Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Mundo

Un gesto de buena voluntad

ZAGREB. El presidente de Serbia, Boris Tadic, llegó ayer a Vukovar en una visita histórica, al convertirse en el primer mandatario serbi...

ZAGREB. El presidente de Serbia, Boris Tadic, llegó ayer a Vukovar en una visita histórica, al convertirse en el primer mandatario serbio que rendirá homenaje a las víctimas de los crímenes cometidos por las fuerzas serbias en 1991.

A su llegada al puerto danubiano en un catamarán desde Serbia, a Tadic le dio la bienvenida el presidente croata, Ivo Josipovic, y varias decenas de ciudadanos de Croacia que lo recibieron con aplausos, informó la emisora nacional Radio Croacia.

‘Estoy aquí para pedir perdón de nuevo, mostrar mis respetos y posibilitar que serbios y croatas, que Serbia y Croacia, puedan escribir una nueva página en su historia’, afirmó Tadic.

AGENDA DE TADIC

Éste tiene previsto que éste coloque ofrendas florales en el centro memorial de Ovcara, donde yacen los restos mortales de más de 200 heridos y prisioneros capturados en el hospital de Vukovar tras la caída de esta ciudad en manos serbias que fueron asesinados. Además, el mandatario serbio visitará también la cercana localidad de Paulin Dvor, en la que en diciembre de 1991 las fuerzas croatas asesinaron a 18 serbios y a un húngaro, y conversará con la primera ministra croata, Jadranka Kosor.

Por tanto, esta visita no sólo tiene un carácter simbólico, sino que también se espera que aporte resultados concretos para la solución de cuestiones pendientes entre los dos países.

CAMINO A LA UE

Serbia presentó su candidatura oficial a la UE en diciembre de 2009. En el mes de marzo de este año, el Parlamento del país aprobó una declaración que condenaba de la forma más enérgica la matanza de bosnios musulmanes en la ciudad de Srebrenica en 1995, cuando las fuerzas serbobosnias acabaron con la vida de unas 8,000 personas.

El pasado mes de octubre, tras varios retrasos desde 2006 por la resistencia de Países Bajos, los Veintisiete acordaron desbloquear las charlas con Serbia y pedirle a la Comisión Europea que publique su análisis sobre la preparación del país para abrir oficialmente el proceso de adhesión en la segunda parte de 2011.

Aún así, entonces, el Consejo de ministros de Exteriores de la UE tendrá que aprobar por unanimidad una declaración de que Serbia ‘coopera plenamente’ con el Tribunal de la ONU para la ex Yugoslavia, es decir que ha conseguido la captura del último gran fugitivo de las guerras balcánicas, a Ratko Mladic, el general acusado de la masacre de Srebrenica.

La cuestión obsesiona a Países Bajos, cuyos cascos azules estaban encargados de proteger Srebrenica en 1995 y huyeron asediados por el ejército que dirigía Mladic. Se estima que cerca de 8,000 hombres y niños musulmanes fueron asesinados. Los holandeses llevan años bloqueando la negociación, pero Belgrado ha ganado amigos por su disponibilidad al diálogo con Kosovo, su ex provincia autoproclamada independiente en 2008.