Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Cultura

Arranques de celos

S on inevitables. Cuando hay dos o más niños en casa, los celos producen reacciones casi devastadoras, pero no se preocupen padres, porq...

S on inevitables. Cuando hay dos o más niños en casa, los celos producen reacciones casi devastadoras, pero no se preocupen padres, porque los celos entre hermanos tienen solución, simplemente hay que establecer las reglas. La doctora Mónica Rodríguez, psicóloga infantil, señala que generalmente los niños más grandes tienden a ser desobedientes, agresivos y hacen todo lo posible, para llamar la atención de los padres.

Es algo natural, alega la experta que cada semana atiende a cerca de 45 niños que acuden junto a sus padres a buscar un final a la batalla diaria entre hermanos, a causa de los celos. La presencia de hermanos pequeños acrecienta la rivalidad entre ellos, ya que los mayores se sienten relegados.

Para Rodríguez, estos estados de rebeldía de los niños, son tan solo algunas características del patrón que diariamente aqueja a los hogares y una reacción natural del ser humano.

El primer error y más significativo de todos es tener un hijo preferido y demostrarlo. Otro error es darle siempre la razón a un mismo hijo. Cuando un chico se da cuenta de que poniéndose en el papel de víctima sale favorecido, lo más probable es que repita siempre ese papel. También es perjudicial decirle a uno de sus hijos que está celoso de su hermano, porque al repetírselo continuamente lo más probable es que lo termine asimilando. La solución para evitar que los celos causen problemas dependerán de la actuación de los padres principalmente. Los celos producen una crisis temporal, dentro de límites razonables, pero cuando no es así es momento de entrar en acción. Trabajar sobre el control de las emociones, respetar las mismas rutinas que tenían, son garantía de éxito al problema.