29 de Nov de 2021

Cultura

Un recorrido por las acciones contra el cambio climático

Desde la ONU hasta diversas organizaciones civiles, la población global ha presentado campañas y actividades en la lucha contra el cambio climático tanto para impulsar la concienciación como para apoyar proyectos preexistentes

Un recorrido por las acciones contra el cambio climático
Un recorrido por las acciones contra el cambio climático

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó su campaña de acciones individuales en pro de la lucha contra el cambio climático, 'Actúa ahora', la cual se dirige al público general con actividades para generar menos huella de carbono y más protección ambiental.

Entre las actividades que impulsa se encuentran: ahorrar energía en casa, conducir el auto menos veces, comer más vegetales que carnes, considerar los desplazamientos móviles, crear menos desperdicios alimenticios, reutilizar, reparar y reciclar; cambiar el tipo de energía en el hogar, utilizar autos eléctricos, realizar compras de alimentos orgánicos y crear conciencia con el entorno.

La campaña presentó la aplicación móvil, AWorld, para impulsar a las personas a registrar sus actividades diarias y sumar su impacto positivo en el ambiente desde sus localidades. Además, los participantes pueden ingresar a jornadas educativas, desafíos grupales, recibir consejos, responder cuestionarios, y aumentar sus conocimientos sobre el cambio climático.

“Para conservar un clima habitable, es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a unas emisiones netas de valor cero para 2050”, apunta la organización en su sitio web oficial, “es necesario que los gobiernos y las empresas adopten medidas audaces, rápidas y de gran alcance. Pero la transición a un mundo con bajas emisiones de carbono también requiere la participación de los ciudadanos, especialmente en las economías avanzadas”.

Un recorrido por las acciones contra el cambio climático
Las estrategias para utilizar energía renovable fueron un foco importante para la nueva campaña de la ONU.ONU

La acción individual también cuenta con una aplicación llamada ChatBot, que sugiere a los usuarios las actividades de impacto positivo que pueden realizar desde sus hogares. Al registrar las acciones personales en el bot, la cuenta global de la ONU aumenta. “Alrededor de dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero están relacionadas con los hogares”, indica la información recolectada por la ONU, “los sectores de la energía, la alimentación y el transporte contribuyen cada uno a un 20 % de las emisiones por estilo de vida”. Actualmente, se han registrado 4 millones 159 mil 459 acciones a través de la aplicación.

Tras la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), la ONU también mostró una iniciativa diferente, esta vez dirigida por un invitado original: un dinosaurio llamado Frankie.

Durante la mayor cumbre climática del mundo, la organización internacional decidió llamar la atención de una forma diferente, haciendo a Frankie el punto focal para llevar el mensaje de la campaña: “No elijan la extinción”, y dar mayor ímpetu a las acciones de los países contra el cambio climático.

Por cada dólar comprometido en la lucha contra la crisis climática se gastan cuatro dólares en subvenciones a los combustibles fósiles, según una nueva investigación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo presentado el pasado 27 de octubre. El estudio añade que estos subsidios “anulan los avances significativos para acabar con el cambio climático” e impulsan la “desigualdad en beneficio a las personas con más recursos”.

Un recorrido por las acciones contra el cambio climático
El dinosaurio Frankie fue el vocero contra el uso de combustible fósil en el COP26 2021.ONU

La página web oficial de la campaña (dontchoosextinction.com) presenta investigaciones que señalan un gasto anual de $423,000 millones en la subvención de combustibles fósiles destinados a los consumidores: el petróleo, la electricidad generada por la quema de otros combustibles fósiles, el gas y el carbón. “Dicha cantidad es cuatro veces superior a la que se pide para ayudar a los países pobres a hacer frente a la crisis climática y podría cubrir el coste de todas las vacunas contra la covid-19 para cada persona en el mundo, o pagar tres veces la cantidad anual necesaria para erradicar la pobreza extrema mundial”, señala el documento.

Sin embargo, el análisis del Programa destaca que estos fondos —pagados por los contribuyentes—, “profundizan la desigualdad e impiden la acción sobre el cambio climático”. El discurso realizado por Frankie a través de un video se centró en dar “un mensaje de esperanza y un llamado de atención”, según destacó la directora del Programa, Anjali Kwatra. “Sí, hay una crisis, tenemos que actuar y tenemos las soluciones, sabemos qué hacer y podemos hacerlo”, anotó.

Acciones globales

“Las autoridades deben tomar medidas urgentes y reconocer a los niños y niñas como agentes de cambio al abordar la crisis climática y ambiental”, VICTORIA WARD, DIRECTORA REGIONAL DE SAVE THE CHILDREN.

Ahora, el mayor reto de los países es mantener el calentamiento previsto a finales de siglo como máximo en 1,5 ºC con respecto a los niveles preindustriales, según se fijó en la COP26 este año.

Un recorrido por las acciones contra el cambio climático
La campaña 'Actúa Ahora' desarrolló una 'app' móvil para registrar actividades individuales en todo el mundo.ONU

En la Conferencia, los países indicaron que los compromisos marcados por los Estados miembros son “largamente insuficientes para combatir la emergencia climática”; además, en los últimos años los países más contaminantes se han comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono en las próximas décadas.

De cara a las interrogantes que presentan los Estados —ya que de cumplir sus promesas los 49 Estados más la Unión Europea (UE) podrían disminuir únicamente 0.5°C del calentamiento global, lo que sería una disminución a 2.2°C a finales de siglo—, la plataforma educativa Ticmas se unió a la oenegé Save The Children y a Chicos.net (plataforma de capacitación juvenil) para crear la campaña '#UnoPuntoCincoGrados', centrada en la educación y promulgación sobre las acciones contra el cambio climático y la realidad que atraviesa el planeta.

Las plataformas poseen influencia en las audiencias jóvenes, lo que utilizan como enganche para educar sobre los aspectos más técnicos de la COP26 en términos sencillos, a través de videojuegos, redes sociales y un sitio web interactivo (unopuntocincogrados.org).

La campaña fue presentada en la COP26 por las organizaciones adjuntas, con el mensaje central de demostrar que “el cambio climático no es un juego” e incluir a los jóvenes en las discusiones sobre soluciones ante esta problemática global.

“Una educación integral debe brindar las herramientas necesarias para que los jóvenes tengan un rol protagónico frente a la emergencia climática”, apuntó en la conferencia la fundadora y CEO de Ticmas, Viviana Zocco. “Es nuestro objetivo y nuestro compromiso acompañarlos en ese camino”.

Ticmas se sumó al Programa de Comunicación y Activismo Digital de Save the Children y la Asociación Civil Chicos.net, que se enfoca en “brindar herramientas comunicacionales a los chicos y chicas de América Latina para que puedan hacer uso comprometido y responsable del ecosistema digital”, según recoge su sitio web oficial.

“La COP 26 es una de las últimas oportunidades para controlar la emergencia climática. Las autoridades deben tomar medidas urgentes y reconocer a los niños y niñas como agentes de cambio al abordar la crisis climática y ambiental respetando y promoviendo su participación significativa en los espacios de toma de decisiones”, enfatizó al medio digital Infobae, Victoria Ward, Directora Regional de Save the Children para América Latina y el Caribe.

Por su parte, 37 científicos de 33 países presentaron en la COP26 la campaña 'OneOceanScience', a favor de las ciencias oceánicas, “esenciales” en la lucha contra la emergencia climática. A través del sitio web (oneoceanscience.com), los científicos expertos tomaron la palabra y explicaron a través de videos cortos la esencialidad de las ciencias oceánicas, cómo están vinculadas con el clima, los océanos y qué soluciones se han aportado para preservar los ecosistemas acuáticos y la sociedad frente a los cambios del clima.

“Las ciencias oceánicas son importantes para comprender el sistema climático y para luchar contra el desarreglo climático”, apuntó en un comunicado de prensa François Houllier, director general del Instituto francés de investigación para la explotación del mar (Ifremer). La campaña cuenta con el apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Plataforma Océano y Clima, que representa a un centenar de organizaciones idóneas en Francia y el extranjero.

La campaña también incluye el nuevo Programa de Investigación Prioritaria Océano-Clima (PRP), codirigido por el CNRS e Ifremer, que tiene como objetivo: “Ampliar y transformar el cuestionamiento científico y la organización de la comunidad científica marina a través de proyectos interdisciplinarios sobre los retos clave de la protección de los océanos”.

“El océano está en el centro de una gran cantidad de desafíos estratégicos. Hoy en día, la investigación sobre el océano está demostrando ser esencial en todo el mundo para la preservación de la Tierra y para nuestro futuro”, apuntó Antoine Petit, director y CEO del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés), “el CNRS se basa en sus recursos de investigación pluridisciplinaria e interdisciplinaria para implementar un enfoque del océano que se basa en la filosofía, el clima, la sociología, el derecho marítimo, la biodiversidad y mucho más. Solo colectivamente haremos la diferencia. Y en lo que respecta al océano, el tiempo se está acabando”.