Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Cultura

Científicos panameños desarrollan estudio sobre la aspirina en pacientes de covid-19

Se trata de dos investigaciones que ofrecen una posible solución a los efectos del SARS-CoV-2 y los procesos de coagulación en pacientes con enfermedades pulmonares y cardiovasculares

Esta investigación reporta cambios en la coagulación en pacientes de covid-19, incluyendo trastornos graves en donde las proteínas que controlan la coagulación de la sangre se vuelven hiperactivas.Shutterstock

Desde que la covid-19 fue catalogada como pandemia, la carrera por encontrar un tratamiento eficaz o la cura definitiva del virus se ha intensificado. Una gran variedad de fármacos ha sido puesta a prueba; tal es el caso de la cloroquina y uno de sus derivados, la hidroxicloroquina, así como también el remdesivir y la aspirina.

En ese sentido, a fin de ofrecer una posible solución a aquellos pacientes contagiados con el SARS-CoV-2, científicos del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá (Indicasat-AIP) en conjunto con investigadores de Japón y Estados Unidos realizaron el estudio titulado: 'Bioactividad de la aspirina para la prevención de lesión cardiovascular en pacientes con la covid-19', el cual fue publicado en la revista científica Frontiers in Cardiovascular Medicine.

Este trabajo muestra que la enfermedad causada por el nuevo coronavirus genera importantes afectaciones al sistema cardiovascular, entre ellas la enfermedad trombótica, la cual es un factor crítico de mortalidad que se ha determinado en pacientes con casos severos con la covid-19 y con alguna comorbilidad.

Armando Durant Archibold, investigador en biomedicina del Centro de Biodiversidad y Descubrimiento de Fármacos en Indicasat, detalló a La Estrella de Panamá que con base en los estudios científicos evaluados “hemos determinado que la aspirina (ácido acetil salicílico) es un medicamento con un importante potencial para el tratamiento de pacientes en los estados iniciales de la enfermedad, debido a los mecanismos de acción bioquímica que previenen el desarrollo de trombosis (un coágulo de sangre que se produce en las venas y también en las arterias) y microtrombosis (pequeños trombos o coágulos de sangre en los capilares de varios órganos) en los pacientes afectados con la covid-19”.

Según el investigador, la coagulación es un proceso de regulación en donde la sangre líquida se convierte en un gel para cesar la pérdida desde un vaso sanguíneo dañado, seguido de su autorreparación. Estos coágulos reciben el nombre de trombos, uno de los causantes de un infarto agudo de miocardio o derrames cerebrales.

“Aproximadamente el 30% de los enfermos por la covid-19 en todo el mundo comienza a sufrir o padecer afecciones cardiovasculares, lo que predispone a las personas que se encuentran en estadíos leves y moderados a estadíos severos o críticos e incluso morir, ya que no solo se trata de atender enfermedades pulmonares, sino también las que alteran al corazón y los riñones”, enfatizó Durant.

La enfermedad trombótica produce alteraciones en muchos órganos, principalmente el pulmón y en el sistema cardiovascular “siendo la aspirina un fármaco muy utilizado en medicina con actividad anticoagulante antiviral, reduce la fiebre y posee propiedades antianalgésicas. Por tal razón, un tratamiento en pacientes en etapas tempranas con la covid-19 con aspirina en dosis bajas (81 mg por cinco días) representa una estrategia farmacológica importante para la prevención de la enfermedad viral”, constató el científico de Indicasat.

“Mientras les ofrecen otros medicamentos a los pacientes infectados con la covid-19, si les brindan estas dosis de aspirina durante el proceso de sanación los estás ayudando a proteger daños cardiovasculares y de otras afecciones”, subrayó Durant.

Temístocles Díaz, cardiólogo en el hospital Pacífica Salud y coautor del estudio, añadió que los pacientes afectados con el virus son más vulnerables a padecer trombosis venosa, arterial y microtrombosis, ya que la covid-19 acelera la liberación de citoquinas o citocinas, sustancias que hacen que se forme el denominado 'síndrome de la tormenta de citoquinas' y al mismo tiempo se activen las plaquetas provocando una acumulación de las mismas y la aparición de coágulos o trombos dañando al endotelio (un órgano de gran tamaño cuyo tejido tapiza el interior de las venas y arterias del cuerpo) perjudicando gravemente la salud.

Las lesiones endoteliales y la tormenta de citoquinas afectan la regulación en los mecanismos de coagulación y causan problemas severos. Un factor importante que determina la presencia de estas irregularidades en la coagulación presente en pacientes con la covid-19, son las comorbilidades, y las variaciones étnicas; sobre estas últimas se debe tener en cuenta la vulnerabilidad de los caucásicos, afroamericanos e hispanos antes de llegar a estrategias para manejar las complicaciones en la coagulación identificadas en informes recientes como las principales causas de mortalidad por la covid-19.

“El hecho por el cual nosotros postulamos el rol de la aspirina en la prevención de estos efectos trombóticos juega un papel muy importante. Primero porque hace una inactivación de la ciclooxigenasa 1 (COX) y segundo inhibe el factor 7A que tiene que ver con la catalización de la trombina (una enzima que se encuentra en sangre y que actúa sobre el factor de coagulación conocido como fibrinógeno)”, detalló el médico.

El experto aseguró que basado en los efectos de la trombina, se ha demostrado previamente a través de ensayos clínicos que la aspirina previene la recurrencia de trombolismo venoso en pacientes con la covid-19.

Científicos de Indicasat-AIP en conjunto con investigadores de Japón y Estados Unidos realizaron el estudio titulado: “Bioactividad de la aspirina para la prevención de lesión cardiovascular en pacientes con la covid-19”.Redes sociales

Para que esta investigación sea considerada para ensayos clínicos en el país, el galeno recomendó hacer más estudios, placebos controlados en diferentes hospitales, un hecho que convertiría a estos profesionales de la salud en pioneros en el mundo.

Panamá, a la vanguardia

En otro estudio titulado 'Coagulopatía asociada con la covid-19: perspectivas y estrategias preventivas usando un glucano modificador de respuesta biológica', el cual fue publicado en la revista científica Trombosis Journal, se muestra que los mecanismos para la desregulación inmunitaria producto del SARS-CoV-2 son multifactoriales, es decir, son numerosos los factores que desencadenan la muerte por covid-19.

El científico Armando Durant Archibold aseguró que el glucano modificador se refiere a los suplementos llamados betaglucanos que modifican la respuesta biológica del cuerpo ante el virus SARS-CoV-2, al modular los procesos de coagulación ocurridos gracias al sistema inmunológico.

Este estudio reporta cambios en la coagulación en pacientes con la covid-19, incluyendo trastornos graves en donde las proteínas que controlan la coagulación de la sangre se vuelven hiperactivas y la coagulopatía inducida por un proceso infeccioso altamente inflamatorio produce irregularidades.

También se informa de evidencias que conducen a la formación de coágulos en las venas o tromboembolias y accidentes cerebrovasculares que con la covid-19, se asocian con un mayor riesgo de muerte.

“En el escenario actual, donde no existe un remedio farmacológico definitivo para la prevención o el tratamiento para la covid-19, el suplemento alimenticio de betaglucanos puede ser importante en la disminución del desarrollo de este virus, reduciendo la mortalidad en el contexto de la coagulopatía, manteniendo acciones antiplaquetarias, antioxidantes, anticoagulantes y antitrombóticas directas, lo que respalda sus efectos beneficiosos”.

Además, “por este motivo es que se recomienda la realización de estudios para comprobar su efectividad en pacientes con el virus causado por el SARS-CoV-2”, dijo el científico.

La importancia de ambos estudios radica en el hecho de que presentan suficiente evidencia para proponer investigaciones clínicas acerca de los betaglucanos y el uso de aspirina para la prevención de enfermedades trombóticas en pacientes de covid-19.

“La conclusión a la que llegamos es que no solo hay que darle al paciente algo que combata el virus, sino también algo que proteja al sistema cardiovascular y el daño que se pueda originar en otros órganos del cuerpo, como los pulmones”, remarcó.