Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Cultura

Un triste aniversario

La tarde del 11 de marzo de 2011 quedó grabada en los corazones de los 127 millones de japoneses, sobre todo los residentes de las prefe...

La tarde del 11 de marzo de 2011 quedó grabada en los corazones de los 127 millones de japoneses, sobre todo los residentes de las prefecturas de Fukushima, Miyagi e Iwate, las cuales sufrieron la peor parte de un gran terremoto de magnitud 9,0 que creó olas de hasta 40,5 metros de alto y dejó 15.836 muertos, 3.650 desaparecidos y 5.948 heridos.

Un año después, casi todas las embajadas niponas en todo el mundo recuerdan a las víctimas con una emocionante exhibición fotográfica. En Panamá, la misma se está llevando a cabo todos los domingos en el Museo del Canal en Casco Viejo desde las 9:00 am. hasta el 31 de marzo.

La encargada de asuntos culturales de la Embajada de Japón en nuestro país, Nana Fushimi, apuntó que la idea de realizar esta exhibición nació en conjunto con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón y las embajadas japonesas del mundo meses después de que el cuarto terremoto jamás registrado sacudiera a la isla del sol naciente.

‘Al conmemorar el Primer Aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón del 11 de marzo del año pasado, queremos aprovechar la oportunidad para orar por las víctimas de esta tragedia y agradecer el apoyo ofrecido por Panamá y por los panameños a estas víctimas. Así mismo pretendemos mostrar que la reconstrucción de Japón avanza a paso firme’, indica Fushimi.

Mientras se lleva a cabo la Semana de la Cultura Japonesa, que finaliza mañana en la Biblioteca Nacional con varias actividades como talleres de origami, caligrafía, kimono y conciertos de música típica del país asiático, los corazones y mentes están depositados en recordar a las víctimas y familias de este triste acontecimiento.

Algo que ha impresionado tanto a Fushimi como a los japoneses que residen en Panamá, ha sido la respuesta y el respeto del público que ha llegado al Museo del Canal. ‘Realmente (la respuesta) ha sido muy buena. Todos estamos impresionados por la pronta recuperación. Es muy emocionante’, señala Fushimi.

A pesar del duro golpe por las vidas que se llevó la inmensa ola y el económico, que significó una pérdida estimada de 210 billones de dólares, la más cara en la historia de la humanidad en términos de catástrofes naturales, Japón entero ha ayudado a los sobrevivientes y la zona afectada se reconstruye a gran velocidad.

No cabe dudas que vale la pena acercarse a esta exhibición, la cual hace nostálgico e impresionante recorrido por la zona afectada, y que enseña el valor de los japoneses que sobrevivieron.