Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Cultura

Testimonio aclara dudas

SAN JUAN. El cantante panameño Rubén Blades había ppedido el lunes que se integrase un jurado en el caso judicial que interpuso por un c...

SAN JUAN. El cantante panameño Rubén Blades había ppedido el lunes que se integrase un jurado en el caso judicial que interpuso por un concierto celebrado en el 2003 en Puerto Rico.

El concierto “Siembra.. 25 años después”, que reunía al trombonista y productor Willie Colón con Blades, se efectuó en el estadio Hiram Bithorn en San Juan, tras un contrato por 350.000 dólares.

Colón dijo que Blades no le pagó el dinero acordado y lo demandó por incumplimiento de contrato. Blades dijo en medios públicos que él no había recibido el dinero acordado por parte de la firma de representación artística Martínez & Morgalo Asociados que entonces lo demandó por difamación, aunque un juez determinó que no hubo tal difamación.

Para no acabar allí, Blades contrademandó a la firma Martínez & Morgalo Asociados por incumplimiento de contrato e incumplimiento de deberes fiduciarios, entre otros.

“A mí me demandaron diciendo que yo debo un dinero, yo estoy diciendo que no debo ningún dinero y la única forma de demostrar eso es a través de una vista y través de un juicio, por eso pedí un juicio por jurado”, declaró el ex Ministro de Turismo de Panamá durante un intermedio en la vista que se realizó en una corte federal en San Juan.

En esa misma vista, uno de los socios de la firma que debió pagarles a los salseros Rubén Blades y Willie Colón, Arturo Martínez, testificó que recibió los 350 mil dólares pero los utilizaron para gastos operacionales de la oficina, publicó el diario Primera Hora en su página web.

Martínez testificó que recibió todos los adelantos que le hizo el dúo de productores del concierto, César Sainz y Ariel Rivas, pero nunca pagó a los creadores de “Pedro Navaja” porque su oficina se encontraba en una situación precaria. Asimismo, el socio de la corporación Martínez & Morgalo Asociados indicó en sala que su situación económica se volvió “tan asfixiante” que tuvo que recurrir al tráfico de drogas.

Tras culminar la vista por daños en rebeldía contra Martínez & Morgalo, Blades expresó sentirse satisfecho de que la verdad salió a la luz y reiteró que jamás se quedó con el dinero que le correspondía a su compañero de tarima Willie Colón, por el concierto.