Dos décadas del “sheriff” que cambió el cine animado

Actualizado
  • 22/11/2015 01:00
Creado
  • 22/11/2015 01:00
Disney atravesaba unos momentos difíciles económica y creativamente. Un animador de apellido Lasseter, traería la idea del millón

El vaquero favorito de varias generaciones, fue en algún momento objeto de rechazo, burlas, y hasta condenado al fracaso desde una mesa de ejecutivos de Disney.

Cuando John Lasseter fue por segunda vez con sus dibujos de un vaquero a la oficina de sus jefes, la desaprobación era contundente: ‘Woody es un imbécil'. Así se escribía el prefacio de una de las películas que marcaría un punto de quiebre en la historia del entretenimiento. Hoy, se cumplen 20 años desde que se proyectó por primera vez en las pantallas de los cines Toy Story , una película animada que se metería al bolsillo a grandes y pequeños.

DE VILLANO A HÉROE

La inspiración de Lasseter venía de otro proyecto. Había propuesto a la compañía adaptar el cuento ‘La tostadora valiente' de Thomas M Disch, animada en su totalidad por computadora. Pero el oleaje de crisis creativa y económica que atravesaba Disney en aquel tiempo (inicios de los ochenta) hizo que los directivos tradujeran aquella idea disparatada en el motivo de despido del animador.

No obstante, la esencia de la historia —en la que un grupo de instrumentos de cocina emprende un viaje para encontrar a su creador— se quedaría en la mente de Lasseter. El animador se iría a trabajar a Lucas Films, crearía el primer personaje de la historia del cine animado (un caballero medieval para la película El secreto de la pirámide ) y crearía la compañía Pixar junto a, nada menos que, Steve Jobs.

Todo estaba decidido. La primera película de Pixar sería Toy Story. El concepto inicial: un puñado de juguetes desean ser jugados por su dueño (Andy), lo cual influía en sus motivaciones, acciones y temores. ¿La figura de Woody? El villano.

Pero Jobs y Lasseter necesitaban a un aliado grande en producción, por lo que aceptaron la oferta de alianza de Disney, con Jeffrey Katzenberg entonces a la cabeza. Este último, propuso hacer una ‘película de colegas', desdibujando el antagonismo en Woody pero dejándolo como líder.

GANARSE A LA AUDIENCIA

Así se iría elaborando la fórmula de Toy Story : la amenaza que representa lo nuevo (Buzzlightyear) ante lo viejo (Woody). Una relación que incluso se aplicaba al Hollywood de esos años: Disney, la compañía de entretenimiento clásica, veía a Pixar —los jóvenes que empezaban a animar con ordenadores— como su posible sustituto.

Luego de varios cambios, el argumento quedaría fijo. Woody, el juguete favorito y líder del cuarto de Andy, se siente desplazado cuando llega la figura de acción de un astronauta al hogar, Buzzlightyear. Guiado por los celos, Woody intenta deshacerse de Buzz, pero esto solo provoca la pérdida de respeto por parte de sus ‘colegas' juguetes.

Con la narrativa única que posee Pixar, la película logra hilar una historia que empatiza de inmediato con el público. Juan Sanguino, en el diario El País , describe algunas de las fórmulas fácilmente identificables de la película: ‘mundos opuestos obligados a coexistir', ‘el muchacho nuevo de la oficina es un loco', y el ‘resulta que la vida no es lo que me habían contado'. Y los sucesos se van ramificando envueltos en comedia, drama y aventura.

Uno de los guionistas de Toy Story , Joss Whedon, describe a los juguetes que protagonizan este éxito como un grupo de colegas que no reconoce sus deseos, que Woody es cínico y egoísta, y no se conoce a sí mismo.

Pero ese hecho de poder ver a juguetes tan cotidianos que pudieron haber pertenecido a nuestra infancia viviendo aventuras, es quizás uno de los elementos que contribuyó al clic que hoy sigue haciendo la película con la audiencia. Una hazaña que le valió un Oscar especial a John Lasseter y una nominación a Mejor Guión —la primera de la historia para una película animada— para Toy Story .

==========

Rescatando a Disney de las sombras

‘Toy Story' es la primera películá generada desde un ordenador en su totalidad. En ello recae la importancia de esta cinta que cumple hoy 20 años. Pero la historia va un poco más allá de marcar un hito en las innovaciones visuales dentro del séptimo arte. Cuando ‘Toy Story' aún estaba gestándose, Disney empezaba a quemar su fórmula tradicional: aquella que se nutría de los musicales clásicos de Broadway. No es casualidad que ‘Pocahontas' no haya obtenido el éxito esperado cuando corría el año 1995. Pixar, la compañía que fundó Joh Lasseter —junto a Steve Jobs— cuando fue despedido, proponía algo que Disney no se había planteado antes: conquistar al público adolescente. Hubo escepticismo por parte de Jeffrey Katzenberg, entonces director de Disney, por lo que destinó únicamente 110 animadores para el proyecto, a diferencia de ‘El Rey León', que tuvo 800. Luego de esta asociación entre ambas compañías, en la que Steve Jobs solo cedió los derechos de los personajes (que hoy han tomado todas las formas posibles de merchandising ), la película se estrenó y se convirtió en la película animada más taquillera hasta ese momento.

==========

Dan vida al vaquero más querido del cine

Las facciones del vaquero fueron inspiradas en las de Tone Thyne, un animador de Disney para la época en la que John Lasseter empezaba a crear al protagonista de la franquicia ‘Toy Story'. Tom Hanks, por suparte, es quien presta la voz para darle identidad a Woody en la versión en inglés; mientras que, en las versiones para América Latina lo han hecho Carlos Segundo (Toy Story 1 y 2) y Arturo Mercado Jr. (Toy Story 3). Es sabido además que Woody está inspirado en el juguete preferido de Lasseter durante su infancia. El director y animador Bud Luckey se encargó de adaptar el personaje que le enseñó el productor ejecutivo para que se viera como un verdadero vaquero.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus