Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Mundo

La UE espera "una solución rápida" al cierre del Santo Sepulcro en Jerusalén

Por segundo día consecutivo, las puertas del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo, permanecen cerradas

Las principales Iglesias cristianas en la Ciudad Santa cerraron ayer el Santo Sepulcro.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, pidió hoy "una solución rápida" al cierre del Santo Sepulcro de Jerusalén y "respetar y preservar" su carácter de Ciudad Santa "para las tres religiones monoteístas".

"Esperamos que se pueda encontrar una solución rápida", afirmó la política italiana en una comparecencia ante los medios junto al ministro jordano de Exteriores, Ayman Al Safadi, en referencia al cierre indefinido del sepulcro de Jesucristo por orden de las principales Iglesias cristianas, en protesta por la decisión israelí de hacerles pagar el impuesto sobre bienes inmuebles.

En el marco del Consejo de ministros de Exteriores, que se celebra hoy en Bruselas, Mogherini recibe a seis ministros de la Liga Árabe (Egipto, Arabia Saudí, Jordania, Marruecos, Emiratos Árabes y la Autoridad Palestina), así como a su secretario general, Ahmed Aboul Gheit.

El representante de Jordania, que preside esta organización, criticó las medidas tomadas por Israel y subrayó que Jerusalén es una ciudad "sagrada para musulmanes, cristianos y judíos, y debe ser un símbolo para la paz".

"Desafortunadamente, este no es el caso mientras Jerusalén sea un sitio de ocupación y secuestro, de miedo y desesperación", afirmó, y tildó de una medida "sin precedentes" la decisión de las Iglesias cristianas en protesta por "la toma de sus bienes y propiedades".

Al Safadi expresó la esperanza de "encontrar con la comunidad internacional un camino para avanzar hacia una paz duradera", con "la solución de dos Estados como única vía, con un Estado palestino soberano".

Mogherini manifestó su deseo de que la reunión de hoy permita "avanzar en el proceso de paz" y reiteró que la posición de la UE es "clara", basada en la negociación para una solución de dos Estados "como única vía legítima, viable y realista para cumplir con las aspiraciones de ambas partes y lograr una paz duradera".

"Todos los asentimientos son ilegales y un obstáculo par la paz", agregó.

Por segundo día consecutivo, las puertas del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo, permanecen cerradas, mientras representantes de las Iglesias cristianas de Jerusalén debaten desde hace horas una solución.

Las principales Iglesias cristianas en la Ciudad Santa cerraron ayer el Santo Sepulcro, localizado en el territorio ocupado de Jerusalén Este, en una decisión sin precedentes en protesta por las recientes medidas legales y fiscales adoptadas por Israel, que consideran un "ataque contra la presencia cristiana en Tierra Santa".