25 de Sep de 2021

Cultura

Explorando el universo Esquivel

"La escritora Laura Esquivel ha vivido tanto o más que los personajes de sus libros"

Explorando el universo Esquivel
Explorando el universo Esquivel

Desde antes de publicar Como agua para chocolate (traducida a más de 30 idiomas) hasta A Lupita le gustaba planchar , la escritora Laura Esquivel ha vivido tanto o más que los personajes de sus libros. Nació en México D.F. el 30 de septiembre de 1950, como la tercera de los cuatro hijos de la pareja conformada por el telegrafista Julio César Esquivel y el ama de casa Josefa Valdés. Se crió en el barrio de Santo Tomás, en un hogar humilde pero muy alegre.

Su infancia estuvo influida por dos personalidades diferentes. Su padre le heredó el amor por la vida, la risa y la literatura. Su madre, más autoritaria y disciplinada, siempre decía ‘Primero el deber que el placer’. En varias entrevistas, la autora confesó que esta forma de pensar le ayudó a lograr sus objetivos personales.

Cursó estudios de educadora, teatro y creación dramática, especializándose en teatro infantil. Fue cofundadora del Taller de Teatro y Literatura Infantil, adscrito a la Secretaría de Educación Pública de su país. Entre los años 1979 y 1980, Esquivel escribió programas infantiles para la cadena cultural de la televisión mexicana. En 1983 fundó el Centro de Invención Permanente que consistía en talleres artísticos dirigidos a niños y niñas, fungiendo como directora técnica. En esa época aún estaba casada con el cineasta Alfonso Arau y fue su oportunidad para incursionar en la escritura de guiones cinematográficos. Hizo el libreto del filme Chido One, el Tacos de Oro , por el que fue nominada para el premio Ariel de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de México.

En 1987 estrenó su obra de teatro infantil Viaje a la isla de Kolitas , que se mantuvo en cartelera durante un año, en México D.F.

En 1989 publicó su primera novela. Como agua para chocolate convirtiéndose en un éxito sin precedentes en casi todos los continentes. La autora hace gala de su estilo, con sus famosos toques de fantasía, humor negro, romance y vida cotidiana. A este título siguieron La ley del amor , Íntimas suculencias , Estrellita marinera , El libro de las emociones , Tan veloz como el deseo , Malinche y ahora, en 2014, A Lupita le gustaba planchar .

La escritora siempre ha sido discreta sobre su vida privada, pero su traumático divorcio del cineasta Alfonso Arau, con acusaciones mutuas por derechos de autor, trascendió a los medios de comunicación. Hoy ya están en buenos términos, dejando atrás abogados, peleas y resentimientos. El hijo de Arau hizo la pintura que ilustra la nueva novela de Esquivel.

En 1995 la escritora se casó con el también autor y dentista de profesión, Javier Valdés Abascal. Pero en 2009 ella afrontó un duro golpe del destino: Valdés falleció después de luchar contra el cáncer.

Ese mismo año la encontró siendo candidata a la diputación por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), contando con el apoyo de la izquierda unida.

Hoy está dedicada a sus talleres y a su oficio de escritora.

En nombre de todas las Lupitas

Realmente no estaba muy interesada en dar entrevistas, pero en cuanto inició la conferencia de prensa y luego en esta conversación, la escritora y dramaturga Laura Esquivel se olvidó del malestar que la aquejaba. ‘Disculpen’ - dijo con su marcado acento mexicano - ‘estoy un poco resfriada’. Pero eso no impidió que fuera al Mercado de Artesanías y se enamorara de un bolso de mano, hecho de molas. Lo que la impresionó fue que la artesana guna bordó la imagen de la Virgen de Guadalupe. ‘Ella me estaba llamando’, aseguró la novelista entre risas. También lucía una pulsera guna hecha con chaquiras de colores brillantes. Dijo que hace muchos años que está en contacto con el mundo de la artesanía. Esquivel estuvo en Panamá para promocionar su novela A Lupita le gustaba planchar , como parte de la delegación mexicana que participó en la pasada Feria del Libro. Venía de Brasil, donde estuvo 10 días presentando un taller. Su agenda también incluía a Argentina, Colombia, Venezuela y otro taller en Estados Unidos. ‘Es sobre un manual para que la gente escriba y se ayude a si misma’, añadió refiriéndose a la obra en el inconfundible estilo Esquivel. En cambio, su nueva novela presenta a una antiheroína, una sobreviviente de problemas y batallas personales que ha perdido el rumbo y se ve involucrada, sin buscarlo, en un crimen. ‘Mucha gente me ha dicho: yo soy Lupita’, agregó durante el encuentro con medios de comunicación nacionales. Despúes le concedió unos minutos a Facetas .

¿CÓMO HA CAMBIADO LAURA ESQUIVEL DESDE SU PRIMER ÉXITO DE PUBLICACIÓN, HASTA HOY CON ESTA NUEVA NOVELA?

Uno va trabajando mucho, pero a mi no me gusta hablar de mí. Yo creo que eso es importante... pero me gusta más utilizar mi tiempo para hablar de otras cosas, no de mí.

¿QUÉ LA IMPULSÓ A ESCRIBIR ’A LUPITA LE GUSTABA PLANCHAR’?

Lo que está pasando en el país, es dolorosa y dramática la situación de violencia en la que estamos inmersos. No es solamente enunciar el narcotráfico sino qué más hay atrás de ese problema, y así desarrollé el personaje de Lupita.

CUÉNTEME SOBRE EL PERSONAJE. ¿HAY ALGÚN ASPECTO DE ELLA QUE QUISO RESALTAR?

El personaje es muy ella... es una mujer alcohólica y realmente es una enferma emocional. Entonces yo voy presentando en qué consiste su enfermedad emocional, y finalmente qué la puede llevar a la sanación.

¿QUE SERÍA LA SANACIÓN PARA USTED?

¡No! Porque después vendo la trama (risas).

USTED ES UNA PERSONA MUY ENFOCADA EN LA ENSEÑANZA CON SUS TALLERES Y PUBLICACIONES.

Creo en compartir, ese el camino en contraposición con la competencia. Es el legado que nos deja el universo. La naturaleza de los seres humanos nos invita a ponernos unos contra otros, unos adelante y otros atrás, a ver la separación, a acumular en lugar de compartir. Si el ser humano compartiera, otro gallo nos cantara.

DESPUÉS DE TANTOS AÑOS EN LA LITERATURA, ¿SE SIENTE USTED CANSADA O TODAVÍA TIENE ENERGÍA PARA MUCHOS MÁS PROYECTOS?

Tengo muchas ganas de seguir trabajando. Eso no ha cesado.

¿CÓMO ALIMENTA SU CREATIVIDAD?

Pues, viviendo, gozando y eso es todo. La creatividad nos rodea a todos los seres humanos. Allí está a nuestro alcance, y es un mundo con el que uno se conecta o se desconecta. De pronto el mundo en el que vivimos procura llenarnos de actividades que no dan espacio a la creatividad, porque a los gobernantes no les interesa incentivar la creatividad o que uno ejerza la imaginación. Pero ahí están las mujeres que hacen estos trabajos (dijo mostrando su bolso de mano hecho de molas) y su imaginación no se limita. Ellas no se preguntan qué es la creatividad o cómo se entra en contacto con ella. Solamente trabajan.

¿QUÉ HACE USTED EN SU TIEMPO LIBRE?

A mí me gusta mucho trabajar la orfebrería, por ejemplo este anillo lo hice yo. También tejo con agujas pantalones, faldas, guantes, suéteres, de todo. También coso y cocino. Y obviamente, compartir con mi familia. El nuevo libro de Esquivel será llevado al cine por un director mexicano que no quiso revelar. ‘Vengo de la estructura dramática. Cada personaje está muy trabajado desde ese punto de vista. A través de la escritura uno reconecta con lo que uno es. Memoria y deseo convergen para que la voluntad se dé. El único obstáculo de la voluntad es el miedo’, concluyó.