La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

El Papa en Panamá

El mensaje de la familia Bucktron hizo un llamado a la unión y fortaleza

Erika y Rogelio engedraron a  una niña llamada Inés que nació con Sindrome de Down y cuentan su historia frente al papa Francisco en la vigilia en el Campo San Juan Pablo II  en Metro Park

El pontífice argentino en su mensaje dio las gracias a Erika y Rogelio por el testimonio que regalaron a todos los presentes .

Erika de Bucktron frente a más 40 mil asistentes presentó a su familia y dijo: este mi esposo, Rogelio; nuestro hijo mayor, del mismo nombre; nuestra primera hija Allyson, seguida de las más traviesas del hogar, María e Inés, quién es la más pequeña, con tan solo 2 años y 8 meses. Nos sentimos bendecidos por Dios a través de nuestra familia y de nuestros 22 años de matrimonio.

"Tuve cinco embarazos de los cuales uno resultó ser anembriónico. A mis 42 años no lo esperaba, pero Dios tenía otros planes para mi familia. Fue un embarazo de alto riesgo. A las 17 semanas el médico confirmó el Síndrome de Down", explicó.

Erika miró a su familia y continuó  su relato "En mi segundo trimestre de embarazo tuve una caída. Quizás estas caídas eran un adelanto de lo que tendría que vivir en adelante para apoyar a nuestra hija en su desarrollo, para ser una persona independiente e incluida en nuestra sociedad".

Comentó que durante todo su embarazo su familia se abandonano en las manos de Dios "pedimos que se cumpliera su voluntad en el fondo teníamos la esperanza que nuestra hija naciera sana, pero acogimos con amor la voluntad del Señor".

La madre de Inés hizo una reflexión "los padres por diversas circunstancias, nos cuesta aceptar la llegada de un bebé con alguna enfermedad o discapacidad. Cuando nació nuestra hija decidimos amarla con todo nuestro corazón, sin hacer ninguna diferencia con nuestros otros hijos, los cuales también la acogieron con mucho amor".

En nombre de toda la familia Erika dio las gracias a Dios por el nacimiento de Inés, nombre que elegieron en honor a Santa Inés que fue  mártir y es patrona de las jóvenes.

El papa Francisco en su mensaje dio las gracias a Erika y Rogelio por el testimonio que regalaron a todos los presentes.

"Compartieron sus temores, las dificultades, todo el riesgo vivido con el nacimiento de Inés. En un momento dijeron "a los padres por diversas circustancias nos cuesta aceptar la llegada de algún bebe con una enfermedad o discapacidad", eso es cierto y comprensible pero lo sorpendible fue cuando agregaron al nacer nuestra hija decimos amarla con todo nuestro corazón", manifestó el papa.

El santo padre expresó " que ante todas las dificultades tomaron una decisión y dijeron como María hagase y decidieron amarla frente a la vida de vuestra hija frágil, indefensa y necesitada la respuesta ante ustedes fue  si y ahí tenemos a Inés".

El pontífice agregó que Rogelio y Erika se animaron a creer que el mundo no es solo para los fuertes y le reiteró las gracias.