Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Miguel Brostella T.

Columnistas

Otro reto inmenso para nuestro pequeño y querido país

A través de varios siglos, en lo que es hoy la República de Panamá, nos hemos tenido que enfrentar a retos inmensos. En el transcurso de mis 84 años he vivido varios de estos retos, como, por ejemplo: el golpe militar, la invasión y actualmente, el ataque del coronavirus.

A través de varios siglos, en lo que es hoy la República de Panamá, nos hemos tenido que enfrentar a retos inmensos. En el transcurso de mis 84 años he vivido varios de estos retos, como, por ejemplo: el golpe militar, la invasión y actualmente, el ataque del coronavirus.

Ahora estamos viviendo un ataque viral nunca visto en nuestra historia y hemos tenido que aprender a trabajar unidos todos, para poder defendernos, aprendiendo a actuar más en conjunto, como, por ejemplo: guardar distancia entre nosotros cuando tenemos que hacer fila para entrar a un supermercado, quedarnos dentro de nuestras viviendas buscando cosas que hacer para no aburrirnos, ponernos las mascarillas para evitar que el virus entre a nuestro cuerpo.

Hemos tenido que practicar la disciplina de salir de nuestras viviendas en ciertos días indicados por el Ministerio de Salud.

Hemos tenido que abandonar un porcentaje altísimo de nuestros trabajos y muchos vivir de la ayuda del Gobierno; tanto financieramente o con bolsas de comida.

Hemos recibido como nunca antes en nuestra historia ayuda hospitalaria.

Observamos cómo la mayoría de las empresas se ha tenido que reducir a su mínima expresión para no desaparecer del todo, cómo muy pocas empresas se han mantenido intactas y cómo las escuelas han tenido que cerrar sus puertas para que nuestros alumnos puedan sobrevivir el ataque del virus.

Hay escuelas que están dando clases virtuales para evitar que los estudiantes se atrasen mucho.

Me he enterado, en las noticias, de que nuestro actual presidente le ha solicitado al presidente de Estados Unidos apoyo con ventiladores, que son vitales para que más personas puedan sobrevivir.

Nuestro Gobierno y las instituciones de salud, enfrentaron el ataque viral sin tener casi ninguna experiencia sobre ese tema.

Tanto el Gobierno como los ciudadanos fuimos comprendiendo lo que había que hacer para sobrevivir.

Considero que lo hemos hecho bastante bien, a pesar de varios errores cometidos de parte y parte y por consiguiente, hay que agradecerle al Gobierno, a las instituciones de salud y a nosotros, la ciudadanía, el inmenso esfuerzo que se ha hecho.

Aprendamos esta gran lección histórica que hemos vivido todos juntos y que nos ha permitido saber por experiencia, que trabajando unidos lograremos alcanzar las metas trazadas.

QUE VIVA PANAMÁ.

Empresario