19 de Oct de 2021

Cultura

Quien no se atreva, que renuncie

Q uien no esté dispuesto a entregarlo todo por la profesión o tenga que pedir permiso a los criminales para saber qué puede hacer, mejor...

Q uien no esté dispuesto a entregarlo todo por la profesión o tenga que pedir permiso a los criminales para saber qué puede hacer, mejor que se olvide de ser buen periodista o que se dedique a otra actividad, ha advertido Fidel Cano, director del diario colombiano El Espectador en entrevista con Facetas, durante su visita a Panamá como parte del jurado calificador del Premio Nacional de Periodismo del Fórum de Periodistas por las Libertades de Expresión e Información. Para Cano, el Presidente Martinelli se parece al ex presidente Uribe en querer controlarlo todo y poner a la población contra los medios.

Cano, miembro de una familia de periodistas que fundó y fue propietaria del periódico más antiguo de Colombia, dirige el matutino desde el año 2004. Su bisabuelo Fidel Cano Gutiérrez fue el fundador de El Espectador. En 2001 el diario se vio obligado a convertirse en semanario, circulando únicamente los fines de semana. Cano Correa, tras asumir su dirección lideró una recuperación periodística y empresarial – a base de transparencia e independencia, según su director – y logró que el periódico regresara a la circulación diaria en mayo de 2008. La familia Cano perdió a uno de sus miembros víctima del narcoterrorismo.

¿CUÁL ES EL PAPEL DE LOS MEDIOS FRENTE A LA CORRUPCIÓN?

La prensa tiene un papel central en descubrir la corrupción y tiene una ventaja frente a la justicia, puede avanzar más rápido y descubrir cosas y nexos que no necesariamente son probatorios pero que pueden dar luces sobre un caso de corrupción. En nuestras sociedades el papel de perro guardián que tienen los medios toma cada día más importancia sobre todo porque también los corruptos se están sofisticando cada vez más, están encontrando maneras cada vez menos evidentes de ejercer la corrupción y ahí la prensa tiene que estar más alerta y es más útil a nuestra sociedad.

¿CÓMO HACER PARA EVITAR SOBREPASAR EL LÍMITE ENTRE SER SOLO VIGILANTES Y CONVERTIRSE EN JUECES?

E se límite es fundamental y los usuarios de los medios deben también entenderlo. El trabajo del periodismo es muy diferente al de la justicia. De alguna manera el trabajo del periodismo puede ir un poquito más lejos en denunciar, en investigar, en hacer conexiones, pero no puede juzgar. Igual debe aprender a no exigirle a la justicia la misma velocidad que puede tener la prensa porque la prensa no tiene que conseguir pruebas. El límite es muy claro, a veces los periodistas nos equivocamos y pasamos la línea, pero creo que la gente también pasa la línea al pensar que un informe periodístico es prueba suficiente para un caso judicial. Hay que aprender de lado y lado y saber balancear lo que es el trabajo periodístico, el periodista no buscar las pruebas como si fuera un juez o un fiscal.

¿CÓMO MANEJAR LOS TEMAS POLÍTICOS SIN INVOLUCRAR POSTURAS PERSONALES?

La única fuente de credibilidad es la neutralidad, si es posible, y si no por lo menos la transparencia. Los periodistas y los medios evidentemente tienen sus ideas en las que creen y quieren promover. Lo que debe ser claro es que tu lector sepa desde donde estás hablando, que sea transparente, que no les metas goles al lector promoviendo una neutralidad cuando en realidad no la hay, por eso el valor de la transparencia es mucho mayor que el de la neutralidad.

¿EN RELACIÓN AL NARCOTRÁFICO, HASTA DONDE MANTENER LA SEGURIDAD PROPIA Y DE NUESTRAS FAMILIAS Y HASTA DONDE NUESTRO DEBER DE DENUNCIARLO?

Obviamente es difícil generalizar y dar normas o recetas de como manejar esos temas, pero quien sea periodista y ame el periodismo y tenga temor es mejor que cambie de profesión. Los periodistas tenemos nuestras vidas y nuestras familias y nuestros temores, pero cuando vas a hacer periodismo y otras cosas valen mas que el periodismo es mejor que lo abandones. Porque no lo vas a hacer bien, suena cruel, pero es así. No creo en el famoso editorial del Diario de Juárez, en relación a que uno deba pedir permiso para hacer periodismo a los criminales o a los políticos, pues termina no haciendo periodismo. No hay una una receta, pero digamos que los periodistas debemos tratar de protegernos de la mejor manera, visibilizar las amenazas, ésta es la mejor manera de defendernos.

¿CÓMO ENFRENTAR LA CRISIS ECONÓMICA?

Ojala yo tuviera la respuesta porque es una pregunta que se la están haciendo todos los dueños de medios en el mundo. Estamos en un momento de transición y hay que utilizar todas las formas de luchar: en redes sociales, en medios digitales, mantener el papel, hay que estar en todas partes, porque hay una gran cantidad de información en este momento. Creo que el futuro va a ser ése, el negocio de los medios cada vez más atomizado, cada vez menos audiencias masivas en un solo medio, y por eso hay que tener tu propio nicho y tus propios usuarios muy bien definidos en cada uno de esos medios. La gran pegunta es como monetizar eso. De nuevo creo que es la especialización, que aportes más que la simple noticia. Poco a poco – y de alguna manera las tabletas nos han mandado ese mensaje – que si tu tienes un contenido muy exclusivo puedes cobrar por él, tenemos que llegar a eso para que pueda sobrevivir el periódico, porque si no la información se va a volver un bien gratuito, como ocurre en los medios digitales. Y la única manera es empezar a reconocer el valor de la información, yo estoy seguro de que la pura noticia, el hard news, es algo que puede encontrar gratis en cualquier parte, pero una buena investigación, un análisis, una opinión es algo por lo que la gente está dispuesta pagar.

¿SIGNIFICA LA DESAPARICIÓN DEL MEDIO IMPRESO?

No soy adivino. Creo que va a seguir existiendo siempre y cuando la gente pueda encontrar algo más de lo que puede encontrar en cualquier parte gratis: un impreso bien diseñado para opinión, investigación y análisis. La respuesta al futuro es el contenido, siempre lo ha sido, pero lo otro es simplemente la evolución del medio por el que recibes ese contenido. El papel, aunque le quedan muchos años, en algún momento va a desaparecer, va a ser mucho mas cómodo leer como hoy en un ipad y será simplemente cuestión de costumbre.

¿CÓMO VE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN LATINAOAMÉRICA?

La situación en América Latina por ese lado está llena de amenazas. No es un asunto asunto ideológico, en general el poder, no solo político, quiere siempre controlar la labor de los periodistas. Uno voltea a mirar a Chávez el referendo de Ecuador, ésas son muestras claras de querer intervenir en los medios, pero no solamente es la izquierda. Aquí en Colombia acabamos de tener un debate por una ley de inteligencia para controlar a los periodistas. Todavía hay quienes creen en dejar las puertas abiertas para un control de la información y eso que tenemos un presidente que es periodista. El problema es que los poderes siempre querrán controlar la información porque eso les permite estar mas tranquilos en su poder. Por lo que he visto en estos días en Panamá nuestro ex presidente Uribe es muy parecido al Presidente Martinelli, en querer controlarlo todo, en tratar de poner a la población en contra de los medios. Que la gente sea proclive a que se controlen los excesos de los medios, eso es típico, primero se daña la reputación de los medios y luego se pasan las leyes para controlarlos con apoyo popular.

¿CON EL PASO DE URIBE A SANTOS QUE HA CAMBIADO EN COLOMBIA?

Sumamente positivo. El ambiente de polarización en que nos mantenía Uribe – 8 años – de constante confrontación, de una sociedad polarizada bajó inmediatamente subir Santos a pesar de que venía con un aura de continuismo. Uribe era sumamente popular pero con ciertos rasgos autoritarios de no permitir el disenso o permitirlo pero atacarlo todo el tiempo. Santos ha llegado con una tesis de unidad nacional. Primero que nada escuchar, es muy importante respetar las visiones contrarias, ya no estábamos acostumbrados a eso, de modo que hay un ambiente más tranquilo. Ya están empezando a surgir diferencias con el uribismo, veremos hasta donde llegan. Hay muchos ataques a la seguridad que fue el gran logro de Uribe y por lo que ganó popularidad, pero parece más bien un juego político que una realidad. Pero creo que el uribismo se va a confrontar cada vez mas con el presidente Santos, falta ver si en transcurso de un año éste haya logrado crear su propia fuerza política o si Uribe la mantiene y le va a hacer imposible el gobierno.

¿HAY UN MEJOR CLIMA PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN COLOMBIA?

Sin duda. La relación de Uribe con la prensa, sobre todo en su segundo periodo fue de total confrontación. Todo el tiempo insultando periodistas, calificándolos de aliados del terrorismo, poniendo a la sociedad en contra del periodismo y periodistas, aunque no haya ejercido nunca ningún tipo de censura, no impuso leyes contra los periodistas, pero ese carácter confrontacional de todos modos desde una posición de poder como presidente de la República es un ataque a la libertad de prensa.