La UE adoptó definitivamente la reforma de su política migratoria

Actualizado
  • 15/05/2024 00:00
Creado
  • 14/05/2024 20:25

Los países de la Unión Europea aprobaron este martes de forma definitiva la amplia reforma de su política migratoria, que refuerza los controles fronterizos e impone un sistema vinculante de solidaridad entre las naciones del bloque.

Reunidos en Bruselas, los ministros de Asuntos Europeos de los países del bloque adoptaron formalmente un conjunto de leyes que forman el Pacto sobre Migración y Asilo, que entrará en vigor en 2026.

En esa decisión, Hungría y Polonia votaron en contra de todos los textos legales, y por ello fueron adoptados por mayoría cualificada.

A su vez, Austria y Eslovaquia votaron en contra en apenas determinados aspectos de la normativa.

Este último paso en el proceso de aprobación y adopción de la reforma en la política migratoria ocurrió a menos de un mes de las elecciones europeas que se realizarán del 6 al 9 de junio, en que todos los sondeos proyectan un avance de los partidos de la extrema derecha.

El pilar original de esta reforma de la política migratoria había sido lanzado por la Comisión Europea (el brazo ejecutivo de la UE) en 2020, en una tentativa de acercar las posiciones de los diferentes grupos políticos.

La reforma había recibido la luz del verde del Parlamento Europeo el 11 de abril de 2024, después de una penosa negociación que se arrastró por varios años y provocó evidentes divisiones en el bloque.

El modelo aprobado ahora por la UE establece un procedimiento obligatorio para controlar a los migrantes que llegan a las fronteras exteriores del bloque, donde deben ser registrados para determinar el procedimiento aplicable.

Así, los inmigrantes que no sean aceptados serán retenidos en centros especiales de acogida mientras se determina su expediente en forma acelerada, para proceder más rápidamente con la devolución de esas personas a sus países de origen.

Simultáneamente, determina la implementación de un sistema obligatorio de solidaridad, como forma a ayudar a los países que reciben a muchos inmigrantes y demandantes de asilo, como Italia, Grecia o España.

De esa forma, otros Estados deberán recibir en su territorio a solicitantes de asilo o tendrán que proporcionar apoyo financiero a los países bajo mayor presión migratoria.

La norma actual determina que el país de llegada de un migrante es responsable por tramitar la correspondiente demanda de asilo, y será mantenida con reformas, en general relativa a la rapidez de tratamiento de los casos.

Este pacto se aplicará a los 27 miembros del bloque, aunque los detalles prácticos de la compleja implementación aún serán analizados en cada país.

Simultáneamente, la UE mantiene conversaciones altamente controvertidas con países de origen o de tránsito de migrantes (como Egipto, Túnez y Mauritania), para tratar de reducir el número de migrantes que llegan a las fronteras europeas.

El modelo aprobado ahora por la UE establece un procedimiento obligatorio para controlar a los migrantes que llegan a las fronteras exteriores del bloque, donde deben ser registrados para determinar el procedimiento aplicable.
Lo Nuevo
comments powered by Disqus