27 de Oct de 2021

Café Estrella

Titán de la pintura Ismael Mundaray

PANAMÁ. Nuestro país recibirá por segunda vez a Ismael Mundaray, reconocido artista plástico, que expondrá sus obras del 11 de mayo al 7...

PANAMÁ. Nuestro país recibirá por segunda vez a Ismael Mundaray, reconocido artista plástico, que expondrá sus obras del 11 de mayo al 7 de junio, en Galerías Allegro.

DEL ORÍNOCO A PARÍS

Ismael Mundaray nace en el Estado Monagas, Venezuela (1952) y vive y trabaja en París. Una infancia inmersa en la cultura y los paisajes del Delta del Orinoco, así como viajes continuos entre la urbe y el campo, dejarán una huella profunda. Traslados de residencia marcarán su vida y su obra.

‘La pintura me sirve para volver a mis memorias, a mi historia personal; es una forma de volver sobre mí mismo. Los pasajes de mi infancia me traen al presente; es la selva donde la vida en comunidad se concentra en la casa de todos…’, comenta Mundaray. ‘Los colores de la tierra, los colores de la selva, quedaron grabados en mi memoria para convertirse en sabia nutriente de mi obra plástica’, reafirma el artista.

En palabras de Bélgica Rodríguez, una de las críticas de arte más importantes de Venezuela y Latinoamérica, ‘si algún artista venezolano es un titán de la pintura, éste es Ismael Mundaray’.

Ha realizado muestras individuales en Venezuela, Francia, Italia, Corea del Sur, Martinica, Panamá, así como innumerables colectivas en Europa, Estados Unidos, Asia, el Caribe, Centro y Sur América. También ha participado en las más importantes ferias de Arte Contemporáneo, así como en Bienales, salones y concursos, donde se ha hecho merecedor a importantes galardones.

Su obra forma parte de colecciones privadas y públicas como la Colección Cisneros (Venezuela), el Centro Wilfredo Lam (Cuba), Museo de Arte Moderno (Bogotá, Colombia), Cité Internationale dés Arts (París, Francia), Colección Seguros Sudamérica S. A. (Caracas, Venezuela), Colección ON. Luca Danese (Roma, Italia) y Museum of Contemporary Hispanic Art en New York.

La obra de Mundaray está atravesada por objetos familiares, íntimos, personales como recipientes, sillones, trajes o zapatos aparecen como vínculos metafóricos entre lo real y lo irreal, entre la presencia y la ausencia: la memoria y el olvido. Cada lienzo de Mundaray, etéreo, lírico, con sus capas, chorreados y una pincelada de trazos tan sutiles como un sueño, evoca esos paisajes que existen en algún lugar de la memoria.

‘El día y la noche’ recoge obras de sus últimas series: 22 lienzos de mediano y gran formato, así como obras en pequeño formato: 10 dibujos sobre papel y 7 obras en encáustica sobre madera. Con esta muestra en Panamá, Ismael Mundaray continúa su travesía del ‘Orinoco al Sena’, dejando huellas de existencia y un recuerdo indeleble en la memoria.