Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Nacional

En la cuerda floja de la fractura hidráulica

‘Cada día el parque automovilístico aumenta; las necesidades exigen de una producción diaria y el desarrollo industrial se ha hecho en f...

‘Cada día el parque automovilístico aumenta; las necesidades exigen de una producción diaria y el desarrollo industrial se ha hecho en función del combustible fósil; hasta las guerras se ganan con energía. En Sudamérica todo el que tiene está produciendo’, reflexiona Luque. ‘En nuestro caso, hay que plantearse qué es más importante; si la economía, o la ley’.

El académico considera que la economía y el abaratamiento de costos han marcado las pautas para muchas leyes, que han tenido que ceder ante las necesidades económicas, y el ‘fracking’ no estaría exento de esto. Sin embargo, Luque pide prudencia antes de saber qué hay y cómo debe explotarse.

La técnica ‘‘no convencional’’ se emplea cuando el petróleo se ubica en estratos rocosos con baja permeabilidad, por lo que para obtener el oro negro hay que forzar la roca hasta fracturarla a través de la presión hidráulica. El procedimiento consiste en inyectar cantidades de agua a presión con arenas y agentes químicos que quiebran la roca creando pozos verticales y horizontales.

En cualquier caso, la fractura hidráulica tiene ‘impacto visual, topográfico, puede contaminar el ambiente y los acuíferos, así como la atmósfera, a través de expulsiones violentas de gases y afecta al espacio, ya que las perforadoras ocupan hasta seis veces más’, señala el profesor.

Aunque algunos países de la Unión Europea lo han prohibido, Estados Unidos es el principal impulsor. Las proyecciones apuntan a que este país, que hoy día importa cerca del 20% de su demanda total de energía, se convierta en autosuficiente hacia 2030. Inglaterra también planea emplear esta técnica de extracción de gas con 20,000 pozos.