27 de Oct de 2021

Cultura

El pintor en su entorno

PANAMÁ. Hay pintores que se meten en su taller para plasmar su mundo interior, sus obsesiones y traumas. Hay otros, como el español Manu...

PANAMÁ. Hay pintores que se meten en su taller para plasmar su mundo interior, sus obsesiones y traumas. Hay otros, como el español Manuel Quintana Martelo, que utilizan sus obras para exteriorizar su realidad como artista que se afana ante un lienzo en blanco, que buscan recrear el intenso proceso creativo que deben recorrer hasta conseguir darle la pincelada final a un cuadro.

“Trato de recrear al artista dentro de su taller. Mantengo un diálogo conmigo mismo. Es una dinámica en la que vengo trabajando hace 10 años”, apunta Quintana Martelo, quien se encuentra en Panamá para presentar su exposición “Memorias” en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC).

Como explica el artista, esta muestra, que será inaugurada hoy por la noche, nació hace tres años como una “catarsis personal”. “Necesitaba explicar mi dinámica como artista, por lo que traté sacar mi taller afuera”, manifestó el pintor y escultor originario de la ciudad de Santiago de Compostela, en España.

La exhibición, que se mantendrá abierta hasta el próximo 16 de mayo, está seccionada en bloques temáticos. En ellos Quintana Martelo utiliza la pintura, la escultura y la instalación para “construir su propia belleza”, manipulando los objetos pictóricos hasta lograr sacralizarlos, transformarlos en “algo de culto”.

En esta especie de “diálogo del artista con su obra”, Quintana Martelo presenta apuntes de trabajo, pinturas, autorretratos, instalaciones, etc.

Aunque actualmente reside en Galicia, España, el artífice acostumbra pasar temporadas en la ciudad Manhattan, EEUU, encontrando placer pintando sus basureros y cabinas telefónicas.

“Vivo en un pueblito en Galicia y viajo a Nueva York para relajarme. Debería ser al revés, pero Manhattan tiene un efecto de sedación sobre mi persona”, asegura.