Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Expresidente de la Asamblea imputado por lavado de activos

El expresidente de la Asamblea Nacional de Diputados acudió a la sede del Sistema Penal Acusatorio a una audiencia de imputación

A Adolfo “Beby” Valderrama, expresidente de la Asamblea Nacional de Diputados (2014-2015), amigo y uno de los más cercanos colaboradores del exmandatario Juan Carlos Varela, fue imputado por el supuesto delito de blanqueo de capitales y por malversación de fondos en perjuicio del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).

Expresidente de la Asamblea imputado por lavado de activos 0
Adolfo “Beby” Valderrama cuando ingresaba al Sistema Penal Acusatorio.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

La juez de garantías, Irene Cedeño, accedió a la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción del Sistema Penal Acusatorio, representada por Elizabeth Carrión, de formularle cargos al exdiputado e imponerle medida cautelar de notificación los días 8 de cada mes para garantizar los resultados del proceso.

Cedeño consideró que es importante iniciar una investigación objetiva y formal que determine el destino de los dineros públicos.

En sus argumentos para evitar la imputación de cargos, el abogado Gustavo Pereira alegó que su cliente gozaba de fuero electoral cuando se armó la carpeta.

Mientras, la fiscalía alegó que hubo una renuncia expresa del acusado al fuero electoral para rendir cuentas, lo que permitía investigarlo. La juez, sin embargo, estableció que la existencia o no del fuero electoral debía ser dirimida en la siguiente fase del proceso, en la intermedia. “Las nulidades absolutas son de otra fase”, explicó.

Pereira dijo que en la segunda etapa solicitará la anulación de los actos de investigación realizados mientras su representado mantenía el fuero electoral.

“Él puede alegar lo que quiera. Ese es su mecanismo de defensa. Nosotros vamos a responder en atención a lo que establece la norma”, advirtió la fiscal Leyda Sáez, que también participó del proceso.

La juzgadora también accedió a imponerle una medida cautelar considerando que el delito de blanqueo de capitales es “grave”, que conlleva una pena de entre 5 y 12 años, y para mantener al imputado cerca del proceso.

La defensa del exdiputado Valderrama no apeló la medida cautelar.

A Valderrama se le vincula con presuntas irregularidades en el manejo de $5 millones gestionados durante su periodo como diputado (2014-2019), que debían usarse para la compra de implementos deportivos.

De acuerdo con la acusación, el exdiputado lavó dinero a través de personas que laboraban en su despacho en la Asamblea Nacional. Los mismos colaboradores también laboraban en una liga privada, que no tenía personería jurídica y cuyo representante era el exdiputado.

La organización recibió fondos de Pandeportes  para implementos deportivos. Pero, según un áudito de la Contraloría General de la República, existe dinero que no ha podido ser justificado. De acuerdo con la información de la fiscalía, cuatro personas asignadas al despacho del exdiputado recibieron cheques de la Fepaba. Sin embargo, los dineros no fueron usados para los fines propuestos. No se contrató, como establecen facturas, un servicio de seguridad. Y hay una persona que supuestamente solicitó fondos, pero que en declaración jurada no reconoce su firma en la carta.

Además, una nota de la Contraloría, del 18 de diciembre de 2017 , dejó claro que no se podían refrendar pagos a la organización porque no tenía personería jurídica.

Valderrama reconoció que sus colaboradores recibieron cheques. “Ellos deducen que esos cheques eran para mi persona, pero no tienen cómo probarlo”, añadió.

En la audiencia, también se mencionó que una sociedad proveedora de la Fepaba operaba en una oficina alquilada para el Partido Panameñista. Valderrama lo negó. “Esta claro que donde tenía mis oficinas privadas, donde se prestó el servicio de logística, no era parte del Partido Panameñista”, explicó.

“No hay delación que diga que Valderrama pidió ningún cheque”, concluyó.