Traspasa fronteras oposición a Ley 30

Actualizado
  • 30/07/2010 02:00
Creado
  • 30/07/2010 02:00
PANAMÁ. La Ley 30 ya no es solo de tratamiento y conocimiento doméstico.. Ahora, todo indica que en Latinoamérica y los Estados Unidos ...

PANAMÁ. La Ley 30 ya no es solo de tratamiento y conocimiento doméstico.

Ahora, todo indica que en Latinoamérica y los Estados Unidos ya se conoce, y existen dudas respecto a sus bondades.

Para la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), principal central obrera de Estados Unidos y Canadá, los hechos ocurridos en Bocas del Toro, ante el rechazo a la conocida como ‘Ley Chorizo’ revisten capital importancia.

REUNIÓN SINDICAL

Representantes sindicales panameños se reunieron con varios de los principales miembros de la AFL-CIO para explicar la situación tras la aprobación del controversial documento.

Luis Carlos Fruto, del sindicato Sitrasermap-Conato, fue uno de los participantes en este encuentro.

‘Lo que nos sorprendió fue que cuando iniciábamos las explicaciones, ellos tenían conocimiento de la Ley 30 y de todo lo sucedido en Panamá’, expresó el dirigente.

PREOCUPACIÓN

La modificación de varios artículos del Código de Trabajo, a través de la Ley 30 de 2010, es lo que más llamó la atención de los sindicalistas norteamericanos, expresó el dirigente Fruto.

En el caso del trabajo marítimo, explicó, ‘se ha cercenado el derecho a huelga, porque se le permite al empleador reemplazar al trabajador bajo contrato en alta mar; con esto, sencillamente quedamos bajo un régimen impositivo e inquisidor’.

Y en ese aspecto, destaca: ‘¿cómo es posible que una huelga legal suspenda los efectos de los contratos de los trabajadores que la declaren?’.

La delegación panameña, compuesta además de Fruto, por los dirigentes sindicales Vladimir Small y Edgard Díaz, entregó documentos y filmaciones relacionadas con lo sucedido entre el 5 y el 13 de julio en Changuinola a Jeff Vogt, consejero de AFL-CIO para Latinoamérica y enlace con el Congreso Estadounidense.

A través de Vogt, los sindicalistas panameños fueron recibidos por representantes del Departamento del Trabajo del Congreso, entre ellos varios abogados interesados en tener información sobre la situación laboral en Panamá, como resultado de la puesta en vigencia de la Ley 30.

‘Lo que pedimos es que se lleve a discusión los otros temas de esta ley, el laboral, el ambiental, el que tiene que ver con el uso de la fuerza policial; pero ya el Presidente dijo que la ley se queda como está’, dijo Fruto.

En septiembre, cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) realice su encuentro trimestral, la delegación panameña llevará una moción para que el caso de la Ley 30 sea abordado en el plenario.

Habrá, además, una reunión sindical en México, donde la Ley 30 forma parte de la agenda como uno de los asuntos puntuales.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus