La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Nacional

Cortizo no descarta solicitar la renuncia de Porcell

El presidente Laurentino Cortizo se pronunció sobre las filtraciones de conversaciones del teléfono del expresidente Juan Carlos Varela con la procuradora, políticos, magistrados y empresarios

Laurentino Cortizo, presidente de Panamá, se refirió a los 'varelaleaks'.Archivo | La Estrella de Panamá

El presidente Laurentino Cortizo se pronunció sobre las filtraciones de comunicaciones del teléfono del exmandatario Juan Carlos Varela. Explicó que un equipo de especialistas analiza la veracidad de los mensajes difundidos a través del portal digital Varelaleaks.com.

Entre las supuestas conversaciones de Varela se observa una serie de chats con la procuradora de la Nación, Kenia Porcell, en un periodo de casi un año. En ellas se percibe que el entonces presidente le pide asesoramiento a la jefa del Ministerio Público en todos los campos, a pesar de que ambos eran representantes máximos de instituciones que deben mantener la independencia de poderes.

Uno de los temas conversados entre Varela y la procuradora está relacionado con los sobornos que pagó la constructora Odebrecht en Panamá. En los chats se aprecia que el mandatario estuvo al tanto de toda la investigación e incluso coordinó estrategias para que su copartidario Jaime Lasso, que recibió donaciones de la constructora para la campaña de Varela, no terminara siendo procesado.

Al ser consultado sobre una eventual renuncia de la fiscal general, el presidente Cortizo dijo primero que ese es un tema personal de ella. Pero, por insistencia de los medios, agregó que la renuncia es un tema que tenía que analizar.

Por su parte, Rigoberto González, procurador General de la Administración, a quien le correspondería investigar a la jefa del Ministerio Público, indicó que habría que determinar si las filtraciones pueden usarse como sustento para iniciar una investigación en contra de la procuradora Porcell, a pesar de que la procedencia tiene un origen ilícito, porque se requiere autorización judicial para tener acceso a la misma. “Hay que analizar y verificar lo que procede”, concluyó González.

“A la procuradora solo se le podría separar si se comprueba que las pruebas son legales y legítimas”, señaló Gilberto Boutin, presidente del Movimiento de Abogados Gremialistas de Panamá.

Los contenidos de las supuestas conversaciones obtenidas de un teléfono del expresidente Varela desnudan el matraqueo que existe en la clase política para proteger aliados y perseguir enemigos, y cómo se manipuló la justicia, según analistas consultados por La Estrella de Panamá.

Los chats con el contralor, con la fiscal general, con los embajadores, ministros, empresarios y diputados revelan supuestos actos de tráfico de influencia y aparente corrupción desde el máximo poder político.

La sociedad panameña todavía no sale del asombro y las reacciones vienen de todos los sectores.

José Alberto Álvarez, cuatro veces presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA), sin haber leído todas las comunicaciones está convencido de que existen situaciones muy serias que pueden originar investigaciones contra exfuncionarios que incumplieron con resoluciones de la máxima magistratura de justicia para atender órdenes superiores que buscaban perjudicar a empresas.

Álvarez se refirió, puntualmente, a la actuación del entonces director de la Autoridad de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP), Roberto Meana, en contra de NG Power. “De comprobarse que están involucrados deben pagar con cárcel...”, expresó.

Las filtraciones del entonces mandatario que revelan la trama que se armó para despojar al empresario Abdul Waked de sus empresas es considerada “una de las más crueles injusticias que se han cometido en el país”, expresó Álvarez.

En una de las conversaciones del entonces presidente sale a relucir que se fue “de frente contra el imperio económico de Waked”.

El abogado reconoció que desconoce la existencia de pruebas que demuestren que el empresario cometió algún tipo de ilícito para que lo despojaran de sus empresas. Sin embargo, el entonces gobierno con sus acciones dejó sin trabajo a cientos de colaboradores del emporio económico y las empresas en manos de terceras personas, agregó el expresidente del CNA.

Ebrahim Asvat, abogado y analista político, señaló que quien asume la presidencia lo hace sobre la base de los favores y las vendetas. “Ha perseguido a personas y protegido a quien ha querido. Ha sido distribuidor de favores con las personas que siente tiene algún tipo de simpatía”, añadió.

Annette Planells, del Movimiento Independiente por Panamá (Movin), que respaldó la candidatura de Varela a la presidencia, dijo que espera que las publicaciones puedan corroborarse para que se determine la veracidad del contenido. Y, si se encuentran “elementos judicializables, se presenten las respectivas denuncias”, señaló.

Planells considera que es difícil evaluar el contenido de los chats sin pensar que se está opinando sobre información privada que, además, pudo ser alterada.

El comentarista y analista político Juan Carlos Tapia no cree que los mensajes hayan sido alterados. “Nadie es tan genio para alterar fechas, horas, protagonistas, hechos y coincidencias como para decir que los 'varelaleaks' son falsos...”.