Así de cerca viven los panameños un simulacro

Actualizado
  • 23/10/2015 02:00
Creado
  • 23/10/2015 02:00
No se trata de hacer un ‘show', dice Juan de Arco, subdirector de Seguridad del Cuerpo de Bomberos. ‘Buscamos corregir las fallas en los protocolos de seguridad

Cuatro bomberos cargaban a Irasema de Gracia escaleras abajo, mientras ella rogaba que no la dejaran caer.

Antes de bajarla por las escaleras, los agentes la habían examinado, mientras permanecía tendida sobre un pedazo de cartón entre las mesas de la cafetería del almacen El Machetazo de Santa Ana.

El simulacro de una explosión de gas en este comercio fue coordinado desde julio, indicó Juan de Arco, subdirector nacional de Seguridad del Cuerpo de Bomberos. , expicando la naturalidad con que los trabajadores del almacén reaccionaron al sonido de la alarma.

El ejercicio se realizó el martes, cuando el negocio recibía los primeros compradores.

‘Estimados colaboradores, tenemos una explosión y le pedimos que desalojen el local. Mantengan la calma', dijo la misma voz cantarina que anuncia los avisos del almacén.

Los empleados caminaron en fila hacia la entrada del local, donde los guardias de seguridad advirtieron a los que que querían ingresar al comercio que había una emergencia. Ningún trabajador puso cara de susto. La señora vendedora de billetes de lotería, la primera en apostarse en la acera del almacén, ya no estaba.

En la cafetería, los agentes hacían preguntas a Irasema, una empleada de múltiples tareas en el restaurante. La otra persona herida por la explosión, Doris Batista, fue socorrida por sus compañeros antes de que llegaran los bomberos.

En el primer piso hicieron un alto, mientras un agente buscaba una madera más fuerte. Irasema estaba acostada cerca de un ‘santa claus' de cartón que decía ‘Ya estoy en camino. Espérame'.

Antes de que llegaran los agentes del cuartel de Plaza Amador, el más cercano al lugar del simulacro, un camión de la basura subió por la peatonal con carga mal oliente.

Antes de colocar a Irasema en la camilla y trasladarla en una ambulancia de Balboa, los agentes (tres hombres y una mujer) hicieron el último descanso en el pasillo de los licores. Al salir a la acera, Irasema fue recibida por casi un centenar de curiosos.

Entre el personal de los bomberos que atienden la emergencia estab Juan de Arco, subdirector nacional de Seguridad de la entidad.

De Arco relata que un simulacro como este empieza mucho antes del sonido de la alarma. Comienza meses antes, con charlas a los equipos internos de los locales comerciales que solicitan esta actividad al Cuerpo de Bomberos de Panamá.

El uniformado detalla que las empresas interesadas en estos ejercicios los llaman para coordinar las sesiones de coordinación. ‘Revisamos los procedimientos de seguridad y fijamos la fecha de la simulación. Vamos a comercios, edificios, escuelas, hospitales, donde nos llamen', agrega.

El bombero explicó que en la medida que los empleados conocen los planes de seguridad de las empresas, menor es el impacto al momento de ocurrir emergencias.

‘Concluido este ejercicio, hacemos una evaluación para que el equipo de la empresa haga los ajustes al plan de emergencia. Esto se tiene que hacer hasta que se haga bien, de lo contrario solo estaríamos haciendo un show', concluye de Arco.

LA EXPERIENCIA

Concluido el ejercicio, Irasema regresa a sus labores, aún bañada en salsa de tomate y observada por el centenar de curiosos que hasta le toman fotos con los celulares.

‘Aunque esto no era real, tenemos que tomarlo en serio porque es la única forma de salir sano y salvo al ocurrir una verdadera tragedia'.

Doris, untada de menticol por todo el cuerpo, recomienda a los panameños tomar en serio estos simulacros porque ‘nunca sabemos cuándo podemos necesitar estos conocimientos'.

El equipo de los bomberos regresa a las estaciones y los mirones retoman su camino. ‘El panameño muere por curioso', dice uno de los guardias de seguridad que custodia la entrada del almacén.

==========

‘Para ser el primer ejercicio en este almacén, los resultados fueron satisfactorios',

JUAN DE ARCO

SUBDIRECTOR NACIONAL DE SEGURIDAD

Lo Nuevo
comments powered by Disqus