La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Cultura

Sydia Candanedo: ‘La expresión literaria es una manifestación del sentimiento y el carácter del hombre'

Una escritora panameña que entendió cómo cautivar a través de las letras. En vísperas del Día Mundial de la Poesía, comparte con MIA Voces Activas los motivos de la inspiración que le han hecho merecedora de reconocimiento a nivel nacional

La escritora presentó recientemente su obra ‘Los Pétalos del Misterio'.

Orgullosa de su pluma, afable y sonriente, Sydia Candanedo de Zúñiga abre las puertas de su residencia para un encuentro con MIA Voces Activas. Cuenta con la serenidad y el paso propios de los 93 años, pero es cálida y mantiene una certeza indudable en los principios que dan valor a sus letras. Desde la sabiduría ganada tras toda una vida de dedicación a la poesía y a la enseñanza del idioma español, no duda en evocar la memoria del amor que ha sido la inspiración más sublime de sus composiciones, Carlos Iván Zúñiga (1926-2008), quien fuera su compañero de vida. En esta estancia, a la que se refiere como ‘un museo en el que abundan los libros', la escritora nacida un 11 de febrero de 1927 en la ciudad de David, Chiriquí, comparte emocionada una visión íntima de su vida, sus motivos, su familia y su poesía. Doctora en Educación con Especialización en Castellano y Literatura, galardonada en el Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró, Candanedo confiesa su pasión por los misterios de la naturaleza, su devoción a Dios y cómo en medio de las tristezas y la soledad, también escribe.

¿QUÉ ES PARA USTED LA POESÍA?

La poesía es un don que nos da Dios; es algo elevado, un sentimiento. Al escribirla, nos transportamos a otro nivel, eso es lo que me pasa.

¿CÓMO SURGIÓ SU PRIMERA COMPOSICIÓN EN ESTE GÉNERO?

Comencé a desarrollar poesía sin querer, porque solo hacía prosas. Un día, estando sola en esta sala, afligida y luego de que mi esposo saliera de viaje, sentí que debía expresarme, así que me fui al estudio para comenzar a escribir y me percaté de que el resultado no era prosa, sino verso.

¿CÓMO DEFINE EL AMOR?

El amor es una especie de sensación y sentimiento. Cuando hay amor, no se ven los defectos sino las virtudes y es lo que hago a través de mis poesías, veo lo bueno del ser humano; lo malo, lo desecho. Tener amor es entregarse a otro ser en una forma espiritual. Cuando escribo mis poesías, siento un alto de alegría.

¿CONSIDERA QUE LOS POETAS NACEN O SE HACEN?

Los poetas nacen y la expresión literaria es una manifestación del sentimiento y el carácter del hombre. Hay personas que escriben, pero no tienen el oído necesario y una de las cosas que se debe tener al escribir es ritmo.

¿A QUIÉNES DIRIGE SUS LETRAS?

Primero, a mi esposo; y en segundo lugar, a Dios, como en la obra Los Pétalos del Misterio , dedicada, entre otras cosas, al papa Francisco. Soy una mujer muy creyente, asisto a misa todos los domingos, y eso es estimulante. A veces escribo de noche, también cuando estoy triste.

¿CUÁL ES EL MAYOR RECUERDO QUE SUELE EVOCAR DEL DOCTOR CARLOS IVÁN ZÚÑIGA?

Lo bien que me trataba y la manera en que aceptaba mis puntos de vista. Discutíamos, pero aunque cada uno tenía su modo de pensar, llegábamos a un arreglo; así que en ese aspecto fui muy feliz durante nuestros 61 años de matrimonio. Creo que es muy difícil encontrar a una persona con la que compagines tan bien; nunca me demostró desaires, salvo las diferencias naturales de un matrimonio con cinco hijos.

¿EN QUÉ ENCUENTRA LA INSPIRACIÓN PARA SUS LETRAS?

La encuentro en las cosas que me rodean; en mi esposo, mis hijos y la naturaleza. Tengo libros y poemarios, como Sinfonía del Agua y de las Pequeñas Cosas , dedicados a la naturaleza, los árboles y las flores. Viví 14 años en Boquete y parte de mis obras fueron escritas en ese lugar. Desde que tengo uso de razón, vivo la naturaleza.

¿QUÉ SABOR LE DEJÓ EL PAPA FRANCISCO A PANAMÁ?

Francisco trajo la paz a Panamá; nunca había visto a tanta gente reunida esperándolo y demostrando su cariño por el Sumo Pontífice. Él vino con un hálito de paz e irradiando amor. Un poco antes de publicar Los Pétalos del Misterio , decidí dedicarlo al papa y a monseñor José Domingo Ulloa.

¿LO MÁS GRATIFICANTE DE SER MADRE?

La maternidad es una querencia de suavidad y yo estoy feliz con mis cinco hijos. Ellos son parte de uno y cuando crecen quieren alejarse, pero nuestra labor es estar siempre al tanto de ellos, acompañándolos y aconsejándolos.

¿QUÉ OPINIÓN LE MERECEN LAS DEFORMACIONES QUE PADECE NUESTRO IDIOMA EN LA ACTUALIDAD?

En Panamá, aunque nuestro idioma es el español, ha llegado una influencia importante del inglés y muchas veces los niños no han aprendido bien su idioma y ya están adquiriendo el inglés, lo que genera confusiones. Ahora hay mucha intervención de otros países trayendo sus idiomas. Primero hay que cultivar el nuestro y posteriormente, estudiar otros. Cuando ejercía como profesora, escribíamos en el tablero el vocabulario de cada lectura, lo que favorecía que los niños, conociendo su significado y sinónimos, aumentaran su bagaje cultural.

‘Cuando hay amor, no se ven los defectos sino las virtudes y es lo que hago a través de mis poesías, veo lo bueno del ser humano; lo malo, lo desecho'.

¿CÓMO INCENTIVAR EL CORRECTO USO DEL ESPAÑOL PARA FORMAR NUEVOS LITERATOS?

Se inicia desde la escuela primaria, lo digo por experiencia. Mi madre era maestra y me enseñó las primeras letras; me corregía cada vez que había una palabra mal dicha, nos hacía leer y planeaba dinámicas como rondas infantiles. La enseñanza del idioma tiene que implementarse desde que el niño aprende a hablar.

¿ES POSIBLE ESTIMULAR A QUIEN DESEE INCURSIONAR EN LA POESÍA?

Desde la escuela primaria hay que enseñarle a los niños a leer y vivir las poesías y las escrituras artísticas; luego, en la secundaria, debe haber profesores de español rígidos, pero amigables, dejando que ellos caminen a través de la lectura. Durante mi experiencia como profesora, formábamos grupos para fomentar la lectura. Mis alumnos nunca se quejaban porque comprendieron tan bien el idioma; cuando leíamos ‘El Quijote de la Mancha', los hacía leer cada capítulo y desmenuzarlo con palabras y sentimiento. Pero hoy en día se ha perdido parte del método y la didáctica de este tipo de enseñanza.

¿QUÉ POEMA DE SU REPERTORIO DEDICARÍA A LA GENERACIÓN ACTUAL?

Una ‘Rosada Estrella en la Vendimia', que fue la primera obra poética premiada en el Concurso Ricardo Miró y tiene mucha fuerza espiritual.

¿ANHELOS QUE GUARDA EN EL ALMA?

Estar sana; ya tengo 93 años y si padece mi cuerpo, también sufre mi espíritu. Si mi alma está llena de aspiraciones, mi cuerpo puede que resista. También deseo recopilar todo lo que ahora está suelto para escribir otro libro.

¿CÓMO LOGRAR EL EQUILIBRIO ENTRE EL DESARROLLO DE UNA PASIÓN, SER ESPOSA Y MADRE?

Es bastante difícil; en mi caso conté con el apoyo de mi esposo y él apreciaba lo que yo hacía. Al principio, él no sabía que yo era poetisa. Cuando recibí la noticia vía telefónica de que había ganado el segundo premio en el Concurso Ricardo Miró, grité ‘¡Carlos Iván, me gané el premio!' y mis hijos y él me alzaron y me llevaron felices hasta la habitación; en ese momento, él se dio cuenta de que estaba escribiendo.

¿CÓMO LE GUSTARÍA SER RECORDADA EN PANAMÁ?

Me gustaría que me recordaran por mis libros y por mi actitud como profesora de español. Muchos de los alumnos con los que me encuentro me tratan con mucho cariño, me quieren y dicen que lo que aprendieron conmigo fue definitivo, lo que quiere decir que sí les di enseñanzas y amor, eso es lo importante.