La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Nacional

Reforma accionaria y una nacionalización 'express' para aspirar al BCIE

Al esposo de la entonces viceministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, solo le tomó dos meses naturalizarse panameño. Después consiguió un puesto en el Banco Centroamericano de Integración Económica, que solo puede ocupar un nacional

.

Obtener la nacionalidad panameña es un proceso largo, burocrático y costoso que al interesado común le puede tomar un mínimo de dos años. Pero para otros, tal vez con más suerte, el trámite puede ser express. El hondureño Héctor René Chinchilla García es un ejemplo de ello, quien en sesenta días logró nacionalizarse como panameño y luego conseguir un puesto directivo en el Banco Centroamericano de Integración Económica.

El 21 de junio de 1994, Eyda Isabel Varela y Héctor René Chinchilla García contrajeron matrimonio en el Juzgado Sexto Municipal en Santa Ana, Panamá, según consta en el certificado que expide el Tribunal Electoral (TE).

Después de residir por veintiún años en el país, y de estar casado con una panameña durante veinticinco, Chinchilla García renunció irrevocablemente a la nacionalidad hondureña que mantuvo por 51 años, para optar por una naturalización en este país.

El 5 de mayo de 2016 escribió una carta al entonces presidente Juan Carlos Varela Rodríguez en la que plasmó su deseo “libre y espontáneo” de ser panameño.

En una entrevista que concedió a las autoridades dentro del proceso de naturalización, el solicitante dijo que contaba con un permiso de residencia desde el 16 de octubre de 1995. Y que deseaba naturalizarse porque había vivido en este país por muchos años y que estaba casado con una panameña con quien tuvo tres hijos. Así que sería “un grato honor contar con la misma nacionalidad de su familia”.

Dos meses después —11 de julio de 2016— Chinchilla García habría cumplido con todos los trámites de rigor: certificado de buena salud física y mental, carta de trabajo, certificado de paz y salvo de impuestos, récord policivo y examen para optar por la nacionalidad, entre otros, que le permitieron obtener la “carta de naturaleza” panameña. El documento fue firmado por Juan Carlos Varela, en calidad de presidente; y Alexis Bethancourt, como ministro de Seguridad Pública.

En ese entonces, y según consta en documentación a la que tuvo acceso La Estrella de Panamá, Chinchilla García laboraba en la empresa PanAmerica Capital Group, Inc, como vicepresidente de inversiones desde 2002.

La carta de trabajo, con fecha del 9 de mayo de 2016, fue firmada por Lorena Ramírez, gerente administrativa y de operaciones de la empresa. Y, según un talonario de la Caja de Seguro Social, de diciembre de 2015, devengaba un salario mensual de $2 mil.

Su esposa, Eyda Varela de Chinchilla, se desempeñaba como viceministra de Finanzas de Dulcidio De La Guardia, titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), cercano colaborador del presidente Varela.

En medio de la relación ministro y viceministra, De La Guardia designó al esposo de la entonces viceministra, como director por Panamá del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE),

En una misiva fechada el 3 de octubre de 2016, dirigida a Nick Rischbieth, entonces presidente del BCIE, De La Guardia recordó que el reglamento para la admisión de socios regionales no fundadores del banco establece que el país podría contar con un director dentro del directorio, siempre y cuando se cuente con la participación accionaria mínima de $255 millones.

“En atención a ello —se lee en la carta firmada por el entonces ministro— nuestro país como socio regional no fundador del banco incrementó su participación accionaria a $255 millones y ha pagado la primera cuota de capital, por lo que ha cumplido con los requisitos para contar con un director en el directorio del BCIE”.

REQUISITOS PARA ASPIRAR AL BCIE

Panamá debía tener acciones por $255 millones para contar con un directivo en el BCIE

El 17 de mayo de 2016, Panamá incrementó sus acciones en el BCIE. El 3 de octubre de 2016, Dulcidio De La Guardia designó a Chinchilla García como director ante el BCIE

Para el cargo se requería ser panameño.

Suscripción de acciones

El 17 de mayo de 2016, el mismo De La Guardia, en su calidad de ministro de Economía y Finanzas, firmó un convenio de suscripción de acciones serie “B” para aumento de capital entre Panamá y el BCIE.

El país aumentó de 5,760 acciones que representaban $57.6 millones (de los cuales $14.4 millones pagó en efectivo) a 19,740 acciones que representan $197.4 millones. Un alto funcionario del MEF explicó que el aumento del capital ante el banco incrementaba el potencial para financiamientos de proyectos. Y es probable —explicó la fuente— que también le otorgaba mayor poder al representante de Panamá en las reuniones directivas de la institución financiera.

Entre noviembre de 2016 y julio de 2019, Panamá contrató dos préstamos con el BCIE para proyectos de inversión. El Programa de Saneamiento de los distritos de Arraiján y La Chorrera, por $100 millones, y el Campus Gorgas, por $70 millones, según información obtenida del MEF. Sin embargo, en la página del banco aparecen varias aperturas de líneas de crédito aprobadas por $161 millones, entre septiembre de 2017 y enero de 2018, para intermediación financiera y finanzas para el desarrollo.

Fue así como se designó a Chinchilla García como director por Panamá ante el BCIE para completar un periodo de tres años que vencía el 30 de abril de 2017, a partir de diciembre de 2016.

En la misma carta, el entonces ministro del MEF designaba a Chinchilla García para iniciar un segundo periodo de tres años a partir del 1 de mayo de 2017.

Este puesto podría representarle ingresos mensuales que oscilan entre $15 mil a $20 mil, según publicaciones internacionales a las que se remitió este diario para estimar el salario de un director del banco.

Fuentes allegadas al medio costarricense Extra contaron que quien presume de este cargo tiene acceso a un vehículo particular, gasolina y vacaciones hasta de 36 días. Uno de los requisitos indispensables para el cargo es ser panameño. Los directores de los Estados miembros deberán ser nacionales, establece el Instrumento de Adhesión del Gobierno de la República de Panamá al Convenio Constitutivo del BCIE, en su artículo 11.

De La Guardia le comentó a su entonces viceministra, Eyda Varela de Chinchilla, “que no podía elegir a su esposo para ese puesto porque no era panameño a menos que consiguiera una orden del jefe, Juan Carlos Varela. Varela de Chinchilla se acercó al presidente, quien respaldó la petición”, reveló una fuente que pidió reserva de su identidad.

De La Guardia fungía como gobernador de Panamá ante el organismo cuando designó a Chinchilla García en este puesto. La Asamblea de Gobernadores es la máxima autoridad de la organización. Este cargo debe ocuparlo el ministro de Economía o el gerente del banco central.

Chinchilla García se mantuvo en su puesto a pesar de que su esposa ascendió a titular del MEF en julio de 2018. Pero en esta ocasión no se designó a la entonces ministra como Gobernadora del país ante el BCIE, lo que la hubiera convertido en jefa directa de su esposo.

“Chinchilla García aún se mantiene en su puesto, a la espera de un reemplazo”, explicó un alto funcionario del MEF.

Este diario intentó, sin éxito, contactar a la sede del BCIE para obtener su versión.