosque los miembros de la MS-13 dispararon dos tiros con una pistola de calibre .22, impactando a Argueta dos veces, en la cabeza y en el pecho. Después de escuchar los disparos y de ver a su madre muerta, Torres comenzó a llorar. Los acusados le dispararon a Torres en la cabeza, lo que causó que el niño cayera al suelo sin morir. Torres se levantó y se aferró a la pierna de García, pero entonces Guzmán disparó un segundo tiro que impactó a Torres en la cabeza matándolo. El 5 de febrero de 2010 los cadáveres de Argueta y de su hijo fueron encontrados en un bosque en Central Islip.

A principios de 2010 Mejía, Guzmán y García fueron identificados como los tiradores involucrados en los asesinatos de Argueta y de Torres. Mejía se declaró culpable de la comisión de los asesinatos, mientras que un jurado halló a Guzmán culpable. Ambos se encuentran en espera de condenas por sus crímenes. Martínez, el cuarto acusado imputado en conexión con los asesinatos de Argueta y de Torres y con otra actividad delictiva, ha sido condenado a tres cadenas perpetuas más una condena de 60 años de prisión.

Al 26 de marzo de 2014, García continúa siendo un prófugo. El FBI ofrece una recompensa de hasta $100,000 dólares por cualquier información que conduzca directamente a la aprehensión de Juan Elías García. Cualquier persona que cuente con información sobre García no debe tomar medidas por su cuenta, deberá comunicarse con el 317-5365.  Toda información, incluyendo el nombre, se mantendrá en el anonimato.

García es la persona número 501 que se ha incluido en la lista del FBI de ‘Los Diez Prófugos Más Buscados’, la cual fue creada en marzo del 1950. Se puede encontrar información adicional acerca de García y de la lista del FBI de ‘Los Diez Prófugos Más Buscados’ al visitar la página web www.fbi.gov/wanted.