28 de Nov de 2021

Cultura

Por el derecho a ejercer profesiones sin recriminación

Especialistas hablan sobre como los cargos son desempeñados por hombres y mujeres a la par. También exponen la importancia de orientarse al momento de elegir una carrera

El trabajo representa un tercio de la vida del individuo, lo que tiene un gran peso sobre el desarrollo integral de los sujetos.Shutterstock

Las viejas creencias que se refieren a carreras adecuadas para hombres o las mujeres, poco a poco han quedado atrás, aunque todavía estos pensamientos no se han desvanecido. Hoy es común ver a hombres ejerciendo en campos que antes eran considerados “sólo para mujeres”, ahora también podemos observar a más damas siendo jefes de obras y conductoras de transporte de carga.

Arturo López es bailarín profesional desde hace seis años. Cuenta que desde temprana edad sintió afición por las artes, el ballet y la danza contemporánea “esta es mi verdadera pasión, ni siquiera siento que estoy trabajando”, dice con una sonrisa.

Recuerda que durante su etapa escolar se aplicaba muy bien en materias como matemáticas, biología, química y física; pero al final, él sabía lo que realmente le gustaba: la danza.

Por el derecho a ejercer profesiones sin recriminación

“Al principio mi familia no vio con buenos ojos el hecho de que quería ser bailarín. Mi padre no deseaba que me dedicará a esta profesión, porque para él era poco varonil. Aparte, me decía que mi sueldo no me alcanzaría para llevar una vida cómoda”, comparte.

A pesar de los desafíos que enfrentó en sus inicios, López relata que a medida que pasó el tiempo, las cosas cambiaron para bien. “Los que me vieron crecer en este ámbito se dieron cuenta de mi tenacidad, amor y compromiso por mi carrera, y entonces me apoyaron”. Luego de atravesar una fase ardua de adiestramiento, señala, su perseverancia rindió frutos y esto le llevó a exponer su talento en tierras internacionales.

Factores y vivencias

El momento de escoger la profesión que se desea desempeñar, puede ser una de las etapas más importantes y cruciales para la vida de un adolescente; de acuerdo con el psicólogo, Luis Alberto Ramírez quien expone que el trabajo representa un tercio de la vida del individuo, lo que tiene un gran peso sobre el desarrollo integral de los sujetos.

“Si estamos durante un tercio del día en un lugar que no nos gusta, inevitablemente influirá sobre las otras dos partes del día que es el sueño y el tiempo libre, esto tendrá repercusiones sobre las dinámicas que desarrolle en su tiempo de ocio (relaciones emocionales y familiares)”, asegura.

Al igual que López, Antonio Corella también es bailarín. Desde los 6 años incursionó en el mundo del baile apoyado por su mamá.

“Cuando decidí a los 17 años incursionar como bailarín profesional tuve poco apoyo de mi familia, ya que lo normal en nuestra sociedad, es aspirar a otros tipos de trabajos, pero gracias a Dios he aprendido a sacarle provecho a la danza y he tenido la oportunidad de participar en megaproyectos como el 'Verano del Canal de Panamá', 'JMJ Panamá' y el 'Desfile de Navidad de la Alcaldía de Panamá', entre otros”, cuenta.

“Hoy las visiones y discursos han cambiado, precisamente por la lucha y la adopción de parámetros de igualdad que paulatinamente están siendo asociados a los derechos humanos”,
JOSÉ LASSO,
SOCIÓLOGO

Para Corella su profesión es lo mejor que le ha podido pasar y es importante porque le mantiene con una buena salud física y emocional.

“El mensaje que les doy a los jóvenes es que no tengan miedo a elegir lo que les gusta hacer, sea la profesión que deseen, lo importante es que se sientan bien consigo mismos. Deben trabajar duro y no rendirse al buscar oportunidades para así finalmente ejercer con amor”, expresa el joven bailarín.

En tanto, el psicólogo recomienda a los jóvenes que se encuentran en el proceso de elección de carreras, que lean y pregunten sobre las profesiones. En segundo lugar, que se acerquen a un especialista dentro del centro educativo que les pueda brindar la orientación adecuada.

Antecedentes

Para el sociólogo José Lasso, la historia registra los patrones de comportamiento e ideologías que persisten actualmente “lo que deben hacer, pensar o ser los hombres y las mujeres se encuentra vinculado a los discursos dominantes en las diferentes etapas de la humanidad. Estos episodios son diferenciados por la cultura; dentro de ella se ubican las reglas sociales relacionadas a la religión y posteriormente trasladadas y sostenidas por los sistemas legales”.

“Hoy las visiones y discursos han cambiado, precisamente por la lucha y la adopción de parámetros de igualdad que paulatinamente están siendo asociados a los derechos humanos. De esta manera, se rompen los estereotipos presentes y como consecuencia, los de la historia”, afirma.

Por el derecho a ejercer profesiones sin recriminación

“Hay muchos que se adaptan a los antiguos modelos sociales. Esto trae como consecuencia que puedan pensar erróneamente que las damas y los caballeros deben estudiar y ejercer oficios diferentes. Es decir, nuestras estructuras han reproducido este error. Aún vemos que en algunos colegios, a niños se les enseña talleres de construcción y carpintería, y las niñas educación para el hogar. Reforzando funciones distintas”, indica.

El sociólogo reconoce que a pesar de esto, los cambios y aceptación de nuevos roles más equitativos cada día han ido avanzando y esto trae consigo resultados positivos para la sociedad.