La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

La batalla por el nombre del Puente de las Américas

El afán nacionalista impulsó a un pueblo a imponerse sobre los anhelos colonialistas de bautizar la estructura —que unió a la capital con el resto del país y a Panamá con el resto del continente— como Thatcher Ferry Bridge. Al final la voluntad patriótica y popular se impuso a las aspiraciones del gobernador de la Zona del Canal

La construcción del Puente de las Américas se inició el 12 de octubre de 1959, como parte de viejos acuerdos emanados de los tratados Remón-Eisenhower de 1955. El Gobierno estadounidense había demorado cuarenta años en acceder a la construcción de un puente sobre la entrada del Canal por el Océano Pacífico, y tres más para la ratificación de este tratado en 1961. El 23 de diciembre de 1958 se firmó el contrato con una empresa norteamericana que empezó las obras diez meses más tarde.

LÍNEA CRONOLÓGICA

El Puente de las Américas se eleva a 118 metros sobre el nivel del mar, con una longitud de 1,669.2 metros

23 DE DICIEMBRE

En 1958 se firmó el contrato con una empresa norteamericana que empezó las obras diez meses más tarde.

12 DE OCTUBRE

Día que, en 1959, se inició la construcción del Puente de las Américas, como parte de los acuerdos emanados de los tratados Remón-Eisenhower, de 1955

12 DE OCTUBRE

La inauguración de las obras tuvo lugar en 1962. Su construcción tomó tres años.

El puente sustituiría el paso a través de transbordadores o ferris, que desde 1932 brindaban este servicio a personas y vehículos, y que con el tiempo pondría en desuso el cruce por medio de un puente giratorio en las esclusas de Miraflores. Ambos puntos de intersección estaban ubicados en la Zona del Canal.

El puente uniría además las ciudades terminales de Panamá y Colón con el interior del país; hacia el norte, conectaría con el continente americano. Ambas poblaciones habían quedado aisladas entre el Canal y la selva tropical conocida: el infame ‘Tapón del Darién'.

El 12 de octubre de 1962, en el marco de la conmemoración de más de cuatro siglos de la conquista y colonización de América por España, fue inaugurado el Puente de las Américas, con una elevación de 118 metros sobre el nivel del mar y 1,669.2 metros de longitud.

En los diarios se difundió su bautizo con el nombre ‘Thatcher Ferry Bridge', en honor al primer gobernador civil y único sobreviviente de la Comisión del Canal Ístmico, el estadounidense Maurice H. Thatcher. Era un nombre que no contaba con la aprobación de la población.

CON NOMBRE DE GUERRA

La inauguración oficial estaba prevista para el primero de octubre de 1962. El brazo universitario de la Federación de Estudiantes de Panamá decidió marchar en un acto de protesta y de rechazo al nombre. Las autoridades posponen el evento hasta el 12 de octubre para evitar un choque, pero de todas maneras los estudiantes marcharon.

El 12 se contó con la presencia de Thatcher, quien tuvo el honor de cortar la cinta de inauguración. También estuvieron presentes los enviados de países latinoamericanos que apoyaban la causa del pueblo panameño de bautizarlo con el nombre escogido por ellos. Pese a ello, el Gobierno prosiguió con la propuesta del gobernador de la Zona del Canal.

Hubo una fuerte presencia policial de ambos gobiernos. Esto no impidió que un grupo de estudiantes subieran por las vigas de la estructura para sembrar el pabellón nacional en lo más alto de la estructura.

Al final, el anhelo popular se impuso. Si bien los panameños lo bautizaron como Puente de las Américas, los zonians y panameños alineados con los intereses de Estados Unidos lo siguieron llamando como Thatcher Ferry Bridge hasta 1981, cuando al fin fue aceptada la propuesta estudiantil y popular.

En un texto escrito en esos años por Rómulo Escobar Bethancourt se hace mención del intento de volarlo a punta de dinamita. Por pura casualidad, estuvo a punto de convertirse en realidad. La policía detuvo a destacadas personalidades, una vez se comprobó el plan para volar el puente en caso de que la Asamblea Nacional no aprobara el nombre impuesto por la voluntad popular.

Durante la ceremonia de inauguración, el subsecretario de Estado norteamericano, George W. Bell, predijo, en cierta forma, el nombre con el que sería llamado para la eternidad: ‘Vemos hoy a este puente como un nuevo paso hacia la realización del sueño de una autopista panamericana, la cual es casi una realidad. El gran puente que inauguramos hoy –verdaderamente un puente de las Américas– completa la última etapa de esta autopista desde los Estados Unidos hasta Panamá'.

‘Vemos hoy a este puente como un nuevo paso hacia la realización del sueño de una autopista panamericana... El gran puente que inauguramos hoy –verdaderamente un puente de las Américas– completa la última etapa de esta autopista desde los Estados Unidos hasta Panamá',

GEORGE W. BELL

SUBSECRETARIO DE ESTADO NORTEAMERICANO