Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Café Estrella

Música, Alma y sexo

PANAMÁ. La expectativa era enorme. Pues ni la lluvia fue impedimento para que el público no se apersonara al Figali Convention Center. A...

PANAMÁ. La expectativa era enorme. Pues ni la lluvia fue impedimento para que el público no se apersonara al Figali Convention Center. Al ingresar al recinto todos esperaban a que un artista panameño abriera el show, pero no fue así. Un DJ panameño fue el encargado de distraer la velada mientras llegaba la hora para la presentación de Ricky Martin. Este era apenas el abrebocas del tan esperado concierto la noche del lunes.

Mientras el público seguía llegando sólo se podía visualizar un enorme manto blanco que cobijaba al escenario que estaba montado al fondo. A las 9:20 de la noche se apagaron las luces y los gritos del público no se hicieron esperar. Tal como se había anunciado, Ricky Martin fue muy puntual. Aparecieron una imágenes del artista encadenado junto al manto dando así inicio a su presentación.

A las 9:30 de la noche apareció vestido de negro en medio de una espectacular escenografía de dos pisos junto a sus bailarines y su grupo musical y la canción ‘Será Será’ de su World Tour: Música, Alma y sexo. Seguidamente cantó dos canciones más y se dirigió al público con estas palabras: ‘Muy buenas Noches Panamá ¡Cómo están! vamos a empezar la semana cantando, sí o no, yo estoy listo. Hace mucho que no venía, desde 2007’. Y agregó ‘Hoy voy a dejar mi piel y mi cariño en esta tierra’.

ORGULLOSO DE LO QUE ES

Más tarde prosiguió con la canción ‘Vuelve’. Y mientras cambiaba de atuendo se observaba un vídeo que trataba sombre su homosexualidad dando como mensaje que en este mundo no debe existir la discriminación. Al culminar el vídeo dejó estas palabras ‘Soy gay, sé tú mismo’. De repente Ricky salió con la canción ‘Living la vida loca’, vestido de saco y smoking blanco y pantalón negro, junto a sus ocho bailarines.

Entre otras canciones con que

deleitó el puertorriqueño estuvieron: ‘Así es María’, ‘Fuego contra fuego’, ‘Te extraño’, entre otras más para completar 20 canciones interpretadas por el artista.

Ya bien sudado y cansado Ricky dijo las siguientes palabras para despedirse: ‘Muchas gracias por ese cariño, por sus miradas, sonrisas, que siempre me llevo de Panamá. Que Dios los bendiga, gracias’. Pero el público aún quería más y pedía otra, otra. Todo quedó oscuro, el público comenzó a salir , pero Ricky salió de nuevo y cantó una última canción y dejó como mensaje: ‘Yo no soy mejor que tú, pero, tú tampoco eres mejor que yo, que conste, muchas gracias’. Fue un concierto que deslumbró y tuvo una gran acogida.

Este encuentro musical que congregó a unos 8.000 asistentes, culminó a las 11:00 de la noche.