La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Política

Ley antitabaco genera choque entre oficialistas y opositores

El ministro Miguel Mayo afirmó que analizarán todos los cambios que sufrió la ley y, de acuerdo con ese estudio, darán su recomendación al presidente de la República, Juan Carlos Varela, sobre una posible solicitud de veto o aprobación de esta norma

El diputado Adames cuestionó que diputados oficialistas no acudan a la Comisión de Salud.

La aprobación ayer en tercer debate del proyecto de ley 136, que establece disposiciones relacionadas con el contenido y divulgación de información sobre los productos derivados del tabaco, generó diferencias entre diputados del oficialista Partido Panameñista y del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).

El proyecto original, presentado por los diputados Crispiano Adames, Javier Ortega y José Luis Castillo e impulsado por la Coalición Panameña Contra el Tabaquismo y el Ministerio de Salud (Minsa), recibió al menos 36 modificaciones y se incluyeron dos artículos nuevos durante su discusión el pasado martes, lo que motivó a que ayer, luego de ser aprobado en tercer debate, los oficialistas Luis Eduardo Quirós, Luis Barría, José Antonio Domínguez y Juan Carlos Arango comunicaran su voto en contra de esta iniciativa. La diputada independiente Ana Matilde Gómez también expresó su rechazo a este proyecto.

Luego de que los oficialistas hicieran pública su posición, el diputado Leandro Ávila, quien presidía el debate, ripostó diciendo que ‘pareciera que el candidato presidencial del Gobierno (José Blandón) les tiró la línea', y cuestionó que estando la bancada oficialista conformada por 17 diputados, solo acudan cinco diputados a legislar.

‘UN RETROCESO'

Pero, ¿qué fue lo que objetaron los diputados del oficialismo?

El diputado Luis Eduardo Quirós manifestó que votaron en contra porque las modificaciones aprobadas, desde la perspectiva del Ministerio de Salud, desorientan el proyecto de lo que inicialmente se había planteado como política de salud nacional.

Expresó que con las modificaciones se levantan algunas prohibiciones establecidas con anterioridad para restringir el consumo del tabaco.

En tal sentido, Mélida Gligo, presidenta de la Coalición Panameña Contra el Tabaquismo, quien estuvo como invitada en el debate, manifestó que con las modificaciones hay un retroceso en comparación con la Ley 13 de 24 de enero de 2008, que adoptó medidas para el control del tabaco y sus efectos nocivos en la salud.

Esta ley fue impulsada en su momento por los entonces diputados Alciabiades Vásquez y José Blandón; actual alcalde capitalino y candidato presidencial por el partido Panameñista

Gligo detalló que una de las modificaciones aprobadas permitiría que los productos del tabaco sean exhibidos en vidrieras en los duty free de los aeropuertos, zonas francas o regímenes especiales .

‘En vez de avanzar en lo que nosotros queríamos como lo era establecer el empaquetado genérico, la restricción en el tema de los saborizantes, y la adecuación del cigarrillo con filtros biodegradables o no contaminantes, hemos retrocedido', indicó Gligo.

Al respecto, el ministro de Salud, Miguel Mayo, aunque manifestó que aún no se ha hecho un análisis exhaustivo de las modificaciones aprobadas por lo rápido que se aprobaron, ‘el Ministerio de Salud realmente no está de acuerdo con los ajustes que ha sufrido la ley'.

‘Vamos a hacer un análisis de todos los cambios que sufrió la ley y, de acuerdo con ese estudio, presentaremos nuestra recomendación al presidente de la República', destacó .

Manifestó que uno de los cambios objetados es el que permitirá la publicidad de los productos del tabaco en los duty free de los aeropuertos. ‘En Panamá la publicidad de los productos del tabaco está prohibida por ley', recordó Mayo.

OTROS CAMBIOS

Con los ajustes aprobados se elimina de la propuesta inicial la prohibición del aditivo del mentol, azucarados y edulcorantes; se elimina la facultad del Minsa de inspeccionar las fábricas y laboratorios del exterior y se elimina el pago de los laboratorios por parte de las tabacaleras; entre otros ajustes.

De igual manera, se limita al Minsa a que solo puede efectuar análisis químico en caso de ‘denuncias debidamente fundadas', cuando la propuesta original establecía que se realizara en los casos que se requerían y se podría incluso reglamentar.

También se eliminó la facultad del Minsa de reglamentar las disposiciones dictaminadas por la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, sus protocolos o directrices referentes a los contenidos y divulgación de información.

También se delegan funciones inherentes al Minsa hacia los jueces de paz.

CRÍTICA AL OFICIALISMO

En tal sentido, el presidente de la Comisión de Salud, el diputado Crispiano Adames, arremetió contra los diputados panameñistas, excepto contra el diputado José Antonio Domínguez, de quien aseguró asiste a esta comisión, a pesar de no ser miembro de esta.

‘Si no saben lo que se discute es porque no han ido una sola vez a la comisión. José Luis Castillo, Jorge Iván Arrocha y Juan Moya nunca han ido a la comisión. Creo que Arrocha fue una vez, Castillo ha ido tres veces y Moya nunca. ¿Cómo pueden informar a su bancada de lo que nosotros discutimos de manera amplia con los compañeros del Cambio Democrático, del PRD?', dijo.

Dirigiéndose al ministro Mayo, quien estaba en el hemiciclo legislativo, Adames sostuvo que la Comisión de Salud ya entró a analizar ajustes a las normas que tienen que ver con la compra de medicamentos.

‘Pueblo panameño, si fuera por la bancada del gobierno, este tema de los medicamentos jamás hubiese sido discutido, así que no vengan a darse golpes de pecho a decir que son los santurrones, cuando no van a trabajar a las comisiones. Quienes están trabajando en las comisiones son los compañeros del CD y del PRD', remarcó.

SALUD ADVIERTE DEL CONSUMO DE RAPÉ

EFECTOS DAÑINOS. El Ministerio de Salud advirtió a la población que el consumo del rapé (tabaco en polvo que se aspira por la nariz) en eventos de ‘purificación' o ‘sanación' podría afectar la salud física y mental de los participantes.

Mediante un comunicado, el Minsa señaló que el rapé es una preparación a base de tabaco cuyo consumo tiene efectos dañinos para el sistema respiratorio y cardiovascular, que incluyen infartos y enfermedades como el cáncer en diferentes órganos.

El Minsa apuntó que ‘los organizadores de estos eventos que involucran el consumo de rapé y quienes lo difundan por medio de redes sociales, están contraviniendo disposiciones legales y son sujetos a sanciones por ello'.

Según la entidad, las redes sociales son las vías de comunicación que se utilizan para promocionar estos encuentros de ‘purificación'.

En el aviso se destacó que según la Organización Mundial de la Salud, la medicina alternativa ‘en algunos países hacen referencia a un conjunto amplio de prácticas de atención de salud que no forman parte de la propia tradición del país y no están integradas en el sistema sanitario oficial'.