La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Robótica infantil, una revolución en la enseñanza

Los niños y jóvenes de la Academia de Tecnología iTech cuentan con profesores que les permiten asimilar los principios necesarios para la construcción de mecanismos tan complejos como Ozobot. Es una puerta de entrada al mundo tecnológico

Ante la crisis de la educación técnica que se imparte a niños y jóvenes, Amir Armengol decide crear la Academia de Tecnología iTech (robótica educativa), un proyecto dedicado a la enseñanza tecnológica, específicamente la programación de computadoras, electrónica y robótica.

‘El objetivo principal de la academia es desarrollar la capacidad de pensamiento lógico y secuencial a todos los estudiante',

AMIR AARMENGOL ,

PRESIDENTE DE LA ACADEMIA DE TECNOLOGÍA ITECH

En los últimos cinco años han aplicado una metodología de programación basada en el uso de las herramientas técnicas de análisis, diseño, codificación y depuración de programas que se utilizan a nivel profesional y que, además, ha sido plasmada en el libro Introduction to Computer Programming , patentado a finales del 2018. ‘El objetivo principal de la academia es desarrollar la capacidad de pensamiento lógico y secuencial en todos los estudiantes, con el fin de lograr de esta manera el salto de usuario de la tecnología a creador de esta. Con estos aspectos se estaría formando a los nuevos ingenieros y científicos con gran capacidad analítica e innovadora', expresó Armengol.

ELEMENTOS DE TRABAJO

El también presidente de iTech explicó que, en el caso de los programas de electrónica y robótica, los niños aprenden la lectura y confección de diagramas técnicos electrónicos y diseño gráfico de ingeniería, además de los principios de la electricidad, magnetismo y el funcionamiento de los componentes electrónicos básicos, utilizándolos en circuitos que se acoplan a sus creaciones robóticas.

En los talleres sobre electrónica se desarrollan proyectos de generación de electricidad mediante métodos físicos y químicos. Se experimenta, además, con el electromagnetismo utilizando bovinas creadas por los estudiantes y se confeccionan componentes electromagnéticos y electrónicos con materiales comunes.

ROBÓTICA INFANTIL

El equipo empleado a las asignaciones robóticas es diseñado y manufacturado por los niños. Para el debido control utilizan procesadores de computadores compactos (ARM) y programación de texto (Python)

Asimismo, para enseñar los principios de programación los profesores utilizan un robot programable llamado Ozobot. Este robot fue seleccionado como la base del programa luego de una exhaustiva investigación. Los instructores disponen de un certificado para el uso de esta herramienta y comparten sus conocimientos en el aula.

Los cursos no requieren de conocimiento previo para ingresar. Tan solo el interés y el seguimiento a las clases.

El método que se emplea es progresivo. La evolución de cada estudiante se valora de forma independiente. Los estudiantes podrán reforzar sus conocimientos a través de tareas adicionales. El propósito fundamental es que el niño aprenda a su ritmo, no que sea forzado para asimilar esquemas rígidos de enseñanza. ‘En iTech el estudiante diseña y fabrica sus propias plataformas que poco a poco evolucionan, desde un equipo controlado remotamente hasta un sistema totalmente autónomo, programado en Python (programación funcional)', acotó el creador.

INNOVACIÓN COGNITIVA

Para Almengor, cada infante es una incógnita: ¿será capaces o no de armar un robot en una semana o menos? ‘Con el tiempo, se enfocan en el interés de aprender las bases para hacer sus propias creaciones, aun cuando les tome más tiempo', indicó.

Los mueve el deseo de adquirir nuevos conocimientos. Esto los impulsa a formular preguntas, acerca de qué van a aprender durante una clase. ‘Estas reacciones son las que nos cambian como instructores, las que no tienen precio'.

Almengor destacó que la reacción más frecuente de los jóvenes es de sorpresa ante la capacidad de entender y asimilar las bases de los sistemas modernos, contrario a la idea generalizada de que son muy complejos, en especial los sistemas electrónicos y robóticos.

Añadió que es más fácil que un niño capte de manera más rápida temas de programación y de algoritmo, ya que posee una mente más abierta a las nuevas experiencias, por lo que percibe con extrañeza un nuevo método, sistema o equipo. ‘Mientras más joven ocurra la exposición, habrá mejores resultados. Por supuesto, hay que tener en cuenta que cada edad tiene su propia manera de ver las cosas; la asimilación de los principios dependerá de la forma como se impartan las clases', expresó.

Inicialmente, el rango de edad de los estudiantes de iTech se encontraba entre los 8 y 16 años; sin embargo, desde el año pasado se organizaron grupos con niños de cinco años de edad.

El presidente expresó que la enseñanza en materia de tecnología en Panamá se encuentra en desarrollo. No obstante, señaló que su inclusión en el currículo educativo como impulso concreto al desarrollo del país dependerá de las entidades. ‘No es solamente la robótica, sino el conjunto de materias de ingeniería que ya se dictan en otros países a niños desde el preescolar. Hay que reinventar el modelo educativo actual y preparar los cuadros futuros'.