Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Sin ética ni moral

No cabe duda de que para los empresarios y políticos la ética y la moral no existen; su filosofía es la obtención de máxima ganancia, no...

No cabe duda de que para los empresarios y políticos la ética y la moral no existen; su filosofía es la obtención de máxima ganancia, no importa si ello significa la muerte de sus trabajadores, el empobrecimiento de la población, el desabastecimiento de insumos y deterioro de la infraestructura de salud y educación, la desatención de las necesidades materiales de vida de la mayoría de los panameños.

Esta semana fuimos testigos, una vez más, del incumplimiento de las normas de seguridad en el trabajo por parte de los empresarios, costando la vida o dejando lesiones permanentes a varios obreros. Los casos más lamentables son el de la industria de la construcción que ha dejado este año 7 muertos y recientemente el del Supermercado Xtra, que dejó dos muertos. Ello nuevamente revela que las autoridades del Ministerio de Trabajo son cómplices de estas violaciones, al no cumplir con la fiscalización y sanción oportuna a las empresas, tal como establece la Ley. Por otro lado, mientras el pueblo panameño sigue protestando ante la falta de respuestas a sus demandas sociales, los políticos y empresarios siguen asaltando el Erario Público.

En las últimas semanas han sido escandalosas las manifestaciones de corrupción de políticos y empresarios; arrojando su accionar más costos para el pueblo trabajador. Los casos más sonados giran en torno a la evasión de impuestos por parte de varios empresarios y políticos, cuyas declaraciones de ingresos no se corresponden con las actividades económicas que representan o con los sueldos que se pueden percibir como funcionarios públicos.

Otros de los casos, son las 24 esculturas, que fueron hurtadas del parque Omar, el cual está bajo la administración del Despacho de la Primera Dama y custodiado por el SPI, pero... nadie da respuesta. Además, el gobierno ha concedido a varios empresarios beneficios fuera de la Ley, permitiéndoles adquirir tierras a precios irrisorios, proyectos en áreas y con tecnologías que degradan el ambiente.

El uso de los recursos del Estado para favorecer campañas electoreras, también estuvo a flor de piel, uno de los casos es la compra de 2,930 láminas de zinc galvanizado, de las cuales una ínfima parte fue repartida en las proximidades de las elecciones del PRD. Qué decir del hecho de que los candidatos no revelan las fuentes del financiamiento de sus campañas. Como si fuera poco, se le otorga al nuevo presidente de la Asamblea de Diputados un automóvil cuyo precio supera los 95 mil balboas.

En medio de la corrupción, la impunidad y el nepotismo que caracteriza a políticos y empresarios, los sectores aglutinados en la Coordinadora Nacional por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo seguimos luchando en las calles. El jueves pasado acudimos a la Asamblea de Diputados a presentar una iniciativa legislativa del pueblo, que comprende tres proyectos de ley —Aumento general de salario y rebaja-congelamiento-control de precios de la canasta básica; pago de las partidas del XXIII mes que se le adeudan a los funcionarios públicos; rechazo a la privatización de los servicios de salud, educación, agua potable y contra los proyectos depredadores del ambiente—.

La ética y moral son del pueblo panameño; así lo está demostrando con esta lucha que es digna y justa.