El ingreso de un paciente a quirófano tiene un costo en los hospitales públicos de Venezuela

Actualizado
  • 18/06/2024 13:52
Creado
  • 18/06/2024 13:52
Una investigación de El Pitazo y CONNECTAS revela que los insumos médicos no son el único requerimiento para garantizar la atención de los pacientes en el sistema de salud pública. Un esquema de cobros indebidos se hace cada vez más común en los servicios quirúrgicos de los hospitales a cambio de evadir las listas de espera

Especial. La madre de Braian Lozano debió grabar un video en redes sociales para denunciar que la cirugía de su hijo fue suspendida tres veces porque cedieron su turno a otros pacientes con necesidad de operaciones que no eran de emergencia, pero que pagaron para recibir el servicio en un hospital de Carabobo.

Carmen fue sacada del Hospital Universitario de Maracaibo por no tener completo los 300 dólares que le pedían para su cirugía de vesícula. Y un entrenador deportivo con aneurisma cerebral esperó tres meses para ser atendido en el Hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas mientras reunía para el alquiler de un craneotomo para ser usado en su intervención.

Estas y otras historias forman parte de Pagar o Morir: El costo por ingresar a un quirófano público en Venezuela, un trabajo de El Pitazo en alianza con la plataforma periodística para las Américas CONNECTAS que identificó cuatro modalidades de cobros indebidos en quirófanos de hospitales públicos.

La primera es el pago directo a médicos, enfermeros, trabajadores o directivos de un hospital por el cupo quirúrgico; la segunda, el pago de consultas a los médicos tratantes, como por ejemplo la valoración anestésica preoperatoria o los controles postoperatorios, a cambio de garantizar un turno en quirófano; la tercera la entrega de comida, combustible, traslados o insumos médicos adicionales para el equipo de guardia en quirófano y la cuarta es el condicionamiento de alquiler de equipos médicos que no funcionan o no existen en el hospital en una casa comercial específica para garantizar intervenciones de especialidades como traumatología, cardiología y neurocirugía. Esta investigación revela cómo el déficit de quirófanos en los hospitales públicos de Venezuela, los bajos salarios del personal de salud, así como la escasez de insumos médicos, derivaron en un esquema de cobros indebidos en las cirugías electivas o no urgentes. Un paciente puede esperar entre uno y 12 meses para una intervención, aunque su vida esté en riesgo.

Según la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), los centros de salud más grandes, clasificados como tipo III y IV, tienen solo cuatro quirófanos operativos, aunque el mínimo aceptable son diez.

El Pitazo contabilizó la cantidad de quirófanos construidos y operativos en 45 hospitales de 20 estados y Distrito Capital. De 346 quirófanos disponibles en estos centros, solo el 46,53 % está en funcionamiento.

En 31 de los 45 hospitales monitoreados, el personal de salud confirmó la existencia de cobros indebidos en los servicios quirúrgicos.

Conozca más de este trabajo multimedia de El Pitazo y CONNECTAS en el siguiente enlace: https://www.connectas.org/especiales/pagar-o-morir-venezuela-costo-por-ingresar-a-un-quirofano-publico/.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus