Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El faraón niño en Panamá

Los medios reportaron la apertura de la exhibición del Faraón Tutankamón en el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz (MARTA).

Los medios reportaron la apertura de la exhibición del Faraón Tutankamón en el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz (MARTA).

‘La exposición incluye entre otras maravillas, tres documentales cortos del proceso de momificación, momias, varios sarcófagos de Tutankamón y los de Tutmosis III con medidas de 3,000 pies cuadrados y con los objetos propios, así como otros pertenecientes a las tumbas reales de los faraones Ramsés II y la última reina faraón de Egipto, Cleopatra’.

La ingenuidad del pueblo panameño se pone a prueba de fuego después de haber visto pasar dinosaurios de plástico por el museo, falsificaciones de Da Vinci, disfraces de carnaval, para ahora envolvernos como un gran tamal de hojas de plátanos una exposición sobre tesoros faraónicos del antiguo Egipto.

Lamento dar al incauto panameño la mala noticia de que los tesoros de Tut están en exhibición el Pacific Science Center (PSC) de la ciudad de Seatle, en la ciudad de Washington, desde abril de este año hasta enero del 2014. En este espacio de calidad mundial se exhibe la más grande imagen desenterrada del faraón (10 pies de cuarcita), dorados vasos canópicos que contienen el estómago momificado del Rey, la cama que más utilizó, sandalias doradas y la cubierta de un dedo de oro. Todos los artefactos de la exhibición son auténticos y originales, desenterrados de la tumba real y otros procedentes de los templos del antiguo Egipto. Ni la momia ni la máscara funeraria del Faraón son parte de la exhibición, objetos sagrados y de carácter funerario que jamás han abandonado el sitio del Valle de los Reyes en Egipto. Lo demás es puro cuento.

El esfuerzo es una iniciativa conjunta del PSC con la National Geographic, el Arts and Exhibitions International and AEG Exhibitions y el Ministerio Egipcio de Antigüedades. La exhibición fue curada por el asesor y académico de la Universidad de Pensilvania, Dr. Eckley B. Coxe, Jr.

La exhibición de Tut ‘a la panameña’ se presenta por iniciativa del INAC, el Despacho de la Primera Dama y otros actores. La ‘muestra’ incluye ‘piezas que pertenecieron a Ramsés II, Cleopatra, Nefertiti, Nefertari y muchos de los más importantes reyes y reinas de Egipto’, explicó Tarek Ragab, el egiptólogo y creador de la muestra, ‘conformada por más de 400 réplicas’. La nota no deja claro que lo que verás en el MARTA es original o réplica. La verdad es que no voy a arriesgarme a comprobar lo obvio. El MARTA sigue su rumbo al despeñadero como espacio de oferta cultural.

¿Por qué traer un fake dorado con sabor a Egipto y no presentar, por ejemplo, los tesoros de los antiguos caciques desenterrados el año pasado en El Caño?

¿Dónde están los tesoros desenterrados de los caciques del Gran Coclé?

¿Por qué invertir en videos y réplicas de otras culturas milenarias cuando tenemos una riqueza panameña aún sin revelar, compartir, valorar y conservar? ¿Por qué no preparar una muestra itinerante, con los mismos recursos visuales, de un contenido panameño y para los panameños antes de engañar bajo una tormenta de palabras y arena un paquete acartonado de reyes del antiguo Egipto?

¡Vamos bien! Volvemos a corroborar que la política cultural panameña, los museos y los contenidos que ofrecen se encuentran en un total abandono y a merced de cualquier iniciativa revelándose vacía, hueca y sin ningún horizonte que permita al panameñito vida mía entender y valorar la universalidad del arte precolombino en un espacio como el Museo Reina Torres de Araúz.

ARQUITECTO