Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Cultura

Colores vivos en su rincón

PANAMÁ. Por tradición, los helechos y los crisantemos forman parte de la decoración de un florero en cualquier parte del mundo.

PANAMÁ. Por tradición, los helechos y los crisantemos forman parte de la decoración de un florero en cualquier parte del mundo.

Tal vez por la sencillez de sus formas, estos elementos de la naturaleza, han tomado importancia en la actualidad y apuestan por espacios cargados de color y estilo, aún en la modernidad de la decoración.

Esta realidad sigue captando adeptos, y en temporada de verano, los tonos intensos revitalizan los lugares como lo hacen los guayacanes y las veraneras, que en el caso de Panamá, marcan la estación, pero indudablemente los elementos exóticos siguen atrayendo la atención.

Con la llegada de las maracas o antorchas, ave de paraíso, anturios, bastón del emperador y Gipsophilia, el hogar puede ser un espacio lleno de estilo y elegancia, siempre y cuando no se recarguen los centros con estos elementos.

Los rincones de la sala y el comedor anticipan la frescura de la naturaleza, que con estas flores crean un clima propicio para la tranquilidad y el confort.

De hecho, se han convertido en los preferidos de la decoración del hogar, inclusive en la moda que se carga de brillo con cada accesorio a una pieza femenina.

Otro punto favorable de las flores en la decoración, son los efectos de vida que impregnan a cada lugar. Por ejemplo, los girasoles en la cocina resplandecen con el amarillo, adoptando la luz solar a cada momento.

La sobriedad que siempre brindan las orquídeas, son anticipo al buen gusto de que disponga la anfitriona, obviamente una armonía de los tonos y las variedades es básica.