Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Alfredo A. Arango R.

Columnistas

Mis discursos favoritos de la VII Cumbre

Quiero felicitar a los organizadores de nuestro país, por la impecable presentaciones de los sitios

Los atributos de un buen discurso, a mi parecer que he escrito muchos, son: a) Inspiradores, b) Que ofrezcan datos históricos y cifras que eduquen y apoyen su idea, c) Coherentes con el nivel educativo y expectativas del auditorio y d) Que reflejen su propia experiencia. Como la inmensa mayoría de panameños, seguimos la maratónica transmisión de actos, tanto protocolares y formales, como turísticos, improvisados, informales y accidentados de la VII Cumbre de las Américas; que cubrieron hábilmente los medios de comunicación; sin olvidar las redes sociales, que no siguen línea editorial alguna, más que la curiosidad, libertad absoluta de expresión y objetivos personalistas.

Cuatro fueron los discursos que más me conmovieron: 1.- El del presidente Obama a la clausura del Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales, donde revaloró contundentemente el papel de estos. Empezando por las manifestaciones en la ciudad de Selma, EE. UU., a favor de la integración racial, en donde fueron apaleados y humillados ciudadanos (protagonistas de la sociedad civil) afrodescendientes y que culminó con un cambio en las reglas oficiales de discriminación. Además de Martin Luther King, nos recordó también el caso de Nelson Mandela en Sur África y cerró con el broche de oro: ‘Por ese movimiento civil, es posible que yo hoy, esté aquí, un negro como presidente de los Estados Unidos'. ¡Vaya testimonial! Me hizo recordar nuestra ‘Cruzada Civilista', que acabó con la tiranía de Noriega y los movimientos civiles que evitaron la depredacción de nuestra naturaleza, impidieron otro período de Martinelli y han impulsado el ajuste de cuentas.

2.- El del representante del papa Francisco, que con la habitual capacidad de síntesis y absoluta lucidez de Su Santidad, habló de los valores de la sociedad que se están perdiendo en perspectivas equivocadas; de los males que están aquejando a nuestros y otros países, especialmente en los más jóvenes que migran desesperados, pues no tienen ni la protección ni la educación ni las oportunidades para hacerse hombres y mujeres dignos; que son desaparecidos o esclavizados. Del flagelo de la corrupción como un pecado social y de la mejor distribución de la riqueza. ¡Tiro al blanco!

3.- El de nuestro presidente Varela, en la Inauguración; donde más que hacer un discurso de barricada, con la mayor sinceridad que se pudo percibir, citó en tono de amable conversación datos históricos del papel geopolítico de Panamá, en el desarrollo socioeconómico y de interconexión en las Américas. También su honesto llamado al diálogo y la transparencia en los Gobiernos; respetando la diversidad y el sentido de misión de los que elegimos gobernar, haciéndola extensiva a las empresas que se contratan, sin olvidar a los más pobres, a la madre naturaleza y a la importancia de dotar a las comunidades de las necesidades básicas, para evitar vivir en dos realidades tan contrastantes.

4.- El del señor Stanley Motta, en el Foro Empresarial, donde habló, más que como un millonario exitoso; como un padre a sus hijos emprendedores; estimulando la iniciativa, el estudio, la pasión por la tecnología y la colaboración con las instituciones gubernamentales. Donde explicó que el origen de su fortuna ha sido la dedicación a su trabajo y en la importancia vital de la Responsabilidad Social de las Empresas; que empieza por salarios justos y condiciones de trabajo adecuados a la dignidad del ser humano.

Y en este mismo contexto el ofrecimiento de Mark Zuckerberg, creador de Facebook, al presidente Varela de una plataforma gratuita para Panamá, de manera que el Internet llegue por teléfonos inteligentes, a poblaciones en áreas remotas, que puedan tener educación, información y servicios públicos en línea.

5.-El del presidente Raúl Castro, el segundo día; de 8 minutos (multiplicado por 6 cumbres que no invitaron a Cuba); donde, en forma cronológica, puntualizó la historia de las intervenciones de diferentes Gobiernos de EE.UU. desde la época de Martí en el siglo XIX; tanto en Cuba como otros países; recordando desde la franja de tierra que le quitaron a México (Texas), hasta el asesinato del presidente Kennedy, poco después que intentara un acercamiento a Cuba. De las revoluciones contra las dictaduras respaldadas por EE.UU. para asegurar su poder en pequeños países. En realidad, un discurso muy educativo, fiel reflejo de lo que han hecho países poderosos (Inglaterra, España, Francia, Italia, Persia, Egipto) con países menos desarrollados de otras latitudes, para asegurar el liderazgo de su imperio.

Finalmente, quiero felicitar a los organizadores de nuestro país, por la impecable presentaciones de los sitios, por la originalidad de incluir niños extraordinarios como presentadores y animadores, en trajes típicos, en la banda del colegio chitreano y en un video precioso muy emotivo. Gracias a todos, por demostrar que en Panamá somos inteligentes, eficaces, diversos, sensibles, talentosos, respetuosos, artistas, poetas y políticos a la altura de las circunstancias de un epicentro mundial multicultural.

PSICÓLOGO, DOCENTE Y ESCRITOR.