27 de Sep de 2021

Nacional

Coordinadora de Pueblos Indígenas advierte que realidad de la mujer originaria sigue siendo un desafío

La Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip), honró a la mujer indígena en su día internacional

mujer
La mujer originaria panameña tiene una larga historia de lucha y resistencia en defensa de sus derechos humanos y la protección de sus territorios, su cultura y tradiciones.Cedida

La realidad de la mujer originaria sigue siendo un desafío, donde prevalecen notorios casos de discriminación, pobreza extrema, violencia de género, desigualdad social e indiferencia comunitaria y del Estado, a pesar del reconocimiento nacional e internacional de la mujer indígena por la Organización de las Naciones Unidas, consideró la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip).

Tras honrar a la mujer indígena en su día internacional, la Coonapip, a través del presidente de esta organización Marcelo Guerra, destacó que el rol de la mujer indígena en los 7 pueblos y 12 territorios y consejos a nivel nacional ha sido fundamental en la lucha por los derechos humanos y el reconocimiento de su riqueza cultural y ancestral.

"La mujer indígena panameña, con mucho sacrificio y tenacidad, se ha abierto camino logrando posiciones políticas, liderazgos tradicionales, participando activamente en tomas de decisiones, logrando altos niveles de educación y convirtiéndose en excelentes profesionales en diversos campos", señaló Guerra.

La mujer originaria panameña tiene una larga historia de lucha y resistencia en defensa de sus derechos humanos y la protección de sus territorios, su cultura y tradiciones.

Destacó Guerra que la lucha de la mujer indígena y de todas las poblaciones originarias continúa sin tregua contra la marginación, la exclusión, el irrespeto a su cultura, a sus tradiciones, a sus leyes y una ausencia permanente de planes de desarrollo y oportunidades socioeconómicas.

“Seguimos con nuestra lucha milenaria y reconocemos el valor y el indiscutible aporte que de manera incondicional ha dado la mujer indígena en apoyo permanente al bien común y fortalecimiento de nuestros pueblos", concluyó el presidente de la Coonapip.