Temas Especiales

10 de May de 2021

Cultura

Los ganadores del X Premio Roberto Lewis

Un perfil de los primeros puestos en pintura y fotografía de esta ceremonia que reconoce la excelencia en las artes audiovisuales

Sobre el escenario del Teatro Nacional, Ricardo López Lombana alzaba el brazo mientras recibía la estatuilla del primer lugar en la categoría de fotografía del X Premio Roberto Lewis, el pasado martes 30 de septiembre. ‘Dito’ López, como le dicen comercialmente, no se lo esperaba.

‘En verdad no le tomé mucha importancia a la foto’, diría después. ‘Era más que todo una foto documental, no fue nada elaborado’. En uno de esos paseos a la playa impulsados por su afición al ‘surfing’, Dito vio a lo lejos una persona caminando con una tabla al lado que le recordó a un amigo. ‘Se veía bonito el paisaje y le tiré tres fotos, nada más, porque eran como unas dunas y ya en la tercera toma se le cortaban las piernas’.

Ese estilo desenvuelto es lo que define el trabajo fotográfico de López, quien se dedica profesionalmente a la fotografía publicitaria y trabaja para VFX Panamá. ‘Trato siempre que sea lo más natural posible, no me gustan las cosas muy elaboradas con mucha gente detrás viendo, metiendo la mano y opinando’.

Al Roberto Lewis llegó para inscribir su trabajo en pintura —de hecho, postuló dos obras en esta categoría—, pero al enterarse que estaba habilitada la categoría de fotografía, optó por concursar con la foto tomada cerca al mar.

Su incursión en la fotografía fue también algo bastante espontáneo. Su padre, el psicólogo Ricardo López, es aficionado a la fotografía. El primer recuerdo que tiene Dito con la fotografía es ver a su progenitor y sus amigos revelando fotos en el baño de la casa cuando él era aún pequeño. Fue por él que adquirió los conocimientos básicos y nociones de este arte para después lanzarse a tomar fotos por afición. ‘Cuando comencé no habían cámaras digitales, así que empecé con rollo, y revelaba y ampliaba en blanco y negro yo mismo’.

Es recién cuando cumple 25 años, y ya habiendo cursado la carrera de Publicidad en la Universidad de Panamá, que decide dedicarse profesionalmente a este campo y hoy lo respaldan 15 años de experiencia.

En 2002 y 2004, ocupó el segundo y tercer lugar respectivamente del Concurso de Fotografía Carlos Endara, y en estos momentos se encuentra preparando una exposición para antes de fin de año que incluirá su trabajo profesional, el publicitario —que es a lo que más se dedica— y fotos libres, una retrospectiva donde incluirá también sus pinturas.

‘CUENTOS CHINOS’

Así titula Pilar Moreno una serie de obras que empezó a desarrollar hace unos años. Dentro de esta, se encuentra ‘Áreas de juego’, la pieza por la cual este año obtuvo el primer lugar en la categoría de pintura del Premio Roberto Lewis. ‘Son dibujos que he ido haciendo sobre diferentes soportes (papel, canvas —como el del concurso— y paredes de la ciudad ) hechos con marcadores, acuarela y acrílico’.

Este conjunto de piezas intentan retratar la transformación de la ciudad de Panamá, un lugar que —siente Pilar— se ha ido volviendo cada vez más hostil para sus habitantes. ‘La serie recoge el desencanto ante construcciones como la Cinta Costera, algo que nos prometieron inicialmente iba a ser un parque urbano y que terminó siendo una masa de concreto, asfalto y estacionamientos’.

El cuadro que ganó el concurso, dice la artista, es su interpretación de una escena que ve a menudo los fines de semana, cuando el espacio que hay para juegos en la Cinta Costera se llena de niños, a pesar de que está a pleno sol y junto a la carretera. ‘Me hace pensar en la necesidad de que se creen otros muchos espacios —y más saludables— donde los niños puedan jugar’, añade.

El proceso creativo se dio en un espacio de taller en su casa. El ejemplar está pintado sobre lino, y la preparación de la tela es un proceso largo hasta que consigue un resultado que le guste para empezar a dibujar, detalla Moreno. ‘Me gusta mucho deshacer la línea entre el dibujo y la pintura mezclando ambos en mi trabajo. Casi siempre trato temáticas de tipo social y político’.

Este último interés se puede ver reflejado en su trabajo ‘Panamá’, una animación que desglosa la manera en que se construye la identidad nacional panameña, y que fue utilizada como introducción al documental ‘Reinas’, de la realizadora Ana Endara.

Ha recibido el premio en el certamen Inquieta Imagen en Costa Rica, donde ha exhibido sus obras, además de Nicaragua, pero el Roberto Lewis significó mucho para ella por que llega en un momento personal especial y porque significa un impulso en su carrera. ‘Es la confirmación de que realmente hay un diálogo entre lo que estoy haciendo y otras personas, es la sensación de que hay alguien al otro lado, que comparte y establece una conversación de alguna manera con lo que mi trabajo está contando’, reflexiona la artista plástica, quien se formó por cuenta propia.

Su verdadera profesión es médico psiquiatra, y trabaja en el área de arteterapia. ‘Quizás por esto la manera en la que se va produciendo mi trabajo no es tan ortodoxa desde el punto de vista plástico, sino más basada en la manera en la que trabajo arteterapia, siguiendo y dando espacio a mi proceso, investigando todo el rato y con una parte importante de juego y experimentación en lo que hago’.