La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Cultura

Paisajes, senderismo y cabalgatas en Torio

Para acceder a esta comunidad, debes entrar por Atalaya que está justo antes de Santiago, capital de Veraguas, viniendo desde la ciudad de Panamá

Torio es un proyecto de bienes raíces de más de 600 hectáreas, de tres noruegos.Ursula Kiener

Cuando la gente piensa en la península de Azuero, usualmente se remonta a las provincias de Los Santos y Herrera; sin embargo, también hay destinos fascinantes en el lado oeste. Para llegar a Torio debes entrar por Atalaya, que está justo antes de Santiago, capital de Veraguas, viniendo desde la ciudad de Panamá. Atalaya es famoso por tener la procesión más grande de Panamá, con más de 200,000 peregrinos que van a visitar al Jesús Nazareno.

Sigues esta ruta como si fueras para Mariato. Llegamos a Torio en la noche para encontrarnos con Melissa, de Amazilia Life. Ya teníamos hambre, así que fuimos a cenar a Palati Fini Torio, un restaurante manejado por una pareja italiana que se mudó a la zona. Entre pizzas y pastas me cuenta sobre el lugar y me da una agenda de actividades. Sin duda es un destino para los amantes de la naturaleza y los surfistas. ¿Qué hacer en Torio?

Montar caballos

Paisajes, senderismo y cabalgatas en Torio

La mañana siguiente nos encontramos en la Plaza de Torio, que es como el centro del pueblo. Caminamos unos minutos hasta dos ranchos de caballos que trabajan en conjunto. Melissa Carson tiene El Vendaval y Katia Rondot, el Happy Ranch. Pudimos bañar y cepillar a los caballos mientras alistaban los nuestros.

Torio es un proyecto de bienes raíces de más de 600 hectáreas, de tres noruegos. Los senderos que recorres son parte del mismo. Empezamos nuestra caminata por la jungla hasta llegar a un río, uno de los tantos que tuvimos que cruzar. A veces el agua les llegaba hasta la barriga a los caballos.

Fuimos con Katia y su hija, Stella, que son francesas y vivían en Saint-Tropez. Vinieron a un ecolodge llamado Camino del Sol, que es de otro francés de Saint-Tropez y se enamoraron de la zona. Como el hotel es costoso, decidieron mudarse a las cabañas de Ludwig y terminaron comprando una propiedad en su proyecto. Pero antes, ya habían comprado caballos. En total montamos como unas dos horas; hay muchas zonas para galopar, especialmente en la playa de Torio.

A Katia que no le gusta llevar a la playa a personas que no sepan montar. “Panamá es un país de libertad, que los caballos puedan correr en la playa es una imagen de esto”, dice.

Senderismo, cascadas

Luego nos encontramos con Fernanda Weinstein y Or Kafler, que serían nuestros guías en la nueva ruta de senderismo en Torio. Nosotros seríamos conejillos de Indias, ya que nadie, aparte de ellos, había ido por el camino. Cuando fuimos al lugar, Or tenía placas que ponía con un martillo para señalizar la vía. No era un sendero difícil, pero sí había llovido mucho, así que la humedad y el lodo estaban en su máxima expresión. Por no prestar atención, me resbalé y terminé con la nalga llena de lodo que fue imposible sacar de mis jeans.

Vale la pena llegar a la cascada para darte un chapuzón luego de una hora caminando. Si te da pereza recorrer el sendero, también hay un acceso directo desde la calle, pero te vas a perder de toda la biodiversidad de la zona, incluyendo una gran cantidad de hongos y flores.

Comida

Paisajes, senderismo y cabalgatas en Torio

Luego de tanto ejercicio ya teníamos hambre, así que fuimos nuevamente a Torio Plaza. La Cocina de Katie es manejada por Katie Thurgood, que era la chef en el resort de Isla Secas. Prefirió un estilo de vida más tranquilo, así que se mudó a Torio y abrió un restaurante que atiende para desayunos y almuerzos. Todos los días cambia el menú para que sea imposible aburrirse. Si los visitas, prueba sus galletas de chocolate y pan de banano.

Durante la noche, ese restaurante se vuelve La Chantin Torio, que es manejado por el esposo de Melissa, Jean Carlos Mojica. Sirven comida fusión con ingredientes locales. Todo lo cocinan a la parrilla, incluyendo el plato más popular, que es queso asado de Atalaya, maridado en aceite de oliva con romero y servido con tomate cherry y albahaca fresca.

El Jardín de Ray

La albahaca que utilizan en La Chantin viene del jardín de Ray. Puedes visitar este lugar donde hay un letrero con la frase: “Ray's Garden”. Ray nació en Guyana, pero vivió casi toda su vida en Canadá, donde tenía una finca. Se mudó a Torio con su hijo hace tres años. Su hijo tiene un hotel llamado Casa Blanca.

Paisajes, senderismo y cabalgatas en Torio

Le pregunté si ofrece tours de su jardín y me dijo que no, pero el espacio es suficientemente grande y siembra de todo. Vas a encontrar bok choy, espinaca, perejil, arúgula, kale, menta, albahaca, berenjena blanca y negra, tomates, melón ácido y uvas brasileñas.

Además, árboles como limón, fruta china, aguacate, mango y cacao. Sus especies varían desde nativas hasta importadas. Algunos miembros de la comunidad van a comprarle. Recientemente empezó a tener un vivero para vender plantas

Amazilia Life

Ray también es proveedor de Amazilia Life, otro proyecto de Melissa que empezó en 2012 como su tesis para la Universidad Tecnológica de Panamá. Amazilia es el nombre científico de un tipo de colibrí que existe en Panamá. Quería un nombre tropical que no hiciera referencia literal a los jabones. Estos artículos son hechos con leche de cabra con ingredientes nativos de nuestro país. Ella misma tiene 10 cabras en La Colorada que va a mover a Torio. Produce su propia leche, pero cuando no hay suficiente compran a pequeños productores.

Los productos son diversos, dependiendo de qué ingredientes estén disponibles por temporada. Ahora mismo están haciendo jabones de albahaca, menta, eucalipto, cacao de Bocas, avena con miel y coco con citronela.

Casi todos los ingredientes los encuentran en Torio. Va a empezar a hacer tours para que las personas puedan ir a su finca, ordeñar, jugar con las cabras, cosechar las hierbas y elaborar sus propios jabones. Por tratarse de un proceso químico natural, la experiencia solo la pueden tener los adolescentes y adultos. En la ciudad de Panamá se encuentran sus jabones en el Mercadito Biológico, Mercado Urbano de Ciudad del Saber y en hoteles cómo Westin y Gamboa. Además, se hacen pedidos por encomiendas.

Masaje de Carlota

Nuestra última parada del día fue en la casa de Carlota, que es el alma más libre que he conocido.

Su mamá es de Soná y su papá, colombiano. Conoció a su pareja en Bocas del Toro y viajaron por Centro y Sudamérica por cuatro años vendiendo artesanías y surfeando. Empezaron a buscar la ola perfecta y luego encontraron la tierra.

Al preguntarle sobre la ola, me dice que es un secret spot, que solo la conocen ella, su esposo y pocos amigos. “Es un regalo del universo surfear con pocas personas”.

Hace 15 años llegaron a Torio para surfear y sembrar su comida. Los locales no compraban sus artesanías y no había turistas. Iban al mercado de El Valle de Antón a vender, pero no se enfocaron en construir su casa. Empezaron a sembrar y aprendieron de permacultura y la creación de suelo, entre más biodiversidad de plantas, mejor. Tienen comestibles, medicinales, nativas y ornamentales. Nos llevó a recorrer su jardín y nos regaló muchísimas plantas para sembrar.

Su casa es como una casa encantada de duendes. Dice que su esposo, Roberto, fue el creador. Él estudió un poco de arte y la construyeron sin gastar dinero prácticamente. Como tenían tierra, decidieron excavar, y así hicieron las paredes. El techo es una lona reciclada de una camaronera de la zona que tiene encima una liana con flores que la protege del sol y del viento. Los palos que usaron son de la zona y de la playa. Viven con su hija de una forma muy natural, meditando todos los días y comiendo una dieta vegetariana. Como sustento, el esposo hace atrapasueños y ella da masajes. Los surfistas necesitan masajes, así que aprendió mientras viajaba y tiene más de 10 años aplicándolos. Hace masaje holístico, que es la fusión de cuatro técnicas incluyendo reflexología, que trabaja todo el cuerpo desde pies y manos; shiatsu, con puntos de presión sobre los meridianos que son canales de energía que regulan el fluido del cuerpo; masaje sensitivo, que balancea emociones y masaje tántrico, que trabaja sobre las chacras y las glándulas del sistema linfático.

Comunidad

A pesar de ser un pueblo tan chico, Torio atrae a visitantes locales e internacionales. Tiene una vibra increíble y permite que el turista se conecte completamente con la naturaleza. También puedes cruzar a la isla de Cébaco o ir a Malena o Mata Oscura para ver las tortugas anidando y la liberación de los neonatos.

Visita el sitio yodeviajes.com