09 de Dic de 2022

Cultura

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir

Son 111 obras de artistas consagrados y emergentes de Panamá y otros países. La puja virtual comienza hoy a las 12:30 p.m. y cierra el 26 de septiembre a las 8:00 p.m. Los fondos serán destinados a los programas de la fundación

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
La fundación Oír es Vivir ha atendido a más de 26,000 pacientes de distintas edades en el territorio nacional.Cedida

Desde hoy y hasta el 26 de septiembre se realizará la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir a través del enlace www.32auctions.com/oiresvivir.

En total son 111 obras de artistas consagrados y emergentes de Panamá y otros países. La puja comienza desde este viernes a las 12:30 p.m. y cierra el 26 de septiembre a las 8:00 p.m. Los precios arrancan desde $75 y suman hasta cuatro cifras.

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
Oír es Vivir comenzó su labor hace 13 años.Cedida

La subasta es virtual, pero las obras se exhiben de manera presencial en GAC Motors de calle 50, en horario de 9:00 a.m. a 6:00 p.m. de lunes a viernes, y sábados y domingos de 10:00 a.m. a 2:00 p.m.

En el centro de exhibición cada cuadro tiene un código QR que envía directamente a los visitantes a la página donde hay una reseña del artista y de su obra.

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
En total son 111 obras de artistas consagrados y emergentes de Panamá y otros países.Cedida

“Nos llena de orgullo haber efectuado por cuarta vez nuestra subasta de arte, que por segundo año consecutivo es virtual. Esta actividad demuestra la conexión que hemos hecho con la sociedad, la cual se identifica con la causa de la fundación que es brindar salud auditiva a niños, jóvenes y adultos del país”, comparte Giovanna Troncoso, presidenta de la Fundación Oír es Vivir.

Los fondos recaudados serán destinados para continuar con los programas que lleva a cabo la fundación. “Queremos seguir haciendo exámenes auditivos gratuitos, y darles la posibilidad a las personas de escasos recursos de tener audífonos cuando así lo necesiten”.

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
Los precios arrancan desde $75 y suman hasta cuatro cifras.Astrid Chang

Troncoso es madre de tres hijos y dos de ellos tienen discapacidad auditiva, uno es sordo completo bilateral profundo y su hija es sorda unilateral. “He vivido en carne propia lo que es esta situación y sé lo mucho que se anhela que un hijo pueda oír cuando se nace sin este sentido; por eso hago este trabajo con mucha pasión”.

La Fundación Oír es Vivir lleva 13 años de existencia, y a lo largo del país ha atendido a más de 26,000 pacientes de distintas edades. “Entre el 23% y el 25% de los pacientes que atendemos no pasan la primera prueba del tamizaje auditivo y no la pasan no porque sean sordos, sino porque no tienen salud auditiva. Muchos tienen cera en el oído, objetos o moco acumulado por la otitis. En las áreas comarcales una vez le sacamos a un niño de su canal auditivo un borrador de lápiz, por eso es importante que sigamos llevando adelante esta bandera”.

“Entre el 23% y el 25% de los pacientes que atendemos no pasan la primera prueba del tamizaje auditivo; y no la pasan no porque sean sordos, sino porque no tienen salud auditiva”GIOVANNA TRONCOSO 
PRESIDENTA DE LA FUNDACIÓN OÍR ES VIVIR
Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
La subasta es virtual, pero las obras se exhiben de manera presencial en GAC Motors de calle 50.Astrid Chang

Curaduría

La primera subasta de la Fundación Oír es Vivir fue hace cuatro años. “La fundación decidió tener un espacio en el cual se pudiera dialogar entre el arte de los artistas consagrados del país, los consolidados así como los emergentes”, expresa Reiner Rodríguez, director de Menú Creativo y curador de la subasta.

Se inicia la cuarta subasta de arte de la Fundación Oír es Vivir
La subasta virtual cierra el 26 de septiembre a las 8:00 p.m.Astrid Chang

La selección de las piezas se hizo de acuerdo con la calidad del trabajo, la originalidad y la creatividad de los artistas que estuvieron dispuestos desde el primer momento a colaborar con la fundación.

Dentro de la instalación de la exhibición se muestran varios temas específicos, la primera parada celebra a la mujer como sujeto del arte, donde las obras no solo están hechas por mujeres, sino también por hombres.

“Aquí los artistas cuentan la importancia de la mujer en la cosmogonía, en el sistema de creencias, como madre y en todas las facetas de la vida. Hay dos piezas de grandes maestros con mujeres empolleradas y otro cuadro que retrata a la mujer como símbolo de naturaleza; otra que muestra a guardianas del mar, entre otros”, expone Rodríguez, quien agrega que en la pintura que refleja a las féminas se tiende a imaginar que solo son retratadas por el mismo género, cuando es todo lo contrario.

“Siento que, en estos momentos de la historia, los hombres tienen respeto hacia las mujeres. Hoy se puede apreciar más igualdad”, dice.

En otro espacio se ubican las pinturas que hacen referencia a la naturaleza y son de artistas como Chechel Rivera, Fernando Toledo, Ricaurte Martínez y Gabriela Arosemena, que comparten ese lugar que “invita a disfrutar la imagen del paisaje desde sus ojos” y dependiendo de cada uno le dan un toque “más realista, expresionista, desde la acuarela o desde el acrílico”.

Luego hay otra área que muestra un diálogo entre la figuración y el arte abstracto, ya sea sintético, geométrico y digital. “La idea es presentar cómo el arte abstracto puede ligar con otros temas como el color y algo tan profundo como el mensaje del artista”.

La siguiente pared está dedicada a los artistas que están pautando un camino en la historia del arte panameño.

Posteriormente hay un espacio donde se proyecta el paisaje urbano y el tema de la ciudad desde distintos aspectos. “Aquí se aprecia un recorrido dentro y fuera de la ciudad, no solo de Panamá, sino de otras partes del mundo”.

En el próximo muro se muestran flores y aves. “Aquí se presenta cómo hay un interés en Panamá en torno al significado del ave, incluso hay cuadros que lo manifiestan desde la Flor del Espíritu Santo, otra obra que retrata una orquídea, pero que emula el sistema auditivo de una persona y fue una obra pintada especialmente para el evento y refleja el objetivo de la subasta”.

Otras piezas reflejan el encierro por la crisis pandémica, el vínculo entre la música, la literatura y las artes visuales que celebra al general de Macondo en Cien años de soledad. “Las artes tienen un mensaje y una visión bien elaborada intelectualmente sobre un tema y en este mismo muro también se pueden apreciar cuadros con flores”.

Para cerrar la exhibición cuentan con piezas que muestran distintos paisajes y otros conceptos artísticos.