Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Cultura

El uso del maquillaje

Si usted trabaja debe arreglarse siempre con esmero, y eso incluye el maquillaje aunque disponga de poco tiempo. Lo importante es defini...

Si usted trabaja debe arreglarse siempre con esmero, y eso incluye el maquillaje aunque disponga de poco tiempo. Lo importante es definir cuánto es lo correcto. Nuestra norma es ni tanto como en una pasarela de modelaje ni tan poco como en la sala de cuidados intensivos de un hospital. Usted no es modelo ni está enferma, así que busque un punto medio. El maquillaje debe ser diferente según el sitio, la hora y el evento. No es lo mismo un desayuno con un grupo de amigas que una cena de gala. El problema está en que las correderas de cada día dejan poco tiempo para el arreglo, por lo que generalmente se maquilla siempre de la misma manera. Aquí le presentamos algunas ideas para un maquillaje especial para cada ocasión y que le puede durar a lo largo de todo el día, a pesar de que sólo cuente con 5 ó 10 minutos para crearlo. Comenzando la base para todo buen maquillaje es tener la piel limpia y sana. Además del ritual de limpieza diario, hidrate la piel de noche y de día. Ningún maquillaje podrá hacer milagros si su cutis no está en buenas condiciones, pues le durará muy poco y lucirá una tez apagada.

Si le gusta lucir un aspecto natural sin que parezca que tiene la cara lavada, esta es la rutina que debe seguir cuando no tiene mucho tiempo.

1. Lo elemental para todo maquillaje: Corrector de ojeras, base de maquillaje en barra para el contorno de la nariz, blush en crema para los pómulos. Algo que no debe faltar: el rímel negro o chocolate y brillo en los labios, con lápiz labial o solo. Si el maquillaje lo puede hacer en 10 minutos, estas son las recomendaciones. Ya sea para trabajar, para ir de compras o para salir con las amigas, este debe ser el rito del maquillaje cotidiano. No toma mucho tiempo, es muy completo y la hará lucir bien.

1. Corrector de ojeras. Esencial en todo buen maquillaje.

2. Una base ligera en todo el rostro.

3. Polvos sueltos para cubrir el corrector de ojeras y los párpados.

4. Polvo compacto para el resto del rostro.

5. Sombras: se aplica una clara en todo el párpado y una mediana en la parte inferior. Luego póngase una más oscura para delinear ligeramente el contorno del ojo (arriba y abajo). Se puede ayudar humedeciendo un poco el pincel o la brochita para que la línea quede más definida.

6. Una capa de rímel.

7. Blush o polvos en tonos bronceados en las mejillas.

8. Lápiz labial y brillo. Por último, no olvide el perfume: que sea poco y muy suave para la oficina, (mejor agua de perfume o colonia), para que la recuerden a usted, no a su aroma.

Y luego de este arreglo, recuerde que la sonrisa es el maquillaje del alma; úsela todo el día con convicción, no como una mueca de robot.