Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Cultura

El corazón de Paul Newman sigue vivo

EEUU. Paul Newman siempre tuvo su corazón en las obras benéficas, mucho antes de que estuviera de moda ser un filántropo en Hollywood. ...

EEUU. Paul Newman siempre tuvo su corazón en las obras benéficas, mucho antes de que estuviera de moda ser un filántropo en Hollywood. Como solía decir, era una forma de reconocer su suerte. "Si reconoces tu suerte tienes que hacer algo, algo por los menos afortunados", volvió a recordar en un video proyectado en San Francisco durante una gala benéfica a favor de niños con enfermedades terminales. La muerte de Newman el 26 de septiembre impidió que el actor de los ojos azules asistiera a esta cita anual, pero allí estuvieron sus palabras, grabadas y la generosidad de su corazón alimentada por las 17 estrellas que subieron al escenario para mantener con vida lo que la gran leyenda de Hollywood empezó hace décadas.

Fue un reparto de excepción, con Jack Nicholson, Danny DeVito, Julia Roberts, Tom Hanks, Sean Penn, Edward James Olmos, Bruce Willis, Billy Crystal, Warren Beatty, Annette Bening, Joaquin Phoenix y Casey Affleck, entre otros, interpretando lo que a primera vista pudiera parecer una función de escuela por el tono desenfadado que allí se mantuvo.

Todos ellos participaron en la representación de The world of Nick Adams, una obra de A. E. Hotchner, dramaturgo, amigo de Newman y biógrafo de Ernest Hemingway. El dinero recaudado fue para el campamento infantil Painted Turtle, uno de los muchos de su fundación. A lo largo de su carrera, Newman dio unos 256 millones de dólares a obras benéficas, en su mayoría relacionadas con la infancia. Incluso cuando el actor amenazaba con su jubilación o fue diagnosticado con el cáncer que acabó con su vida, Newman siguió implicado en esta parte menos glamourosa y más privada de su vida.