Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Nacional

¿Huérfanos de líderes verdaderos?

PANAMÁ. Es un fenómeno que debe preocupar a la clase dirigente del país. . El 2008 ha sido el año en que la sociedad panameña dejó sal...

PANAMÁ. Es un fenómeno que debe preocupar a la clase dirigente del país.

El 2008 ha sido el año en que la sociedad panameña dejó salir esa emoción retenida por décadas.

NUEVOS ÍDOLOS

Margarita Henríquez e Irving Saladino han logrado mover los cimientos mismos de la sociedad panameña.

Otrora, líderes como Belisario Porras o Harmodio Arias, Omar Torrijos Herrera o Arnulfo Arias Madrid eran los héroes del pueblo panameño.

Hoy, son dos jóvenes figuras que nada tienen que ver con la política criolla. Ellos han acaparado la atención de nuestra población.

Eso no es más que por la carencia de valores, falta absoluta de liderazgo, de conducción, de méritos, dice el médico patólogo Leopoldo Enrique Santamaría.

La población se agarra de lo primero que siente que llene ese vacío.

Por eso la gente se vuelca a depositar su respaldo..., dice convencido.

El ingeniero José Blandón padre, va por esa misma línea. Incluso, dice en son de broma: “Si yo fuera dirigente de un partido (político) me sentiría muy preocupado”.

Y es que el país está deseoso de noticias buenas y de liderazgo.

Lo que ha ocurrido no es más que una expresión del pueblo viéndose retratado en Saladino, y Margarita, sostiene Blandón, porque para ellos, esos son sus héroes.

Mientras que los responsables de los problemas son los políticos y la clase dirigente que existe en el país.

En general, esto se debe a que hay un problema de autoestima en la nación, reconoce Isabel Carrillo, una maestra que no se perdió ninguno de los dos actos de homenajes que le dio el pueblo panameño a Saladino primero y a Margarita, después.

“Mire, tenemos un grave problema con los estándares culturales, profesionales y científicos del país...”.

“Necesitamos liderazgo... no lo tenemos”.

“Por eso nos refugiamos en Margarita o Saladino”, remarcó con mucha firmeza, una de las seguidora de estos dos héroes nacionales.

En muchas actividades la sociedad panameña ha demostrado su gran corazón. No le importa hacer lo imposible para decir presente.

Prueba de ello fue el merecido respaldo brindado por este pueblo a la ganadora del certamen “American Latin Idol”, Margarita Henríquez.

¿Dónde están ?

El pueblo panameño fue más allá: con Margarita, la gente estuvo hasta dispuesta a poner dinero de su pan, porque definitivamente ¿estamos huérfanos de líderes?