Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Café Estrella

Tu media naranja sexual

PANAMÁ. A menudo, miles de personas en el mundo tiene una relación sexual por primera vez sin siquiera conocerse o al poco tiempo de hab...

PANAMÁ. A menudo, miles de personas en el mundo tiene una relación sexual por primera vez sin siquiera conocerse o al poco tiempo de haberse conocido. Esa primera intimidad podría determinar que haya una segunda vez, incluso establecer una relación sentimental, dependiendo de qué tan compatible sientan que hayan sido para dar un paso más allá.

TIPS

A continuación presentamos algunos factores que te podrían ayudar a saber si vale la pena darle más de una segunda oportunidad en la cama a esa persona:

-Si te atrae y excita su olor natural; sin necesidad de un perfume.

-Cuando su cuerpo con o sin ropa te excita extremadamente.

-Si sus besos y sabor activan tus sentidos.

-En caso de que sus gestos te remitan a ideas sexuales.

Mas no solo es cuestión de olores y caricias. El psicólogo Fernando Gómez explica que para que una cita se vuelva a repetir es escencial que las personas hayan pasado bien en ese primer encuentro, que se hayan divertido y sentido que hubo una conexión entre ambos, pues nadie vuelve a una segunda cita si no la pasó bien la primera vez. ‘Generalmente las personas creen que el look o la forma en la que su contraparte se ve es importante, pero no es así, ya que por más guapo que sea uno de los dos o ambos, si alguno es patán o descortés ese segundo encuentro jámas se dará, incluso si se sabe que uno de los dos solo demuestra intereses físicos o sexuales y no de tener una relación estable . Si no hay intereses en común, cierta afinidad o química, posiblemente, la persona no acepte la segunda cita’.

Por otra parte el Dr. Ezequiel López Peralta, en un artículo en la revista Discovery mujer, considera que ‘la compatibilidad sexual se refleja en la atracción erótica mutua, así como en la coincidencia de las referencias sexuales de ambos, es decir aquellas conductas, juegos o situaciones que los encienden y excitan’. Agrega que ‘muchas veces sentimos esa compatibilidad desde lo químico… mirar, oler, sentir, en definitiva percibir a esa persona nos activa el deseo sexual casi automáticamente. Las parejas compatibles sexualmente suelen tener un entendimiento muy espontáneo a nivel de comunicación no verbal’, explica.

ANTES DEL MATRIMONIO

Para el psicólogo, pese a que hay parejas que prefieren llegar sin tener relaciones sexuales hasta el matrimonio, hay otras que consideran que este paso es escencial para saber qué tedrán una vez dado el sí frente al altar y así evitar problemas a futuro como impotencia, situación que abre paso para que se decida romper el vínculo sin complicaciones mayores. Bajo ese patrón no hay que recurrir al divorcio, cada uno toma su rumbo.

Si descubres que hay mucha compatibilidad o puntos de atracción mutua trata de reforzar esos aspectos compartidos, y recordar que en el sexo debe haber un balance entre complacer y que nos complazcan.