Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Nacional

ACP rechaza presiones de GUPC

La Autoridad del Canal de Panamá ( ACP ) rechazó las presiones del consorcio Grupo Unidos por el Canal al exigir el pago de 1,600 millo...

La Autoridad del Canal de Panamá ( ACP ) rechazó las presiones del consorcio Grupo Unidos por el Canal al exigir el pago de 1,600 millones de dólares en concepto de sobrecostos o de lo contrario suspendería las obras de construcción en la ampliación del Canal.

"No importa qué tipo de presión se haga contra la ACP, nosotros mantenemos nuestra exigencia de que Grupo Unidos por el Canal respete el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron", explicó el Administrador del Canal, Jorge L. Quijano.

La institución explicó que " GUPC) notificó a la ACP su intención de suspender sus labores en la construcción del Tercer Juego de Esclusas el 20 de enero bajo la exigencia de que se les proporcione fondos adicionales a los pactados en el Contrato.

De acuerdo con el Contrato, la intención de suspensión no implica una terminación o abandono del proyecto. (compuesto por la empresas Sacyr Vallehermoso; Impregilo; Jan de Nul y CUSA). La ACP, por su parte, reitera que la única vía para atender reclamaciones están claramente establecidas en el Contrato. Dos de las tres instancias para la resolución de reclamaciones son decididas por terceros. Estas cláusulas contractuales fueron aceptadas por GUPC al momento de la firma del contrato.

El Grupo Unidos por el Canal, encargados de la construcción del tercer juego de esclusas, envío una carta a la directiva de la Autoridad del Canal de Panamá, advirtiendo que de no recibir el pago por los sobrecostos que ascienden a 1, 600 millones de dólares, en un lapso de 21 días, suspenderán los trabajos en la ampliación".

En un comunicado enviado por el consorcio a la Autoridad del Canal de Panamá, reitera que esa institución “está al tanto de los intentos repetidos del contratista de reunirse al mas alto nivel con la intención de discutir de una manera justa y apropiada una solución, bajo la ley panameña, de los grandes problemas financieros que están afectando el proyecto” ya que hasta la fecha, el asunto ha estado siendo manejado por los bufetes de abogados estadounidenses contratados por la Autoridad.

Asimismo, reitera que a pesar de haber llegado a acuerdos entre ambas partes, el Administrador ha decidido no honrar dichos acuerdos".

Acusan al administrador, Jorge Quijano de haber "fallado en el cumplimiento de sus obligaciones recogidas en el contrato como la inexactitud de la información proporcionada al Consorcio para ejecutar el proyecto, reconocida por la propia Administración".