Temas Especiales

13 de May de 2021

Cultura

Cuida la relación con tu suegra

Recuerdo que cuando me comprometí para casarme, todo lo que podía imaginar era la bendición matrimonial. No solo esperaba un matrimonio ...

Recuerdo que cuando me comprometí para casarme, todo lo que podía imaginar era la bendición matrimonial. No solo esperaba un matrimonio romántico para el resto de mis días, sino también esperaba que mi suegra fuera algo así como mi segunda madre. Algo de lo que me di cuenta de inmediato es que la relación entre suegra y nuera es una de las relaciones más delicadas.

He aquí unas lecciones que aprendí en el camino y que me gustaría compartirlas con ustedes. Son unas sugerencias de oro que te harán reflexionar la próxima vez que quieras hablar de tu suegra con tus amigos y familiares.

Recuerda siempre que tu suegra es la madre de tu amor. Ella lo crió convirtiéndolo en ese maravilloso hombre que tú amas. Ella le transmitió las cualidades y valores que tú admiras en tu esposo. Trata y piensa en estas cosas la próxima vez que te enojes con ella y sientas que es una persona espantosa. Arriésgate y escríbele una pequeña nota agradeciéndole por criar y educar a este increíble hombre y envíasela por correo. Ella te amará por ello.

Nunca hables negativamente de tu suegra con tu esposo. Podrías pensar que tu esposo es tu mejor amigo y aliado, pero en lo más profundo de su ser, odia cada vez que hablas mal de su madre. Él la ama y siempre se sentirá atrapado en medio de las dos. No ganarás nada si te quejas constantemente de ella ante él. Aunque él haga todo lo posible por apoyarte, tienes que reconocer que nunca la verá de la misma forma que tú lo haces. Un hombre nunca verá a su propia madre de distinta manera, sino como una mujer que tiene un gran corazón y que siempre piensa en el bienestar de los demás.

Sitúa límites con tu suegra desde el inicio de tu matrimonio y no años después. Si lo haces después te hará ver solamente como una resentida y amargada. Es difícil superar los sentimientos que has caldeado durante años. Nunca gozarás de la relación que tanto deseas si no estableces límites desde el inicio del matrimonio.

Tu esposo deberá ser el único que comunique los límites a su madre. Así, cuando pongas los puntos sobre las íes en ciertos asuntos que tú y tu esposo han acordado anteriormente, no se verán tan ofensivos y a tu suegra le será más fácil aceptar tus límites.

www.dracaroline.com