La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Nueva jornada de violencia deja cinco muertos en Nicaragua

Este domingo, la crisis nicaragüense se cobró cinco fallecidos en ciudades del Pacífico del país, complicando las posibilidades de diálogo y arreciando de acusaciones contra el Gobierno por violaciones a los DDHH

Nicaragua suma hasta la fecha, al menos 300 fallecidos y más de 2,000 heridos.

La violencia volvió a dejar en vilo al diálogo en Nicaragua, luego de que ayer se registran al menos cinco fallecidos por enfrentamiento entre opositores y simpatizantes del Gobierno de Daniel Ortega.

Según reportes de la agencia Efe , citando a la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), las muertes tuvieron lugar en diferentes ciudades del pacífico nicaragüense, donde opositores al gobierno mantienen barricadas y bloqueo de varias calles.

‘Hay dos muertos en Diriá, dos en Masaya y uno en Catarina', señaló a Efe el secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva.

En el municipio de Diriá, departamento de Granada, se registraron dos fallecidos; en el barrio Camilo Ortega; de la ciudad de Masaya, se reportaron otras dos víctimas, mientras que en la localidad de Catarina se reportó una, indicó la ANPDH.

Leiva dijo que además se registran ‘múltiples' heridos, asimismo, denunció que la policía mantiene sitiada Masaya, por lo que no existe un ‘canal humanitario de evacuación' para trasladar a los heridos a Managua, que está a 28 kilómetros de distancia.

CRISIS SIN FIN

La violencia no ha dejado de azotar al país desde el pasado 18 de abril

Con al menos 300 muertos en casi tres meses y más de 2,000 heridos, de acuerdo con cifras de organismos humanitarios locales, Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de los 80.

‘No hay forma de entrar a la ciudad y aquí se trata de salvar vidas, porque estamos bajo fuego', clamó

Un grupo del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se dirige en este momento hacia Masaya ‘para lograr soluciones pacíficas y proteger a la población', informó, por su lado, el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, a través de Twitter .

El Gobierno ha acusado de ejercer terrorismo, crear inseguridad y actuar con violencia a ‘quienes se han propuesto alterar por la vía de hecho' el orden jurídico y constitucional por medio de los bloqueos de vías, donde se ha producido ‘violencia, tortura y secuestro'.

El Ejecutivo indicó en un comunicado el pasado 9 de julio ‘que como Estado y Gobierno legítimamente constituidos y con base en la Constitución Política y las Leyes de la República', tiene ‘el deber de defender la seguridad, la paz, el derecho a la vida y el ejercicio de los derechos fundamentales de todos los nicaragüenses'.

Por su parte varios países de la región, como Chile, Perú, México, Argentina, Brasil entre otros, condenaron la violencia y llamaron al Gobierno a evitarla.

La Unión Europea, entre tanto, calificó ayer de ‘deplorables' los ataques a estudiantes y civiles este fin de semana, pidiendo a Managua ‘garantizar la seguridad de la población'.