Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Nacional

Científicos dan paso a la “vida artificial”

WASHINGTON. Investigadores que intentan fabricar vida sintética lograron poner a funcionar una bacteria usando un gen lo que supone un g...

WASHINGTON. Investigadores que intentan fabricar vida sintética lograron poner a funcionar una bacteria usando un gen lo que supone un gran paso hacia la creación de “vida artificial”.

Los científicos esperan usar esta versión sintetizada de una bacteria para eventualmente crear microorganismos a la medida. “Esta es la primera célula sintética que se ha creado y la llamamos sintética porque la célula deriva totalmente de un cromosoma sintético, fabricado con cuatro botellas de químicos sobre un sintetizador químico, comenzando con la información en una computadora”, dijo el pionero del experimento, Craig Venter, quien lideró la investigación.

“Esta es la primera especie autorreproducible que hemos tenido en el planeta, cuyo padre es una computadora”, agregó.

Venter ha dicho que le gustaría intentar crear bacterias para producir combustible, para diseñar un alga que pueda aspirar el dióxido de carbono de la atmósfera y para fabricar mejores vacunas.

“Esto se convierte en una herramienta muy poderosa para intentar diseñar lo que queremos que haga la biología”, explicó.

En el Vaticano, la Iglesia Católica se mostró con cautela ante el anuncio hecho por genetistas de EEUU sobre la producción de la célula “artificial”. El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, dijo que “es necesario saber más” del tema para expresarse.

“Es necesario esperar, para saber más del caso”, se limitó a decir Lombardi, a la vez que el presidente emérito de la Academia Pontificia para las Ciencias, el prelado Elio Sgrecia, llamó también a la cautela.

El diario vaticano, LOsservatore Romano , en un artículo del profesor Carlo Bellieni, asegura que se trata de un trabajo de ingeniería genética “de alto nivel, un paso más en la sustitución de parte del ADN”. “Pero en realidad no se ha creado vida”, precisó en neonatólogo, que subrayó que se ha logrado “un resultado interesante, que puede encontrar aplicaciones y que debe estar regulado, como todas las cosas que tocan el corazón de la vida”.

La creación de la célula artificial supone, según el jefe de los obispos italianos, el cardenal Angelo Bagnasco, una nueva “señal” de la gran inteligencia del hombre, pero se requiere responsabilidad.