17 de Sep de 2021

Nacional

Panamá deberá vacunar a menores de 16 años para alcanzar la inmunidad de rebaño

Un reciente estudio de Pfizer recomienda la vacunación de los menores de 12 a 15 años con resultados 'muy positivos' y una eficacia del 100% contra la covid-19, dijo el secretario de la Senacyt Eduardo Ortega

“Vamos a tener que incluir a los menores de 12 a 15 años de edad para llegar a esa inmunidad de rebaño” que necesita el país, afirmó el secretario nacional de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Eduardo Ortega.

En declaraciones a TVN, Ortega destacó que un reciente estudio de Pfizer recomienda la vacunación de los menores de 16 años (12 a 15 años) con resultados “muy positivos y una eficacia del 100%  contra  la covid-19 (SARS-CoV-2)".

Pfizer ha sometido a consideración la aplicación de la vacuna contra la covid-19 en menores de 12 a 15 años.Pixabay

Señaló que no solo eso, sino que “cuando se midieron los títulos de anticuerpos en estos niños, eran casi el doble de altos que los que tiene una persona de 16 a 25 años, lo cual nos dice que probablemente estos anticuerpos van a durar elevados mucho más tiempo que en los adultos jóvenes”.

Ortega sostuvo que además “la vacuna es segura ; y que de hecho  Pfizer ya sometió a la Agencia Federal de Medicamentos de Estados Unidos de Norteamérica y a la Agencia Europea de Medicamentos, la autorización para vacunar a niños de 12 a 15 años de edad.

Especificó que en Panamá ese grupo de edad (12 a 15 años) es de aproximadamente 300 mil niños y niñas; y si se observa la velocidad con que se está vacunando a la población, que es de aproximadamente 77% a 85% de los panameños, se va necesitar vacunar a estos grupos menores para llegar a la inmunidad de rebaño.

Según Ortega, en Panamá, el 27% de la población está por debajo de 15 años, por lo que para vacunar al 70% de la población tendríamos que vacunar a todos los mayores de 16 años de edad y eso no está ocurriendo. “O aumentamos el número de personas mayores de 16 años o vamos a tener que vacunar a los chicos”, insistió.

Destacó que afortunadamente los datos están allí (en los estudios), y en algún momento se va a tener que incluir a los menores dentro del grupo de las inmunizaciones contra el virus de la covid-19, que hasta la fecha ha cobrado la vida y contagiado a millones de personas en el mundo.

Manifestó que por el momento el proceso de vacunación se va a continuar por fases y etapas; pero entre julio, agosto y septiembre cuando lleguen al país los otros 5 millones de dosis de vacuna, probablemente van a tener que incluir muchos más circuitos al mismo tiempo o provincias enteras e ir agregando a otros grupos etarios.

“Vamos a agregar chicos. Afortunadamente, Pfizer, Moderna y AstraZeneca ya están realizando estudios en niños menores de 12 años, entre 5 y 12 años de edad. Se están probando diferentes concentraciones, lo cual es muy importante porque es probable que necesitemos utilizar concentraciones diferentes de la vacuna y esos datos esperamos que estén para finales de este año y así progresivamente podamos incluir, dependiendo de los resultados, chicos menores de 12 años también”, adelantó.

De acuerdo con Ortega, en el estudio de la vacuna de Pfizer, para los menores de 12 a 15 años de edad, se estudiaron dos dosis y el intervalo fue el mismo, tres semanas entre la primera y la segunda dosis.

Asimismo explicó que para la vacuna se utilizó la misma concentración de antígenos, 30 microgramos, que se usó en la de personas mayores de 16 años de edad. Sin embargo, en los menores de 12 años se van a probar diferentes concentraciones, por ejemplo, un tercio de la concentración que se probó con los más grandes (10 microgramos).

Igualmente se van a probar 20 microgramos y 30 microgramos. Aunque es posible que se requieran menos dosis, lo cual es bueno porque con ello se van a poder producir muchas más vacunas. Por ejemplo, si necesitas 10 microgramos, significa que vas a poder producir hasta tres dosis en lugar de una sola dosis.

Añadió que el uso de menos antígeno probablemente generará menos síntomas en los menores de edad; es decir, menos dolor, menos hinchazón, menos dolor de cabeza, menos fiebre y menos malestar general en los niños y niñas que realmente tienen sistemas muy inmunes muy activos.

“Los niños y niñas por eso es que tienen más títulos de anticuerpos, esa es una excelente noticia, significa que esos niños producen el doble de defensa por lo menos de anticuerpos, y es posible que con menos dosis, estos niños y niñas tengan una mejor respuesta inmune y vas a poder producir más dosis y eso ayuda al mundo en general”, expresó Ortega.

Datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre la situación de la covid-19 (SARS-CoV-2) en Panamá precisan que desde el inicio de la pandemia se conoce que los niños, niñas y adolescentes presentan menor riesgo de enfermar y morir por el virus que otros grupos poblacionales.

Según la OPS, se ha reportado que la presentación clínica entre quienes han sido afectados por el mortal virus, ha variado entre no presentar síntoma alguno hasta necesitar hospitalización, cuidados intensivos y con menor frecuencia, la muerte.

Respecto a la frecuencia con que nos vamos a tener que vacunar, Ortega dijo que eso no se sabe todavía totalmente y depende de varios factores. Lo primero es la vacuna, que tan inmunogénica sea. “Eso significa, que tan fuerte es la respuesta inmune tanto de anticuerpos como de la célula”.

En segundo lugar depende de que haya o no variantes que logren de alguna manera escapar el efecto de la vacuna. “Hoy en día, no existe ninguna variante que escape totalmente de la vacuna y eso es importante, ni siquiera la variante india, de la cual se habla mucho en los medios el día de hoy, logra escapar de la vacuna”.

Y el tercer componente somos nosotros, que acudamos a vacunarnos; en la medida en que nos vacunemos, evitamos que la variante entre a nuestro cuerpo. “Los virus no pueden multiplicarse si no entran a nuestras células y aumentan el número y se transmiten a otras personas”.

Ortega insistió en que “nosotros estamos vacunando a una velocidad que yo creo que necesitamos incrementar, necesitamos atraer más panameños a la vacunación, 77% u 85% no es adecuado. Estamos dejando de vacunar al 15% de la población porque no está acudiendo a vacunarse, y ese grupo de personas son capaces de hospedar dentro de ellos un virus y pueden producir una variante que nos pueden causar problemas en el país. Tienes que vacunarte para poder protegerte y tienes que vacunarte para proteger a los demás”.

Manifestó que tenemos una vacuna con la que ya se ha vacunado a mil millones de personas en el mundo y que se ha demostrado que es “segura", por lo que a estas alturas no debemos tener temor en la seguridad de la vacuna”.

Por último, aseguró que la vacuna funciona para todas las variantes y que en el caso de la variante surafricana, que es con la que se confronta más dificultades, se requiere un poco más de anticuerpos, pero la vacuna las neutraliza.

Para Ortega, las personas no vacunadas son un peligro para que surjan variantes en nuestro país por que es cuando el virus se multiplica y es ahí donde pueden salir nuevas variantes. “El vacunado no es un problema es el no vacunado y tenemos que vacunarnos para evitar que las variantes incrementen su número”.

Sin embargo, “en Panamá afortunadamente estamos en una situación bastante buena en relación al resto del continente, pero sino nos vacunamos, si no incrementamos la velocidad de vacunación y la tasa de vacunación podemos también tener variantes incrementándose y vamos a tener problemas en el país”, pero “eso depende del panameño y panameña.

En cuanto a la tercera dosis de Pfizer dijo que es muy temprano para hablar de ello, porque esta es una vacuna que produce anticuerpos muy altos.